4

Se está haciendo demagogia con temas sociales básicos, de interés capital, esto creo yo. Tales son la sanidad, la educación pública y las pensiones. Las dos primeras tienen sus competencias transferidas a las CC.AA. Ambas son materias que requieren de una inversión pública importante. Ambas deben de seguir siendo eficientes y eficaces. Ambas deben de llegar a todos los ciudadanos, con independencia de su capacidad económica.

Pero mantener la universalidad y el alcance de ambas, no implica abandonar la búsqueda de fórmulas o soluciones que mejoren su financiación. Fórmulas que permitan la viabilidad y eficacia futura de las mismas, tal y como las conocemos. Y esas fórmulas son sencillas y fáciles de aplicar, si de verdad hay sinceridad, interés y un sentido práctico en su aplicación. El colaborar cada uno, en la medida de sus posibilidades, al sostenimiento de estos servicios, no implicaría nada más que redistribuir de forma mejor los esfuerzos, para que todos podamos seguir gozando de una sanidad y una educación de calidad.

Para ello, mi propuesta es crear unas tasas en función de la renta disponible y de la situación personal de cada uno. Me explico:En primer lugar, ambas materias no pueden costar lo mismo al que tiene mil euros al mes que al que tiene diez mil. Es injusto e in-solidario. Si, ya sé que con los impuestos directos e indirectos ya se ha hecho un primer esfuerzo de contribución diferenciada. Pero también hay que ver quien le da más o menos uso y mejor aprovechamiento. Y aquí está la segunda cuestión. Si exceptuamos enfermedades crónicas y graves, niños y personas de avanzada edad, que deberían de ser siempre asistidas tal y como lo son ahora, el cuidado de la salud común si debería de ser objeto de una tasa por uso del servicio- atención primaria, especialista o intervención quirúrgica-.

Lo mismo respecto de la educación. Hay quién aprovecha el tiempo, aprende y aprueba. Y quién no lo aprovecha, no aprende y suspende. Evidentemente tampoco es justa esta situación. Por lo que igualmente se debería de introducir una tasa diferencial en función del aprovechamiento adecuado o no del servicio. Todo siempre, con criterios de proporcionalidad con la renta disponible, la situación personal y el adecuado uso de los servicios.
El sostenimiento del sistema y su viabilidad futura depende de ello. Lo contrario hará insostenible el mismo y sus consecuencias serían peores e irreversibles.

Por último el tema de las pensiones, que requiere ya de una solución inmediata y consecuente con la coyuntura, que se debe de afrontar sin mayor dilación, dado el enorme peso que tiene en el gasto social del Estado. Los tiempos han cambiado y debemos de adaptarnos a ellos con perspectivas de futuro. Hay que legislar para obligar a crear un sistema privado adicional de pensión desde los primeros andares laborales. La cantidad aportada hoy en día, teniendo en cuenta la esperanza de vida y la etapa laboral, no permite pagar las cantidades que se pagan. Lo contrario es cerrar los ojos a la realidad, hacer demagogia, no decir la verdad y crear una burbuja que el día que explote, tendrá consecuencias imprevisibles.

El Estado del Bienestar, no significa negar la aritmética y la realidad social.
  1. en respuesta a Arkaitxu
    #6
    27/09/11 21:02

    Como tu dices al final, lo importante es buscar soluciones y que estas sean las mejores. Hay muchos "cabezaspensantes" en nómina, que su trabajo es encontrarlas y ponerlas en práctica.
    Lo que si estamos de acuerdo, es que así no se puede seguir mucho tiempo.
    Saludos

  2. en respuesta a Adan esmit
    #5
    27/09/11 20:02

    Hola,

    En educación espero que se mejore tanto, que la palabra fracaso escolar sea anecdotico y así no tengamos que debatir si premiar, castigar a los alumnos o padres... Algo parecido al modelo Finlandes que tanto suena ahora y parece que da muy buenos resultados. Necesitaremos unas cuantas generaciones y trabajo duro para conseguirlo.

    Las pensiones, eso si que es complicado. ¿Un plan de ahorros? la idea no es mala, el problema es cómo se gestiona ese ahorro. ¿A interés fijo? la inflación nos comería los ahorros, ¿deuda de países? dudas, ¿fondos de inversión? no tienen buena pinta, seguro que hay mas opciones pero no es fácil elegir, solo hay que ver la cantidad de gente que intenta ganar dos perras con sus ahorros (en bolsa, fondos, materias...) y el resultado...

    Yo pondría una jubilación única, todos cobrarían lo mismo después de jubilarse, con algún incentivo por hijos, movilidad...etc. El que ha tenido la suerte de ganar mas dinero, ha podido disfrutar de mas caprichos materiales y también es el que ha podido ahorrar. Por lo que yo garantizaría una jubilación "digna" a todos y los ahorradores tendrían su extra, para eso han ahorrado. Habrá años que se tendrá que poner dinero para completar esa jubilación, años de crisis, y años que sobre dinero y ese sobrante se emplee en i+d, educación, infraestructuras, en ahorro para épocas malas...

    Lo que tenemos ahora puede parecer un esquema Ponzi, pero no lo es tanto, ya que la gente trabaja mas años que los que esta jubilado, por lo que mete mas dinero del que saca (aun no destinando mucho al ahorrado) y por desgracia no todos llegamos a la jubilación, por lo que esos aportan y no sacan. Yo creo que de momento hay margen y se puede mejorar y hay que mejorarlo. Solo necesitamos una idea brillante, otra visión.

    Se agradecen este tipo de entradas y comentarios con ideas para mejorar las cosas.
    Un saludo,

  3. en respuesta a Arkaitxu
    #3
    27/09/11 18:45

    Gracias por tu comentario.
    En el tema de la Sanidad, totalmente de acuerdo. Si, hay que sensibilizarse más en cuanto a la idoneidad o no de ir al médico.
    En la educación, también. Pero el padre, la madre o ambos, sí tienen que aportar más si su hijo no aprovecha. (Yo estaría en este caso con dos de cuatro)
    Y de las pensiones, yo lo que propongo es dedicar desde el comienzo de la vida laboral, por obligación, una cantidad determinada en un plan de ahorro, no especulativo, a ser posible gestionado por un organismo público creado al efecto- no bancos y menos cajas-
    Saludos

  4. #2
    27/09/11 13:24

    Hola,

    Yo metería unos matices.
    * Sanidad:
    -Prevención, una cosa de la que hablan todos, mejor prevenir que lamentar. Hay que hacer campañas y educar a la gente en los buenos hábitos, se reducen muchas enfermedades...
    -El problema de las tasas e ir al medico solo cuando sea necesario es incompatible con el: mejor ir al medico antes de que sea tarde. Hay también entra el sentido común, volvemos a la educación y la campañas. Al final ni ir al medico por cualquier cosa ni ir cuando estas medio muerto y el curarte sea imposible.

    *Educación:
    -Lo de la tasa que comentas, vía becas o lo que sea esta bien a partir de una edad, de esa que se considera a un individuo lo suficientemente maduro, universidad...etc. A un estudiante de bachiller no le puedo responsabilizar de esos fracasos.

    *Pensiones:
    -No creo que el problema te lo resuelva el sistema privado, ¿que puede hacer que no pueda hacer el publico?

    Arkaitz

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar