Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Acto de comercio

Acto de Comercio es el término jurídico que se utiliza para referirse a todas aquellas actividades realizadas con fines comerciales o mercantiles, incluyendo la compraventa, el transporte, la producción y el suministro de bienes y servicios. Esta categoría de actividades está regulada por las leyes mercantiles y se encuentra sujeta a derechos y obligaciones específicos.

El acto de comercio es un concepto básico en el derecho mercantil. Establece los límites entre lo que se considera una actividad comercial y lo que no. Además, establece los principios generales para regular la actividad comercial y los requisitos a cumplir para su realización. 

Por todo ello, resulta de vital importancia conocer los elementos constitutivos del acto de comercio y sus implicaciones en la sociedad. 

En la práctica, un acto de comercio es una transacción económica en la que se compra o se vende un bien o un servicio. Puede ser una compra o una venta entre dos personas, entre una compañía y un cliente, o entre dos compañías. El objetivo de un acto de comercio es obtener un beneficio en el cambio de valor entre el precio que pagamos cuando lo compramos, o el coste del trabajo, y el precio al que lo vendemos.

Por tanto, hablamos de un término jurídico, pero que hace referencia a todo aquel intercambio de bienes o servicios que se realiza con el fin de obtener un beneficio.

Tipos de acto de comercio


Los actos de comercio son una clase de actos jurídicos que tienen como objetivo el ejercicio profesional o empresarial de la actividad comercial. Estos actos se encuentran regulados por la legislación española y suelen ser realizados por personas físicas o jurídicas.

Existen diferentes tipos de actos de comercio, entre los que destacan:

  • Actos mercantiles: Son los más amplios y se refieren a todos aquellos realizados en el desarrollo de una empresa, independientemente del tipo de negocio. Están regulados por el Código de Comercio.

  • Actos civiles: Son aquellos relacionados con la adquisición, conservación y extinción del patrimonio del comerciante, tales como donaciones, permutas, compensaciones u otros similares. Están regulados por el Código Civil.

  • Actos administrativos: Están relacionados con la tramitación y formalidades legales necesarias para iniciar una empresa en España, tales como inscripciones en registros mercantiles o obtención de permisos administrativos. Están regulados por la Ley General Tributaria.

  • Actos internacionales: Son aquellos relacionados con los intercambios entre España y otros países, tanto para exportar bienes y servicios como para importarlas. Están regulados por las normativas sobre Derecho Internacional Privado vigentes en España.

  • Actos financieros: Están relacionadas con los mecanismos que utiliza el comerciante para financiar sus operaciones a través del sistema bancario o cualquier otro medio financiero legalmente reconocido. Están reguladas por la Ley General Bancaria y también pueden estar sujetas al control previo del Banco Central Europeo (BCE).

Es importante destacar que todos estos tipos de acto requieren un cumplimiento exacto a lo dispuesto en las leyes correspondientes para hacer valida su realización y no incurrir en posibles infracciones legales ni responsabilidades civiles o penales derivadas de ellas.

Clasificación de los actos de comercio


La Clasificación de los Actos de Comercio es un concepto fundamental para todos aquellos que deseen desarrollar actividades comerciales. Esta clasificación permite establecer los límites entre los actos que son considerados comerciales y los que no lo son. Por lo tanto, es importante conocer cada una de las categorías para asegurarse de que se realicen actividades dentro de la ley.

Los actos de comercio pueden ser clasificados en:

  • Actos Civiles: Estos incluyen aquellos relacionados con el uso y disfrute de los bienes, tales como el préstamo, la compraventa o la permuta.

  • Actos Mercantiles: Son aquellos relacionados con la producción o distribución de bienes y servicios para obtener un beneficio económico, como la importación o exportación, el arrendamiento o el transporte marítimo.

  • Actos Mixtos: Son aquellos actos que contienen elementos tanto civiles como mercantiles. Por ejemplo, algunas operaciones financieras pueden ser consideradas a la vez civiles y mercantiles.

Es importante señalar que cada categoría tiene sus propias características y requisitos legales particulares a cumplir para poder llevarlas a cabo correctamente. Por ello, es necesario consultar con expertos en materia legal antes de realizar cualquier tipo de actividad comercial.

Elementos del acto de comercio


Los elementos del acto de comercio son aquellos que se deben cumplir para que una transacción comercial se considere válida. Estos elementos son los siguientes:

  • Oferta: Debe ser clara, precisa y realizada con la intención de celebrar un contrato.

  • Aceptación: Es la respuesta al oferente, puede ser expresa o tácita.

  • Consenso: Existe cuando ambas partes están de acuerdo en los términos del contrato y aceptan cumplirlo.

  • Objeto o prestación: Se trata del bien o servicio objeto del contrato, el cual debe ser lícito, posible y determinado o determinable.

  • Constitución de una obligación jurídica: El contrato genera obligaciones recíprocas entre las partes, las cuales deben cumplirse conforme a lo estipulado en el acuerdo.

  • Finalidad mercantil: La transacción debe tener un fin comercial para que sea considerada válida desde el punto de vista legal y judicial; es decir, la intención es obtener ganancias económicas por medio del intercambio realizado entre las partes involucradas en el acto comercial.

  • Contraprestación o precio: Este elemento forma parte fundamental del acto comercial ya que es un requisito indispensable para su validez; además, la contraprestación puede consistir en bienes muebles o inmuebles, servicios u otros conceptos distintos al dinero en efectivo (por ejemplo, créditos).

  • Formalidades legales exigidas por ley: Diversas disposiciones legales establecen condiciones formales para celebrar los contratos comerciales; estas normas pueden ir desde requisitos simples hasta complicados procedimientos administrativos dependiendo del tipo de acto comercial a celebrar y el ámbito territorial donde se llevará a cabo la transacción.

Relación entre acto de comercio y código de comercio


La relación entre el acto de comercio y el Código de Comercio es fundamental en la regulación del derecho mercantil. El acto de comercio es una acción legal llevada a cabo por una persona con fines comerciales, mientras que el Código de Comercio es un conjunto de leyes destinadas a regular el funcionamiento del sector comercial.

El principal objetivo del Código de Comercio es regular los principios y normas generales que rigen la libre circulación del dinero, bienes y servicios en los mercados. Estas normas se establecen para garantizar la seguridad y transparencia en las transacciones comerciales. El acto de comercio, por su parte, se refiere al hecho de realizar cualquier tipo de negocio con fines lucrativos. Esta acción puede ser llevada a cabo por personas físicas o jurídicas.

Es importante destacar que el acto de comercio está regulado por las disposiciones contenidas en el Código de Comercio. Este documento establece las normas que deben ser respetadas para realizar un negocio, tales como los derechos y obligaciones entre compradores y vendedores, los requisitos legales para realizar contratos, los procedimientos adecuados para la protección del consumidor, etc.

Además, existen algunas leyes secundarias adoptadas por muchos países con el fin de complementar las disposiciones contenidas en el Código de Comercio. Estas leyes no alteran ni anulan las disposiciones contenidas en este documento sino más bien refuerzan sus principios generales sobre la regulación del derecho mercantil.

En conclusión, podemos decir que hay una estrecha relación entre el acto de comercio y el Código de Comercio ya que este último documento regula todos los aspectos relacionados con la realización legalmente válida del actividades empresariales o profesionales orientadas al lucro económico.

Ejemplos de actos de comercio


Los actos de comercio son aquellos que se realizan con el fin de obtener un beneficio económico. Estas actividades suelen ser realizadas por personas jurídicas, como empresas, y se encuentran reguladas por la ley. A continuación, te mostraremos algunos ejemplos de actos de comercio para que conozcas más a fondo este concepto:

  • Contratación de empleados: Esta es una práctica común entre las empresas para contratar personal que les ayude a cumplir con sus objetivos.

  • Compraventa de bienes muebles e inmuebles: Esta es otra práctica frecuente entre las empresas en la cual adquieren bienes materiales para su uso posterior.

  • Prestación de servicios: Este tipo de actividad también forma parte del comercio y consiste en ofrecer servicios a terceros a cambio de un precio fijado previamente.

  • Adquisición y venta de acciones: Esta es una práctica común entre las compañías que buscan obtener beneficios mediante la revalorización del valor accionario.

  • Inversión en el mercado financiero: Esta práctica se basa en adquirir activos financieros (como acciones o bonos) con el objetivo de obtener ganancias mediante su revalorización posterior.

  • Negociaciones internacionales: Este tipo de actividades se llevan a cabo entre diferentes países con el objetivo intercambiar productos o servicios a cambio de divisas extranjeras u otras formas financieras.

Asimismo, exponemos algunos ejemplos más cotidiano, que podemos encontrar en nuestro día a día, y que son un acto de comercio.

Algunos ejemplos cotidianos de actos de comercio son:

  1. Compra de alimentos en un supermercado.
  2. Adquisición de un servicio de reparación de automóviles.
  3. Compra de ropa en una tienda.
  4. Pago por un servicio de suscripción a una plataforma en línea.
  5. Compra de una entrada para un evento deportivo o de entretenimiento.
  6. Compra de un libro en una librería o en línea.
  7. Pago por un servicio de atención médica.
  8. Compra de un nuevo móvil en una tienda electrónica.
  9. Compra de un bien inmueble, como una casa o un apartamento.
  10. Compra de un servicio de cuidado de jardines o limpieza de hogar.

¿Buscas un broker para hacer trading? Mira nuestras recomendaciones:

OANDA

Más 25 años de trayectoria

Ver más
XTB

Comisiones 0% en acciones y ETFs

Ver más
ETORO

Depósito mínimo 200€

Ver más
INTERACTIVE BROKERS

Plataforma propia y cuenta demo

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Acto de comercio, Francisco Coll, 06 de febrero del '23, Rankia.com
Definiciones de por letra
Definiciones de interés

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar