Caída y subida libre de un valor bursátil

Este contenido tiene casi 12 años
Una de las estrategias más sencillas para obtener rentabilidad es la de dejarse llevar por la subida libre de los títulos de una compañía que cotiza en Bolsa. En especial en los periodos alcistas, pero lo cierto es que no es tarea fácil detectar cuándo un valor está en subida libre y diferenciarlo de un repunte o una tendencia alcista sin más. También resulta difícil de detectar, y es una de las tendencias que más daño puede hacer a los ahorros del pequeño inversor, la caída libre, que se da con mayor frecuencia en periodos bajistas de Bolsa y cuyos efectos son demoledores.

Estrategia de inversión



Para poder medir los efectos de ambas figuras: caída y subida libre, un inversor debe saber en qué consisten estas tendencias. Se puede hablar de subida libre cuando los niveles de resistencia se rompen y no hay nuevas referencias debido a que la cotización ha sobrepasado los máximos históricos. En esos momentos no hay ningún obstáculo para que los precios del valor puedan seguir escalando posiciones en su cotización, bien durante un periodo de tiempo prolongando o hasta que dicte la evolución del valor. El efecto puede durar muchas sesiones bursátiles o tener una vida efímera.

En el caso contrario, cuando al bajar se rompen niveles de soporte y se hacen trizas los mínimos históricos, se está en situación de caída libre. Si quiere obtener rentabilidad de estos periodos, y evitar los efectos perniciosos de una caída libre, el pequeño y mediano inversor puede utilizar unas sencillas herramientas:

  • Tener controlados siempre los niveles de resistencia y soporte.

  • A través de las cotizaciones históricas del valor o índice se pueden averiguar fácilmente los máximos y mínimos históricos.


Caída y subida libre de un valor bursátilPara poder beneficiarse de gran parte de una subida hay que deshacer posiciones en el momento en que las revalorizaciones semanales desciendan o sean menos importantes, o cuando el número de títulos contratados sean menos fuerte. Ambas señales indicarían síntomas de agotamiento. Puede que haya puntuales recortes, pero hay que conservar el valor hasta que dé los primeros síntomas de debilidad. en los procesos de caída libre no hay que especular con los activos bajo ninguna consideración, ya que es un movimiento muy peligroso para los intereses de pequeños y medianos inversores que puede llevar a rebajas de precios de hasta un 50%.

¿Cuándo deshacer posiciones en la subida libre?



Uno de los principales problemas del pequeño inversor es cuándo deshacer posiciones (vender) en un proceso de subida libre. Es frecuente que el ahorrador piense que no podrá recoger toda la revalorización del proceso alcista si se produce un cambio de tendencia que haga disminuir sus plusvalías.

No hay ningún método para saber en qué momento es preferible hacer la salida del parqué bursátil, pero es muy aconsejable llevar una anotación semanal de las revalorizaciones y títulos contratados. Cuando su fuerza disminuya durante dos o tres semanas consecutivas, puede significar que la tendencia alcista está perdiendo impulso o ha llegado a su fin, por lo que sería conveniente vender los títulos. Es prácticamente imposible recoger el 100% de una subida, por lo que es preferible deshacer posiciones cuando los gráficos den señal de venta, aunque sea a costa de perder una parte.

¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap
¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar