Rankia España
Acceder

Alberto Nicolau

Rankiano desde hace más de 5 años

Consultor y auditor financiero. Licenciado en ADE y Derecho. Máster en Finanzas.

Alberto Nicolau Francés

23
Publicaciones
33
Recomendaciones
2
Seguidores
Posición en Rankia
Posición último año
Resumen
Artículos 9
Comentarios 14
Recomendados 80
Guardados 11
23/07/16 17:13
Ha comentado en el artículo Instrumentos alternativos para rentabilizar nuestros ahorros
Hola, En el caso de las acciones, la ley 35/2006, del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, establece que son deducibles los gastos de administración y depósito de valores negociables, considerando que son aquellos que "tengan por finalidad retribuir la prestación derivada de la realización por cuenta de sus titulares del servicio de depósito de valores representados en forma de títulos o de la administración de valores representados en anotaciones en cuenta". En otras palabras, las comisiones por custodia sí son deducibles, igual que las de compraventa de las acciones. En el caso de las comisiones por cobro de dividendos, creo que se solían cobrar años atrás, aunque hoy en día ya no es muy habitual que las cobren. En mi caso no las tengo, pero entiendo que se pueden deducir sin problema, ya que se incluyen dentro de las comisiones por administración de valores.
ir al comentario
09/05/16 22:57
Ha comentado en el artículo Cómo calcular el Coste Medio Ponderado de Capital (WACC)
Hola. Es cierto que la rentabilidad exigida al capital es algo subjetivo, pero calcularla utilizando el CAPM es la forma más "objetiva" de obtenerlo, ya que la rentabilidad de las Obligaciones a 10 años y la del Ibex 35 son iguales para todos. Quizás lo malo de utilizar este modelo es que hay que hacer más cálculos y resulta un poco más complicado, pero es la única forma en que la rentabilidad del capital será la misma para todos los que estemos analizando una empresa en concreto. El ROE nunca lo he utilizado como tal, siempre lo he utilizado como múltiplo comparable entre empresas, y también es un dato objetivo por la forma de calcularlo. Creo que es un buen dato para tener en cuenta siempre, como rentabilidad exigible al capital, pero como depende directamente de los beneficios obtenidos, puede no resultar viable utilizarlo (por ejemplo, si un año los beneficios caen por cualquier motivo, o si los beneficios son muy irregulares de año en año).
ir al comentario
18/08/15 22:22
Ha comentado en el artículo Hayek nos enseñó que las bases del socialismo son las mismas que las del totalitarismo
Precisamente, lo bueno que tiene el liberalismo es que es el sistema que menos tiene en común con una dictadura o un sistema totalitario. Como se lee en el título del post, Hayek explicó ampliamente en "Camino de Servidumbre" las similitudes entre socialismo y totalitarismo. Ambos sistemas otorgan el poder a unos gobernantes que dicen actuar en beneficio del pueblo, de hecho, otorgan plenos poderes a esos gobernantes. El liberalismo pretende reducir ese poder, otorgándoselo al individuo, dándole la oportunidad de gobernarse, dejando al gobernante un poder mínimo, el justo y necesario.
ir al comentario
18/08/15 16:20
Ha comentado en el artículo Hayek nos enseñó que las bases del socialismo son las mismas que las del totalitarismo
Eso es cierto, y lamentable. Es un problema que vamos arrastrando hace tiempo. 50 universidades públicas y ninguna entre las mejores del mundo. En mi opinión, y según me han transmitido muchas veces profesores de la universidad pública y de la privada, contamos con demasiadas universidades pero de baja calidad. Suelen achacar este problema a dos causas: requisitos académicos para acceder a la universidad muy bajos o nulos, provocando que el nivel del estudiante sea cada vez menor; y actividad académica y de investigación por parte del profesorado inexistente. Es un tema sobre el que me gustaría escribir también.
ir al comentario
18/08/15 08:58
Ha comentado en el artículo Hayek nos enseñó que las bases del socialismo son las mismas que las del totalitarismo
Gracias por los comentarios. Jamás defendería la desaparición de la Universidad pública, puesto que la considero necesaria. Los recortes del gasto público son necesarios, aunque no, ciertamente, en materia de educación. Si alguna vez yo hablara de recortes, me estaría refiriendo a recortar en subvenciones y ayudas públicas a sectores como la industria minera, el transporte ferroviario de alta velocidad, y un sinfín de actividades consideradas "arte y cultura". Ser liberal no significa defender la completa desaparición del sistema educativo público, puesto que es el único, probablemente, capaz de garantizar la universalidad del acceso a la educación. Por tanto, personalmente, nunca defenderé la desaparición de la universidad pública, pero sí la desaparición de muchas subvenciones públicas que financian a costa de todos los derroches de unos pocos. La educación es algo universal.
ir al comentario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar