Entre el petróleo y la Fed: Mercados en rango...

El petróleo y la Reserva Federal han sido los protagonistas de la sesión de hoy, mientras prosigue la ofensiva de las fuerzas de seguridad francesas contra miembros del Estado Islámico en suelo galo.

A lo largo de estas últimas semanas hemos asistido a un nuevo retroceso de la cotización del petróleo desde niveles próximos a los 50 USD/barril, en términos del West Texas Intermediate, hasta el entorno de los 42 USD/barril en que se sitúa actualmente. Una parte de esta caída viene explicada por la apreciación adicional registrada por el dólar recientemente, pero mayoritariamente obedece al persistente exceso de oferta de crudo a nivel global, el mantenimiento de niveles de producción y exportación elevados (aunque no máximos) por parte de Arabia Saudí, y el incremento de los inventarios en Estados Unidos. En este contexto, es importante para el mercado en general, y en especial para el sector petrolero, que la zona de soporte en torno a los 40 USD/barril sea respetada (durante la corrección generalizada de los mercados del mes de agosto llegó a marcarse un mínimo en los 38 USD/barril). Por el momento, en estas últimas sesiones está tratando de definir un suelo en la zona de los 41 USD/barril.

Con relación a la Reserva Federal, estamos a la espera de la publicación hoy a las 20:00 horas de España de las actas de su última reunión del 27 y 28 de octubre. A priori no parece que estas actas vayan a despejar las dudas todavía existentes sobre si la autoridad monetaria estadounidense comenzará a normalizar sus tipos de interés en su próxima reunión del 15 y 16 de diciembre. Como hemos podido comprobar por las declaraciones recientes de algunos de sus miembros, todavía sigue habiendo división de opiniones a este respecto en el seno del comité. En este sentido, el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhard, se mostraba partidario hoy de iniciar este proceso ya en diciembre, ahora que los mercados se muestran más tranquilos. Tal y como venimos comentando, creemos que hay argumentos fundamentales suficientes para justificar ya el que la Reserva Federal comience a subir sus tipos en esta próxima reunión, aplazando el considerar una nueva subida hasta la reunión del 15 y 16 de marzo (no haciendo nada por tanto en la del 26 y 27 de enero).

En este contexto, los mercados se mantienen por el momento atrapados en un rango estrecho a la espera de novedades a nivel fundamental.

Capitalia Familiar

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar