Qué hago con el dinero obtenido de la bajada de los tipos de interés: ¿ahorrar o amortizar?

Este contenido tiene casi 12 años
Las vidas de cientos de hipotecados han dado un vuelco en apenas unos meses. Si en septiembre de 2008 el Euribor rondaba sus máximos históricos y alcanzaba el 5,384%, a cierre de marzo este indicador de referencia para calcular el coste mensual de los préstamos hipotecarios se ha situado en el 1,909%. En números: muchos hogares han pasado de pagar letras de 1.300 euros mensuales (para un préstamo de 200.000 euros a 25 años) a abonar poco más de 600 euros, gracias a la espectacular bajada del índice. Pero la cuestión clave que se plantea ante este nuevo panorama es si interesa ahorrar, a será mejor amortizar capital de la hipoteca. La respuesta depende de las necesidades financieras a corto plazo de cada persona: si la situación es inestable resulta mejor ahorrar, pero cuando se tiene estabilidad laboral puede ser más interesante amortizar anticipadamente parte de la hipoteca.

¿Cuándo interesa ahorrar?



Antes de plantearse si conviene o no amortizar una parte de la hipoteca, hay que realizar una pequeña reflexión sobre la planificación económica y al situación particular de la familia, ya que no es lo mismo un hogar con sueldos fijos y estables que otro en el que sus miembros corren peligro de perder su empleo. En estos momentos uno de los aspectos que debe guiar cualquier decisión financiera en los hogares, es la situación en el trabajo. Quedarse en el paro supone tener que maximizar los recursos de que se dispone, con lo que en esta situación sería mejor contar con liquidez para afrontar el futuro inmediato.

Con las tasas de desempleo en constante aumento es palpable el crecimiento del ahorro de los hogares: a cierre de 2008 se situó en el 13% de su renta disponible, 2,8 puntos más que en 2007. Por tanto, ahora se ahorra más, sobre todo, por el miedo al paro. En cierto modo, muchos españoles tienen una visión previsora y dejan de consumir o consumen menos para cubrirse las espaldas ante la incertidumbre del mañana. Las cifras revelan una notable caída del consumo, que disminuyó un 3,9% en 2008, según datos del INE. La consecuencia es el aumento de la renta disponible bruta de los hogares, que creció un 7% en todo el ejercicio pasado. En concreto, el ahorro generado por los hogares españoles alcanzó los 93.307 millones de euros en 2008.

También puede ser más interesante ahorrar que amortizar para muchas familias que se han visto ahogadas ante la subida de tipos del año pasado, no hay que descartar que en un periodo no muy largo de tiempo el Euribor retome su senda y llegue a niveles similares. Hay que tener en cuenta que si el petróleo vuelve a subir y, se dispara la inflación, la política que seguirá el Banco Central Europeo será aumentar lentamente los tipos de interés. Si se produce el alza en un par de años, este indicador volverá a elevarse al compás de su escalada, por lo que, para prevenir posibles ascensos, es conveniente ahorrar dinero en estos momentos.

¿Cuándo conviene ahorrar ante posibles subidas futuras?



Al elevar la posibilidad de amortizar o no hipoteca, conviene tener en cuenta el perfil particular de cada caso. Si en la situación actual se está ahogado por las deudas y hay cierta posibilidad de quedarse sin empleo, es mejor ahorrar. Por ejemplo, si se ha pasado de pagar una letra de 1.300 euros a abonar unos 650 euros (en una hipoteca media de 200.000 euros a 25 años, teniendo en cuenta que el tipo de interés se ha rebajado desde el 5,8% de hace un año al 2,4%), supuestamente se pueden ahorrar al mes 650 euros (si se mantiene el nivel de vida de cuando se abonaba la cuota más alta). Estos 650 euros de ahorro cada mes abren paso a la oportunidad de ingresar el dinero en una cuenta de alta rentabilidad., de la que se puede disponer del capital en cualquier momento sin penalización alguna. En el mercado pueden encontrarse ofertas a tipos de interés entre el 2,5% y el 4%. En estos momentos de incertidumbre, predomina la búsqueda de opciones de ahorro en liquidez. Los ciudadanos ahora necesitan poder disponer de su dinero cuando quieran, por lo que ahorran en imposiciones y cuentas a la vista. Por lo tanto, el depósito sigue vigente como un buen refugio para quien desee ahorrar de forma conservadora.


Lo lógico es que, según vaya mejorando la economía, se vaya incrementando el apetito por el riesgo en las inversiones. No obstante, alternativas como la Bolsa o los fondos son sólo aptas para ahorradores capaces de asumir riesgos.

¿Cuándo conviene amortizar la hipoteca?



Si se tiene empleo estable, con un sueldo medio o alto, y no hay visos de perderlo, si puede ser una decisión acertada amortizar hipoteca. También es una buena opción para todos los que, incluso con la subida del Euribor, no se vieron ahogados ni tuvieron que readaptar sus costumbres o privarse de nada. En estos casos, la liquidez restante suele ser suficiente y quitarse deudas es una forma de reducir también el pago de intereses. La bajada de los tipos de interés ha favorecido la caída del Euribor pero, también ha reducido la rentabilidad de productos de ahorro como los depósitos o la deuda pública. Ahora es difícil encontrar depósitos a un año a intereses superiores al 2,5%-3%. Por otro lado, hay que tener en cuenta que a las rentabilidades que publicitan las entidades hay que restarles la fiscalidad, que es de un 18% sobre las ganancias.

Los tipos de las imposiciones a plazo son prácticamente los mismos o incluso más bajos que los que deben pagarse con la hipoteca, por lo que sale más rentable quitarse deuda hipotecaria que invertir en un depósito, porque lo que se ganaría con la imposición se gastaría luego en el pago de los intereses que reclama el banco por la hipoteca.

Amortizar la hipoteca es una buena forma de reducir el pago de intereses. En el caso de apostar por esta práctica, las entidades dan la opción de reducir tiempo de pago o cuota mensual. Lo más ventajoso, en el supuesto de que se disponga de liquidez suficiente y la situación financiera sea holgada, es reducir el plazo. De esta forma se consigue el mayor ahorro en el pago de intereses. Si se reduce cuota, al final el tiempo de cobro de intereses se mantiene de forma que el ahorro sería menor.

En algunos casos es la incertidumbre y la desconfianza de los ciudadanos respecto a la situación financiera de bancos y cajas la que desemboca en la decisión de amortizar deuda. En la actualidad, el Fondo de Garantía de Depósitos cubre hasta 100.000 euros por titular y entidad, con lo que uno de los consejos más repetidos por los expertos es diversificar el ahorro entre entidades cuando se supere dicha cantidad. Aunque no se espera ninguna quiebra en el sistema y se confía plenamente en la supervisión del Banco de España. Quienes puedan amortizar parte de la hipoteca hoy, aprovechando el ahorro de las cuotas que se consigue con la rebaja del Euribor, disfrutarán de un futuro más tranquilo.



¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap
¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar