La montaña rusa emocional de invertir por cuenta propia

13

Una de las cuestiones que menos se tocan cuando se habla del trading o la gestión de posiciones en mercado, es el aspecto puramente emocional de aquel que toma las decisiones.

¿Qué es lo que ocurre en la mente de aquellos que operamos?

Nos sumergimos en un proceso dinámico de sensaciones cambiantes, y pasamos de la felicidad a la frustración en espacios cortos de tiempo. El resultado de las decisiones que tomamos, es decir, el beneficio o pérdida de nuestras posiciones, representa un porcentaje muy alto de cómo nos sentimos en cada momento. Cuando llevamos una buena racha, se nos ve en la cara lo satisfechos que nos sentimos, estamos exultantes, somos unos “genios”. Por el contrario, cuando pasamos la racha mala, se nos ve cabizbajos, irascibles o desilusionados, y también se percibe con facilidad. Estos procesos psicológicos van acompañados de una serie de reacciones químicas que se producen en nuestro organismo de manera involuntaria y que por tanto escapan a nuestro control.

¿Pero qué ocurre cuando la racha no es ni claramente mala ni buena?

Lo normal es pensar que entonces estamos relajados, en una posición emocional neutra, "descansando". Pero normalmente no es así. Todavía recuerdo días en que pasaba más de doce horas mirando el mercado donde la apertura, (8 de la mañana) empezaba siendo claramente a favor de mis posiciones, pero no lo suficiente para alcanzar los objetivos que tenía previstos para cerrarlas. Luego con la publicación de los datos europeos, (11 o 12 de la mañana), las cosas se torcían, y todo el beneficio acumulado durante las primeras horas de mercado se tornaba en pérdidas. A la hora de la comida, (14:30), se publicaban parte de los datos macroeconómicos en USA, y por suerte me beneficiaban, así que volvía a vivir un momento feliz, al ver como mi cuenta de resultados salía de los números rojos y volvía al terreno de los beneficios. Sin embargo, con la apertura del mercado americano, y los datos de las cuatro de la tarde, los mercados perdían fuelle, y finalmente volvía a perder lo que ganaba. Para cuando era hora de irme a casa, habían trascurrido 12 horas, con un resultado igual a cero, pero con un desgaste emocional enorme.

¿Qué es lo que produce tanto desgaste?

Que te estás examinando todos los días en tiempo real. Cada decisión que tomas, puede salir bien o mal. Y el mercado te pone a prueba en cada una de las compras y ventas que haces. Cada vez que abres una posición tienes que demostrar hasta qué punto son validos los argumentos que te han llevado a tomar dicha decisión:

  • Cuando estés a pérdida tu confianza se pondrá a prueba.
  • Cuando una posición alcance el límite máximo de pérdida que te habías planteado, es decir, tu “stop loss”, se pondrá a prueba tu disciplina para cerrar la operación.
  • Cuando la decisión haya sido acertada, y estés ganando dinero, la avaricia te hará plantearte porque no pusiste más importe en esta ocasión, y lo que pondrás a prueba será tu gestión del volumen por estrategia.
  • Cuando la operación vaya bien y se acerque mucho al nivel que te habías planteado para tomar beneficios, pero no llegue, y posteriormente se dé la vuelta, volviendo una vez más al punto de inicio, pondrás a prueba tu capacidad para marcar bien los objetivos de tus operaciones.
  • Incluso cuando la operación salga bien, y obtengas beneficio, si el mercado sigue avanzando, y hubieras podido ganar el doble, pondrás a prueba tu criterio a la hora de decidir el mejor sitio para cerrar las estrategias.

Análisis dinámico de los sentimientos cuando operamos                                                       Grafico: Analisis dinámico de los setimientos cuando operamos

Siempre te estarás examinando. Da igual cuanto sepas, o el tiempo que lleves haciéndolo, cada día es un nuevo examen que debes aprobar.  Si te gusta este tipo de trabajo, encontrarás en esta actividad un mundo apasionante, que puede reportarte grandes dosis de emoción, y con el tiempo y la práctica, una fuente de ingresos adicional. Si por el contrario no soportas la presión, por mucho que te guste esta actividad, será muy difícil que puedas hacer de ella tu profesión.

  1. en respuesta a Mako4
    #13
    26/11/13 09:02

    Es una buena pregunta. En primer lugar, la gran mayoría de los profesionales invierten por cuenta ajena, es decir, invierten el dinero de otros, y si lo hacen bien se llevan un salario extra (el famoso "bonus"). Digamos que su riesgo es "bajo". Solo en determinados fondos, (la mayoria de los "hedge funds"), los gestores tienen parte de su patrimonio invertido en su propio fondo, de modo que gestionan no solo el dinero de los clientes sino tambien el suyo propio. El primer grupo tiene un desgaste emocional, porque la actividad es la misma, pero no es comparable al que sufre aquel que se esta jugando su propio dinero (como los particulares que invierten).

    Por otro lado, los profesionales no son una garantía, ya que los hay buenos y malos. No porque sea un profesional lo va a hacer bien. Basta con mirar las estadísticas históricas de rendimiento para ver que es así.

    Respecto a los particulares, yo si recomiendo que si les gusta invertir lo hagan, pero que aprendan ciertas metodologías para que puedan tener alguna oportunidad de exito. Y que no se engañen, una cosa es hacerlo a tiempo parcial, dedicando unas horas a la semana, con el fin de tener una opinión propia respecto a lo que quieren hacer, y con suerte disfrutando de determinadas decisiones acertadas de inversión, y otra cosa distinta, es dedicarte a tiempo completo e intentar vivir de ello como exclusiva fuente de ingresos.Esto último lo conseguirá solo una minoría.

    Gracias y un saludo.

  2. #12
    25/11/13 22:44

    Entonces,entiendo que recomiendas invertir mejor a través de un profesional que se supone que deja al margen las emociones, pero solo para el individuo que no sea capaz de controlarlas.

  3. #11
    23/11/13 21:20

    Creo que es un signo de madurez el no permitir que el dinero mande en tus emociones (bueno, ni el dinero ni nada).
    Cuesta tiempo y mucha literatura (filosofía, psicología) pero al final acabas asumiendo que no eres mejor persona por ganar, ni eres peor persona por perder.

    Ya lo decía séneca: "La riqueza es la esclava del hombre sabio y la dueña del tonto"

  4. en respuesta a Pablo Gil
    #10
    23/11/13 16:45

    Efectivamente Pablo;
    Las emociones lo abarcan todo , el tiempo lo aguanta todo , pero no siempre la cartera sale bien parada.
    No nos queda más remedio que construir carteras atemporales con permiso de las emociones y con la inestimable ayuda del tiempo.
    Pero el camino inversor, bien merece un esfuerzo.

  5. #9
    23/11/13 13:45

    Muy buen post.Queremos beneficios inmediatos,por que buscamos placeres inmediatos.Necesitamos sentir ganar y evitamos las sensaciones de perdidas.
    Buscamos una riqueza inmediata alentados por una publicidad engañosa y no queremos aceptar que la invesión es un trabajo duro.
    Nos pasamos el día buscando estrategias nuevas que solo representan el 20% de nuestros posibles exitos y no nos sirven para ganar dinero de forma constante.
    Como bien dices,tenemos que ir poco a poco y saber el porque tenemos ganancias o perdidas y no centrarnos exclusivamente en los resultados.
    Disciplina-trabajo duro- deseos profundos es igual a independencia financiera y libertad laboral.
    Saludos.

  6. en respuesta a Eguzkialde
    #8
    23/11/13 13:11

    Lo que dices es verdad, el "timing" o la fracción de tiempo en la que uno invierte es una decisión crucial. Pero no banalicemos las cosas. Yo llevo más de 25 años gestionando a nivel profesional, y me he hartado de escuchar el concepto de que la bolsa paga cuando se invierte a medio-largo plazo. No es cierto, depende de donde se entre, cuando se haga, y que activo se compre. El inversor japones que invirtió en el Nikkei 225 su plan de pensiones durante la decada de los 90, todavía esta perdiendo dinero, no ganándolo. El inversor europeo que compro el Eurostoxx600 (indice representativo de toda Europa, (y de compañias grandes, medianas y pequeñas), entre 1999 y 2000, (al calor de la burbuja ".com", todavía esta a pérdida, y han pasado 15 años.

    Por tanto, el hecho de invertir a largo plazo no es una solución infalible. Además, uno no sabe normalmente la necesidad que va a tener a medio y largo plazo de su capital. Pueden surgir situaciones inesperadas que nos obliguen a rescatar nuestro dinero cuando no lo teniamos previsto, y no en el momento más adecuado.

    Por ultimo, dada mi profesión, he visto a muchos particulares, amigos,conocidos,clientes, que teniendo una mentalidad de largo plazo, cuando han llegado las situaciones realmente complejas de las crisis, como la que sufrimos hace escasos años, y cuyos efectos aun padecemos, querían cerrar sus posiciones porque los argumentos de fondo, (de largo plazo), ya no les parecian tan sólidos. Les entró miedo, y algunos cometieron el error de vender en momentos de mercado adversos, a precios muy bajos.

    Al menos lo que yo he visto a lo largo de mi experiencia, es que la psicología impacta siempre al inversor, y lo que cambia es el grado del impacto. Depende del tamaño de tu inversión respecto a tu patrimonio total, de tu perfil respecto al riesgo, y de la diversificación de tu cartera entre los distintos activos.

    Gracias
    Un saludo.

  7. en respuesta a Obis Maxi
    #7
    23/11/13 12:55

    Me refiero a la gente que prefiere tomar sus propias decisiones de inversion. Por ejemplo, cuando quieren decidir por si mismos que peso debe tener su fondo mixto o plan de pensiones, entre bonos y renta variable (bolsa): un 50% en bonos y 50% en renta variable (bolsa) o un 80%-20%, etc.

    Hay otro tipo de gente que les gusta mover su dinero de modo más agresivo, más a corto plazo, y el concepto del que he hablado antes les aplica mucho más directamente.

    Gracias.
    Un saludo

  8. en respuesta a crazygirona
    #6
    23/11/13 12:55

    Muy amable.
    Un saludo

  9. #5
    23/11/13 11:43

    Siempre estará en nuestras manos cambiar la fracción de tiempo.

    Podemos pasar de la montaña rusa y del nanosegundo a una balsa de aceite y optar por hacer las cuentas cada 10 años.Mirar cada mes una vez , hacer un cierre anual y rendir cuentas una vez cada década.

    ¿Y porqué no?

    ¿Porqué pudiendo ganar casi siempre , nos conformamos con ganar de vez en cuando , recoger migajas , lo que sobre al mercado , padeciendo un sufrimiento insufrible en la mayoría de las veces?

    Yo me he animado para invertir con criterio propio , pero he pasado del nanosegundo a la década como fracción de tiempo para valorar integramente mi cartera , pero como siempre mirando de reojo cada mes
    y dejando constancia cada año de lo que hago y deshago.

    El reloj es un invento genial y será rentable , pero cronometrar las inversiones no tiene porque ser rentable ni sostenible.

    Hagamos las cosas; fáciles y dejemos lo difícil para mañana.....

  10. en respuesta a Pablo Gil
    #4
    23/11/13 11:24

    Felicidades`por tu post. Te sigo en XTB con tus seminarios.... y me gusta mucho como realizas tus intervenciones. muchas gracias.

  11. #3
    22/11/13 19:26

    Que quiere decir con invertir por cuenta propia , que es mejor estar apuntado a una sala de trading , etc ..

  12. en respuesta a luisgomez
    #2
    22/11/13 14:21

    Gracias. Lo que creo es que a veces no nos tomamos el tiempo necesario para analizar los aciertos, y sobretodo, los fallos que cometemos. Por eso solemos tropezar tantas veces con la misma piedra. El factor psicológico puede hacer de un buen analista un mal trader. Por usar un ejemplo de otro ámbito, piensa en Rafa Nadal. Es un fenómeno, un número uno. ¿Pero realmente juega tanto mejor que otros profesionales? En mi humilde opinión, una parte muy importante de lo que lo difencia del resto, reside en su control psicológico de las situaciones adversas, esa capacidad de sobreponerse a las rachas malas, y también a evitar relajarse cuando le va bien. Un saludo

  13. #1
    22/11/13 14:14

    Muy buen post!Me ha gustado mucho!
    ¿Crees que muchas veces tomamos decisiones erróneas en el mundo de la Bolsa debido a un cansancio psicológico?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar