Este contenido tiene alrededor de 11 años

 

El ojo que ves no es

ojo porque tú lo veas;

es ojo porque te ve.

 

 

En mi soledad

he visto cosas muy claras

que no son verdad.

 

 

(Nuevas canciones - Antonio Machado)

 

En este mundo traidor, nada es verdad o mentira;

todo es según el color del cristal con que se mira.

 

(Humoradas - Ramón de Campoamor)

 

En los artículos anteriores sobre la Acción Humana (I y II) hemos mostrado un modelo de cómo actuamos: continuamente evaluamos la situación, buscando fines que nos permitan mejorarla; los valoramos subjetivamente, elegimos el más importante y trazamos un plan (más o menos explícito) para conseguirlo, para lo que asignamos medios que también valoramos subjetivamente según el valor del fin. Todo esto tiene un coste, subjetivo también ya que es el valor de los fines a los que hemos renunciado y que podíamos conseguir con los mismos medios. Finalmente, el beneficio o pérdida obtenidos serán también subjetivos.

Hasta aquí la Acción Humana. Si bien a partir de este punto se puede derivar toda una Teoría Económica, para nuestro propósito de dar con una serie de herramientas y metodologías de tipo operativo, es decir, que nos resulten prácticas para operar en los mercados, tendremos que hacer “zoom” para poder ver dentro de la Acción Humana y desvelar qué se esconde tras la palabra “subjetivo”, es decir, necesitamos saber no sólo CÓMO actuamos, sino POR QUÉ lo hacemos como lo hacemos. Y eso nos conduce directamente a la Psicología.

Si ha seguido los artículos anteriores, a estas alturas quizá se esté usted preguntando qué demonios tiene que ver todo esto sobre la Acción Humana, fines, medios, valor, coste, etc… con el trading. No se preocupe. Vayamos directamente al trading.

¿Qué entiende la mayoría de la gente por “hacer trading”? Algo parecido a esto: “Me siento, estudio el mercado (por el método que sea; Análisis Fundamental o Técnico, por ejemplo), decido qué operaciones realizar, las hago y, si todo va bien, gano dinero; es decir, hacer tradinges operar el mercado para ganar dinero”.

Pues bien, lo que le voy a decirle ahora es muy importante: el párrafo anterior no es cierto. Hacer trading no es “operar el mercado”.

¿Quiere usted saber qué es lo que realmente operamos cuando hacemos trading?

Lo que realmente operamos es “esto”:

 

 

 

¿Sorprendido? ¿Confuso? En los siguientes artículos iremos tratando cada uno de los componentes del esquema anterior.

 

 

Artículo propiedad de NIVEL4 Learning Trading Systems, S.L.

 

PS. Decididamente el diseño gráfico no es lo nuestro. Le pedimos disculpas por la baja “calidad artística” del esquema de arriba, qué se le va a hacer… Sin embargo, confiamos en que será suficiente para explicar el verdadero escenario donde se desarrolla el trading.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar