5
Este contenido tiene alrededor de 10 años
El titulo responde a una pregunta que me hago desde hace tiempo. Casi ocho años. En este tiempo nunca le he oído ni escuchado una propuesta o decisión concreta, inteligible y clara.
En un principio, su designación como sucesor elegido me causó sorpresa. Entre Rato, Cascos, Mayor Oreja e incluso Acebes, el que menos daba el perfil de sucesor para mí era Rajoy. Le veía sin carisma, un buen funcionario, pero sin carisma ni condiciones de líder. El tiempo, no tardó en darme la razón. Al poco, le plantaron Zaplana y Acebes, representantes de la línea dura y leal anterior. Sin pasar mucho tiempo, dos de los líderes de su partido le echaron otro pulso en forma de contienda personal –Gallardón y Aguirre, rivalizaron y cuestionaron su liderazgo- que se saldó con un congreso extraordinario, en el que su mentor le hizo un gran desaire con los medios presentes. Posteriormente estalló el caso Gürtel, curiosamente denunciado por alguien de dentro, que le puso otra vez al pie de los caballos. Dimisiones y ceses de personas muy relevantes del partido, no pudieron hacer mella en él. Tampoco el procesamiento de Jaume Matas o el plante de María San Gil u Ortega Lara, icono de la lucha antiterrorista, o de Álvarez Cascos, compañero de gobierno. Recientemente, la dimisión del presidente de la Generalitat valenciana, ha sido la gota que colmaría el vaso. Pero nones.
Su página web, Rajoy en acción, tiene poca actividad y escasos comentarios. No está muy abierta a las preguntas y menos a las críticas.
Su curriculum como candidato arroja ya dos derrotas y se presenta una tercera vez. Esta, avalado por un buen resultado de las últimas elecciones locales y autonómicas, que junto con las encuestas, le dan como seguro vencedor. Más por circunstancias y errores ajenos que por méritos propios. ¿A la tercera va la vencida o no hay dos sin tres? He aquí el dilema.
Concluyendo, con todo lo pasado y ocurrido, sigue ahí. Casi ocho años de desvelos, sinsabores y pocas alegrías. Haciendo una oposición gris y en ocasiones desleal. Apoyado por y en Arenas, de Cospedal, Santamaria y Pons, está a punto de vestirse con el “maillot” de presidente del gobierno, si un “milagro económico” no lo impide.
Una cosa no se le puede discutir, el manejo de los tiempos.
Pero yo me sigo preguntando ¿y Rajoy, qué dice?
  1. en respuesta a Adan esmit
    -
    #5
    26/07/11 19:04

    Paro, vivienda, sueldos, beneficios empresariales, precios,déficit y un sin fin de cosas más que has expuesto si el Gobierno Socialista ha sido incapaz de solucionarlo. Ahora ya se empiezan a barajar quien puede ser el sustituto para solucionar tal graves problemas. "Primero tienes que averiguar cuantos enemigos tiene Zapatero" y ten por seguro que tiene el gran apetito de culpar al inocente y salvar al culpable.
    "Tenemos que volver a ser rojos", decía una representante socialista que, al parecer, se había quedado dormida en la playa a pleno sol" estaba más roja, que un cancrejo.
    Puedes tener la opinión como los suyos que no lo admiten, Rajoy ha salido elegido de entre los suyos, ahora solo falta que los españoles lo elijan también en las urnas.
    Un saludo

  2. en respuesta a Franz
    -
    #4
    26/07/11 18:29

    No se trata de ser rojos o azules, se trata de ser consecuentes y prácticos. Zapatero lo ha hecho mal, no lo dudo, no ha sabido gobernar y ahora al final "in extremis" ha querido hacer algo, pero ya era tarde. En cuanto a Rajoy, me reitero, le veo mucha capacidad pero creo no le quieren ni los suyos y eso no es bueno. España necesita ahora un gobierno fuerte que gobierne, no pensando en agradar a los poderosos, si no en arreglar todos los desequilibrios existentes: Paro, vivienda, sueldos, beneficios empresariales, precios, déficit, deuda pública, corrupción, fraude fiscal, economía sumergida, etc. Un gobierno que racionalice y ordene el empleo público, que regule y reforme adecuadamente el mercado privado laboral, que haga asequible la vivienda con medidas innovadoras (las hay: p.ej. el “renting” a 10-15 años), que fiscalice adecuadamente a las empresas y vigile sus actividades (no todas lícitas), que establezca un política salarial que no haga perder poder adquisitivo a los trabajadores, etc, etc, etc.
    Un saludo

  3. #3
    26/07/11 16:38

    Ácaso tenemos que volver a ser rojos y decir como cometan todos los Ministros del PSOE con orgullo que Zapatero ha salvado a España y seguramente su Presidente con muchos elogios con vuestra ayuda no me había sido posible.
    En el caso que Rajoy fuera elegido, al cual muchos de los que hoy dicen que Rajoy es blando, que no decide, que no tiene carisma, dirán que tiene una templanza sin precedentes que como el mismísimo Salomón, que cura las enfermedades incluso con sus silencios.
    Hay una gran diferencia que no es nimia; el de Nazaret purgaba los pecados de todos los hombres y el de León está pagando los suyos propios.
    Un saludo

  4. en respuesta a Socito
    -
    #2
    25/07/11 19:46

    ¡Gracias socito! Lo verdaderamente triste es que no haya nadie capaz de arreglar esto. Si Dios no lo remedia, estamos perdidos de momento.

  5. #1
    25/07/11 19:13

    Enhorabuena! has resumido en unos párrafos el sentir de lo que la mayoría tiene en mente sobre Rajoy, y por extensión, sobre el propio PP.

    Han arrasado en estas pasadas elecciones merced al asqueo infinito que el populacho profesa por esa otra joya, la PSOE. Pero no nos equivoquemos, en aquellas comunidades en las que había una alternativa a la franquicia PP/PSOE los votos han ido a parar a ella.

    Sólo una cosa distingue al PP de la PSOE, para acabar haciendo ambos lo mismo la segunda peca de hipócrita con su disfraz de "obrero", y eso, parece muy mal.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar