2
Este contenido tiene más de 10 años

Tras los últimos acontecimientos en Portugal, parece que la intervención por parte de la Unión Europea es inmediata. El tan temido rescate se va haciendo paso, al igual que ocurriera en Grecia e Irlanda. Hasta el momento estos dos rescates, no han significado nada positivamente tangible ni esperanzador para estos países. Sus tipos de interés de la deuda pública siguen altos, la economía deprimida y sin atisbos de recuperación. Por lo que tenemos que convenir que, más que un rescate se trata de un secuestro, al dejar sin ninguna posibilidad de encontrar “per se” una solución.

Curiosamente, estas intervenciones se producen después de una rebaja del “rating” de su deuda soberana, decidido por esas agencias de calificación que en 2007 daban la máxima calificación a los productos estructurados de las hipotecas subprime, desencadenantes de la crisis económica más grande de los últimos 75 años, que ha propiciado las mayores inyecciones de liquidez, nunca vistas, por parte de los bancos centrales. ¿Dónde ha ido tanto dinero?

Algo pues, está fallando. No han funcionado los dos rescates previos. La liquidez del sistema está en máximos con tipos de interés en mínimos. Y seguimos igual.

Si además observamos la cotización del euro-dólar, esta se encuentra en una figura alcista por encima de los 1,40 dólares por euro, lo cual contradice aún más la teórica debilidad del euro frente al dólar, que llegó a cotizar en 1,19 tras la tormenta de deuda del pasado mes de Mayo. Recuperando un 20%. ¡Sí, un 20%! que se ha apreciado el euro frente al dólar. Y con los índices bursátiles en busca de nuevos máximos.

Tengo que al final concluir que esto del euro ha sido un engaño superlativo, para muchas de las llamadas economías occidentales. Primero, por que supuso un incremento velado de los precios, como nunca se había visto. Segundo, por que no sirve para nada tener una moneda fuerte, cuando a las primeras de cambio te rescatan, hundiéndote más. Y tercero, por que está beneficiando a las economías más fuertes en detrimento de las más débiles.

Lo peor de todo, que nuestra integración ya no tiene marcha atrás.

  1. en respuesta a Incipiente
    -
    #2
    28/03/11 00:57

    El rescate es un préstamo, no un regalo. Los bancos deben dinero, el gobierno pide dinero a los alemanes y los contribuyentes pagan. Como los contribuyentes portugueses o el gobierno no se van a otro planeta, los alemanes no temen prestar el dinero.

  2. #1
    27/03/11 23:00

    yo creo que los paises más débiles estamos siendo usados para que nuestro amigos germanos( sobre todo ) financien su deuda a costa del pánico que hay sobre las nuestras y si para eso hace falta rescates forzados pues se hacen.En cuanto a los de las agencias de calificacion es para nombrarlos ente non grato , la credibilidad es nula.
    saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar