Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Política monetaria expansiva

La política monetaria expansiva es un tipo de política monetaria, utilizada por los Bancos Centrales para estimular la economía y combatir la recesión. Esta política se basa en aumentar la oferta de dinero en la economía y reducir las tasas de interés para incentivar el gasto y la inversión y, con ello, el crecimiento económico.

En otras palabras, la política monetaria expansiva es una medida de política monetaria que aplican los Bancos Centrales para impulsar la economía cuando esta se encuentra inmersa en una recesión económica. Cuando la autoridad monetaria decide aplicar una política monetaria expansiva, lo hace mediante la inyección de más dinero en la economía y la reducción de las tasas de interés. Con el aumento de la cantidad de dinero disponible y un menor coste a la hora de tomar préstamos, las personas y las empresas cuentan con incentivos para gastar e invertir más, lo que a su vez ayuda a generar actividad económica y, con ello, impulsar el crecimiento económico.

Por lo habitual, la política monetaria expansiva se utiliza en momentos de recesión económica, ya que ayuda a impulsar el crecimiento y reducir el desempleo. Sin embargo, es preciso señalar, también, que esta política puede llevar a un aumento de la inflación y una devaluación de la moneda si se utiliza en exceso. Por lo tanto, los Bancos Centrales deben implementar esta política de manera cuidadosa y equilibrada para evitar consecuencias no deseadas en la economía.

Al otro lado de la balanza encontramos la política opuesta, la política monetaria restrictiva. A diferencia de la política monetaria expansiva, la restrictiva la utilizan los Bancos Centrales cuando la economía sufre inflación y debemos moderar la demanda, o lo que es lo mismo, cuando tratamos de contener la subida de los precios frenando la economía.

En resumen, la política monetaria expansiva es un tipo de política monetaria que utilizamos para dinamizar la economía, estimularla, y sacarla de una situación de recesión económica o estancamiento económico. Con bajadas de tipos de interés y con los programas de compras de activos, se inyecta dinero en la economía y se estimula la demanda.

¿Cuándo debe aplicarse una política monetaria expansiva?


La política monetaria expansiva la aplican los Bancos Centrales generalmente en situaciones económicas en las que se observa una desaceleración de la actividad económica y se busca impulsar la demanda agregada. En particular, se suele utilizar en situaciones de recesión económica, cuando la economía está creciendo por debajo de su potencial y hay una elevada tasa de desempleo.

Asimismo, también se puede aplicar una política monetaria expansiva en situaciones en las que se espera que la inflación se mantenga baja y estable. En este caso, el Banco Central puede reducir las tasas de interés y aumentar la oferta de dinero para incentivar el gasto y la inversión, y así impulsar el crecimiento económico.

Es importante tener en cuenta que la decisión de aplicar una política monetaria expansiva debe basarse en un análisis cuidadoso de la situación económica y de las perspectivas de inflación a largo plazo. Además, la implementación de una política monetaria expansiva debe hacerse con precaución, ya que si se expande demasiado la oferta monetaria, puede despertarse una inflación alta y descontrolarse. 

Por lo tanto, la política monetaria expansiva debe aplicarse de manera prudente, monitorizando constantemente su efectividad y ajustándola según sea necesario para lograr los objetivos que se persiguen.

Efectos de la política monetaria expansiva en la economía


Una política monetaria expansiva aplicada por un Banco Central puede tener diversos efectos en la economía, dependiendo de la magnitud de las medidas adoptadas y de las condiciones específicas del mercado y de la economía. 

En este sentido, veamos algunos de los efectos más comunes de la política monetaria expansiva en la economía:

  • Al bajar las tasas de interés... una política monetaria expansiva puede llevar a una reducción de las tasas de interés, lo que hace que los préstamos sean más accesibles y más baratos para las empresas y los consumidores. Esto puede impulsar el consumo y la inversión, lo que a su vez puede estimular el crecimiento económico.
  • Al aumentar la oferta de crédito... al reducir las tasas de interés y hacer que los préstamos sean más accesibles, una política monetaria expansiva puede aumentar la oferta de crédito en la economía, lo que a su vez puede estimular la inversión y el gasto.
  • Los activos se aprecian... una política monetaria expansiva puede llevar a una apreciación de los precios de los activos, como las acciones o los bienes inmuebles, ya que los inversores buscan alternativas de inversión más rentables ante las bajas tasas de interés.
  • Crece la inflación... si una política monetaria expansiva se implementa en exceso, puede llevar a un aumento en la inflación, especialmente si la economía se encuentra cerca del pleno empleo. El aumento de la demanda puede provocar un aumento de los precios, lo que puede generar una inflación descontrolada.

En general, la política monetaria expansiva se utiliza para estimular la economía, pero debe ser utilizada con precaución para evitar efectos secundarios no deseados, como una inflación alta o la creación de burbujas de activos. Los bancos centrales deben monitorizar constantemente los efectos de las políticas monetarias en la economía y ajustarlas según sea necesario para lograr sus objetivos.

Diferencia entre política monetaria expansiva y política monetaria restrictiva


Como íbamos comentando, dentro de los tipos de política monetaria que pueden aplicarse, principalmente, encontramos dos: la política monetaria expansiva y la política monetaria restrictiva.

Y es que cuando hablamos de política monetaria no hablamos de una actuación repetitiva a lo largo del tiempo. Pues, en función de los objetivos que se persiguen, el ciclo económico, entre otros aspectos, aplicaremos un tipo de política u otra.

En este sentido, podemos distinguir dos tipos de política monetaria que debemos conocer:

  • Política monetaria expansiva: Aquella que tiene como fin estimular la economía y dinamizar el crecimiento económico. Entre las principales actuaciones en la aplicación de este tipo de política, podemos destacar la bajada de tipos de interés que hace más atractivo el crédito y fomenta la demanda.
  • Política monetaria restrictiva: Es aquella que tiene como fin relajar la demanda, pudiendo darse el caso de que se aprecia un crecimiento de los precios y fuera preciso reducir los niveles de inflación. En este caso, hablamos de una práctica inversa a la anterior. La actuación principal que lleva a cabo el banco central en este caso es la de subir los tipos de interés con el fin de relajar la demanda y, de esa manera, contener la escalada de los precios.

Las políticas monetarias expansivas y las palomas monetarias


Dentro de cada uno de los bancos centrales, podemos encontrarnos gobernadores que presentan un tipo de ideología u otra. O, de la misma manera, gobernadores que, por el contexto, se ven en la obligación de aplicar políticas en un mismo sentido que acaban caracterizando su mandato.

A estos gobernadores, los amigos del mercado los denominan, en función del tipo de política monetaria aplicada, "palomas" y "halcones". Dependiendo del tipo de política monetaria adoptada, recibirán un calificativo u otro.

Se denomina «paloma» o «paloma monetaria» a aquel gobernador que apuesta por políticas monetarias más flexibles o expansivas. Mientras que los halcones apuestan por la normalización de la política monetaria y la contención de la inflación.

Con todo, hemos de señalar que muchos gobernadores, dependiendo del contexto, han sido palomas y halcones a lo largo de su mandato. En este sentido, han mostrado una postura u otra, dependiendo del contexto.

Ejemplo de política monetaria expansiva


Un ejemplo de política monetaria expansiva lo encontramos cuando un Banco Central reduce las tasas de interés y aumenta la oferta de dinero en circulación en la economía. Al hacer esto, es decir, al reducir las tasas de interés, se hace más atractivo tomar préstamos para hacer inversiones y comprar bienes, lo que a su vez fomenta el gasto y la inversión. Además, al aumentar la oferta de dinero en la economía, se reduce el coste del dinero y se estimula el crecimiento económico.

Otro ejemplo de política monetaria expansiva lo encontramos cuando un Banco Central prepara un programa de compra de activos, y compra bonos del Gobierno o de empresas, lo que aumenta la cantidad de dinero en circulación y reduce las tasas de interés. Esto, a su vez, incentiva la inversión, fomenta el gasto y ayuda a impulsar el crecimiento económico.

En general, la política monetaria expansiva se utiliza en momentos de recesión económica para estimular la economía, crear empleo y aumentar el gasto y la inversión en la economía. Es importante señalar también que la política monetaria expansiva puede tener efectos secundarios, como un aumento de la inflación o una sobreinversión, que puede generar una burbuja económica, en última instancia. Por ello, los bancos centrales deben utilizar esta herramienta con precaución y evaluar sus efectos constantemente.

¿Buscas un broker para hacer trading? Mira nuestras recomendaciones:

OANDA

Más 25 años de trayectoria

Ver más
XTB

Comisiones 0% en acciones y ETFs

Ver más
ETORO

Depósito mínimo 200€

Ver más
INTERACTIVE BROKERS

Plataforma propia y cuenta demo

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Política monetaria expansiva, Francisco Coll, 15 de febrero del '23, Rankia.com
Definiciones de por letra