Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder
Blog de Bit2Me
Blog de Bit2Me
¿Qué es un ETF de Bitcoin y por qué es importante?

¿Qué es un ETF de Bitcoin y por qué es importante?

La posible aprobación de un ETF de Bitcoin al contado en Estados Unidos es uno de los eventos más esperados por la comunidad cripto, ya que podría disparar su precio.
La posible aprobación de un ETF de Bitcoin al contado en Estados Unidos es uno de los eventos más esperados por la comunidad cripto.

El lanzamiento de un ETF podría tener un gran impacto en el futuro de Bitcoin y las criptomonedas, no solo a nivel de un incremento del precio, sino también a nivel de confianza en la tecnología, ya que la entrada de dinero institucional supondría un gran impulso al sector.

Con la posible aprobación de estos productos de inversión en el horizonte, han surgido muchas dudas entre los usuarios sobre qué es un ETF de Bitcoin y por qué son tan relevantes para la industria.

¿Qué es un ETF?

Un ETF (Exchange Traded Fund) o fondo cotizado en bolsa es un producto de inversión que cotiza en una bolsa de valores y que sigue el rendimiento de un activo o grupo de activos.

Al invertir en un ETF no se compra el activo en sí, sino el valor que marca el precio. Por ejemplo, al invertir en un ETF de Bitcoin no estás comprando el activo en sí.

Los ETF se crean para facilitar y abaratar la elaboración de una cartera de activos y se negocian en mercados secundarios.

¿Cuál es la diferencia entre un ETF y un fondo de inversión?

Los fondos tradicionales están gestionados de forma activa por un equipo de profesionales.

En cambio, los ETF tienen una gestión pasiva. Es decir, que su objetivo es replicar el rendimiento de un índice de referencia.

Como un ETF no requiere un trabajo de gestión e investigación activo, las comisiones son más bajas, lo que los convierte en una opción para aquellos usuarios que no quieren (o no pueden) gastar tanto.

¿Cómo funciona un ETF de Bitcoin?

En el caso de los ETF de Bitcoin, los proveedores del producto son los encargados de comprar y custodiar los activos subyacentes que conforman el ETF y son los únicos propietarios de los activos depositados.

En el caso del ETF más esperado, el de BlackRock, el gestor de patrimonio será el encargado de comprar los BTC que formarán el fondo, mientras que una tercera empresa (en este caso, Coinbase), será la encargada de custodiar los bitcoins que conforman el fondo.

El proveedor también se encarga de monitorizar los cambios del valor (en este caso Bitcoin) y de ajustar su precio en tiempo real

Al mismo tiempo, es el proveedor el que tiene decidir cuántas acciones se crean, bajo qué régimen se constituyen y cómo se pueden comprar. 

Entonces, ¿una acción del ETF de Bitcoin vale lo mismo que el un Bitcoin? La respuesta es no. Una de las principales características del funcionamiento de un ETF de Bitcoin es que tiene su propio precio.

Es decir, aunque el ETF rastrea el precio de BTC en tiempo real, el valor de cada acción no es el de Bitcoin, sino que el precio se crea conforme a la oferta y la demanda de su propio mercado; que puede ser mayor o menor que el del propio activo.

Diferencias entre un ETF al contado y un ETF de futuros

La principal diferencia entre los dos tipos de ETF radica en la vinculación con el precio del activo subyacente.

En el caso de los ETF al contado (spot ETF, en inglés) su precio se calcula en tiempo real. Es decir, está vinculado al precio actual (spot price o precio en tiempo real).

Los ETF de futuros están vinculados a contratos de futuros de un determinado activo. Los contratos de futuros obligan a una de las partes a entregar un activo a un precio determinado en una fecha futura.

Por ejemplo, si compras 100.000€ de un ETF de Bitcoin al contado, el fondo que gestiona el ETF compra 100.000€ en BTC en ese momento y los almacena.

En el caso de los ETF de futuros, si el inversor compra el ETF a un precio de 30.000€ y, al vencimiento del contrato de futuros, el precio de BTC es de 40.000€, obtendrá beneficios, ya que compraría el Bitcoin por debajo de su precio.

Como podemos ver, ambos productos de inversión tienen características en común: 

  • Son instrumentos de inversión regulados.
  • Son sencillos de utilizar, flexibles y tienen una gestión simplificada y segura.
  • Se utilizan como “activos reales”. 
  • Generan mercados con altos niveles de liquidez.
Mientras que sus principales diferencias radican en la forma en la que se vinculan con el valor de los activos que representan:

  • Los ETF al contado reflejan el valor actual y real del activo.
  • Los ETF de futuros reflejan un precio acordado entre vendedor y comprador para el activo, lo que permite una mayor especulación.

¿Por qué son importantes los ETF de Bitcoin para el futuro de la industria?

Si un ETF de Bitcoin al contado se aprueba (especialmente si se trata del que ha presentado BlackRock), la demanda de Bitcoin podría superar a su oferta, lo que significa que su precio podría dispararse (algunos expertos, como Cathy Wood, creen que podría superar el millón de dólares por unidad).

Al mismo tiempo, la vinculación de Bitcoin a un producto de inversión 100% regulado abre las puertas a que inversores con un perfil más conservador puedan exponerse a Bitcoin, ya que estos productos se comercializan en bolsas de valores tradicionales y se pueden comprar o vender a través de brokers tradicionales.

En este sentido, como el precio de compra del ETF es independiente, ofrece a los inversores la posibilidad de exponerse a Bitcoin, evitando la volatilidad que caracteriza al mercado cripto.

Todo esto puede suponer un enorme impulso a la adopción de las criptomonedas y de Bitcoin en todo el mundo. Este punto resulta especialmente importante, ya que los ETF de Bitcoin abren la puerta a la entrada de dinero institucional que generaría un impacto positivo en el precio de Bitcoin.

Diferencias entre invertir en un ETF y comprar Bitcoin

Una de las grandes preguntas que puede aparecer sobre el tema de los ETF es: ¿por qué una institución prefiere invertir en un ETF en lugar de hacerlo directamente en el activo?

Un ETF de Bitcoin, especialmente el de BlackRock, permitirá que las grandes instituciones financieras, económicas y gubernamentales del mundo inviertan en Bitcoin.

Esto se debe a que, a diferencia de las criptomonedas que tienen una regulación poco clara, los ETF son instrumentos regulados y controlados por las autoridades financieras, lo que genera confianza y permite a las instituciones invertir.

El ETF elimina la principal barrera de acceso a las criptomonedas: la dificultad. El inversor conservador está acostumbrado a utilizar herramientas de trading tradicionales y las plataformas cripto suelen resultarles más complejas.

Por otra parte, comprar Bitcoin te permite participar directamente en la dinámica de las criptomonedas. De esta forma, puedes gestionar tu propia estrategia de inversión con compras recurrentes o configurando estrategias más elaboradas.

En este sentido, Bit2Me ofrece una plataforma accesible, con una interfaz sencilla de utilizar y una suite de herramientas completa, con la que puedes configurar compras recurrentes o compras programadas, donde tú decides a qué precio comprar tus criptomonedas.


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar