La empresa europea Sanofi-Aventis no solo integra el índice euopeo Euro Stoxx 50, alli donde figura lo más relevante de los negocios del viejo continente, sino que sus activos cotizan en los mercados accionarios de Nueva York. El simbolo es SNY. Si usted mira un gráfico de la compañía, notará que en Europa los activos se derrumbaron de los 71 hasta los 60 euros y en Wall Street cayeron de los 48 hasta los 40 dólares. En solo un mes.

Los motivos para tal derrumbe?

Vamos por parte. La empresa es la tercera farmacéutica a nivel mundial por cifra de ventas, con unos ingresos de 28.000 millones durante el 2006 y unas ganancias netas de 4.000 millones de euros. Actualmente posee una deuda aproximada de unos 5.000 millones y gracias a la alta capacidad de generación de caja se espera que el nivel de deuda neta prácticamente sea inexistente a finales del 2008.

Si bien la principal amenaza para Sanofi está en la aparición de productos genéricos de la competencia, el conglomerado tiene una importante cartera de medicamentos y con sus fármacos estrella como el Plavix, utilizado para las dolencias cariacas y Lovenox, genera ingresos millonarios. Además, posee en desarrollo cerca de 55 medicamentos en fase II o III. Es decir, la firma tiene asegurados sus negocios respecto del futuro.

Pero en el presente tiene algunos problemas como el que nos ocupa. Sanofi Aventis desarrolló un medicamento llamado Rimonabant, una droga cuya promesa terapeútica es la reducción del apetito y la lucha contra la obesidad. En junio del año pasado, la droga fue aprobada para su comercialización en los 25 estados miembros de la Unión Europea y ya se vende en 18 paises.

Sin embargo, las mayores expectativas estaban puestas en la aprobación de la droga para su comercialización en los Estados Unidos por el organismo regulador, la severa Food and Drug Administration.

Los Estados Unidos son el reino de la comida basura, hamburguesas, papas fritas, pollos fritos, chips, azúcares, salsas con colores y sabores extraños que solo producen gordos y gordas en cantidades industriales. El medicamento de Sanofi-Aventis, de ser aprobado por las autoridaders sanitarias USA, tenía el éxito asegurado.

Pero el panel de asesores de la FDA decidió en forma unánime que Sanofi-Aventis no probó que la droga fuera segura. Tambien se constató que los pacientes que tomaron la píldora contra la obesidad en ensayos clínicos, fueron más propensos a informar pensamientos o acciones suicidas, de acuerdo a información publicada por dichos asesores en un análisis al respecto.

Ello fué una clara bajada de pulgar que causó pánico entre los inversores. Sería inusual que las autoridades de la FDA aprobaran la droga en contra del consejo de sus asesores. Adios al prometedor filón! Los activos se derrumbaron en un solo dia un 10%.

En el presente mes la cotización de los títulos retrocedió en Wall Street de los 48 hasta los actuales 40 dólares tal cuál se puede observar en el gráfico. En Europa los papeles retrocedieron de los 71 hasta los 60 euros.

El legendario inversor Warren Buffett adquirió activos de la firma a mediados de mayo pagando por ellos 47/48 dólares. Hoy usted los puede conseguir a mejor precio.

Seguirá retrocediendo la cotización? Nadie lo puede preveer salvo que tenga una bola de cristal. Lo que si se puede afirmar, es que si no caen por debajo de los 40 dólares (o los 60 euros), los activos podrían recuperarse.

Stop en los 39,50, 37 o 35 euros. Usted, de acuerdo a su perfil especulativo, decide el nivel de riesgo.

Alberto La Vergata
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar