Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Activos Fiscales Diferidos

Los activos fiscales diferidos son, en simple, un beneficio tributario que se traslada al futuro. De ese modo, el contribuyente puede reducir su impuesto por pagar en un periodo posterior.

Esta especie de crédito fiscal se genera, por ejemplo, cuando una empresa incurre en pérdidas en un determinado periodo. Entonces, al no reportarse beneficios, la base sobre la cual se calcula el tributo por pagar (el impuesto a las sociedades o el impuesto a la renta) es negativa.

Asimismo, puede darse que los activos fiscales diferidos se generen por diferencias temporarias deducibles o por la compensación de créditos no usados en periodos anteriores.

En este punto, debemos precisar que las pérdidas temporarias deducibles son aquellos diferenciales entre el valor en libros (valor contable) y el valor fiscal de un activo que dan lugar a un menor impuesto por pagar o, en todo caso, a mayores cantidades a devolver al contribuyente.

Este de concepto de pérdidas temporarias es algo complejo que podremos tratar en otro artículo. Aquí continuaremos explicando el concepto general de activo fiscal diferido. En simple, se refiere a un ahorro acumulado que se puede hacer efectivo como beneficio a futuro al momento de pagar impuestos. Se origina por pérdidas generadas en la empresa o por otro tipo de hecho contable contemplado en la norma.

Debemos tener en cuenta además que los activos diferidos, en general, se ciñen a las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), aunque cada territorio o país puede tener sus propias particularidades.

Otro asunto que no debemos pasar por alto es que una empresa, para poder consignar un activo fiscal diferido, debe demostrar que será capaz de generar beneficios en algún periodo. Es decir, debe ser probable la disponibilidad de ganancias fiscales futuras.



Ejemplo de activos fiscales diferidos 


Por ejemplo, supongamos que una entidad financiera obtiene un beneficio antes de impuestos de € 500 millones de euros, debe pagar € 150 millones en impuestos, y su beneficio neto es de € 350 millones.

Sin embargo, si la entidad cuenta con € 1.000 millones de euros de activos fiscales diferidos, una parte de ellos puede reunir las condiciones necesarias para que no se tenga que pagar € 150 millones en impuestos, sino menos o incluso nada de tributos.

En otras palabras, son futuros créditos contra la Hacienda Pública, que servirán para reducir los impuestos que se deberían pagar.

 Tipos de activos fiscales diferidos en España


 Los activos fiscales diferidos en España pueden ser de dos tipos:

  •  Los generados por pérdidas del pasado: bases imponibles negativas (BIN), en el impuesto de sociedades.
  •  Los derivados de gastos anticipados que no son deducibles en el impuesto: Son, por ejemplo, las provisiones dotadas en 2012, los saneamientos y gastos de reestructuración o los compromisos por pensiones.

 ¿Qué importancia tienen en la banca española?


Los activos fiscales diferidos suponían en verano de 2013 casi un 30% del patrimonio de toda la banca española, el porcentaje más alto en relación con los demás países europeos.

En diversas entidades como Liberbank, Bankia y Novagalicia Banco superan el 60% del patrimonio neto, aunque entre los grandes bancos como Santander y BBVA, se reduce por debajo del 2%.

*Artículo escrito en colaboración con @enrique-valls

¿Quieres referenciar esta definición?
Activos Fiscales Diferidos, GuillermoWestreicher, 03 de octubre del '22, Rankia.com

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar