El inversor que apuesta su dinero al sector de alta tecnología, como bien es sabido, debe tener nervios de acero para poder convivir con las fuertes oscilaciones que padecen tales valores. Uno de tales títulos, son los de la empresa alemana SAP. La misma es la líder mundial en software para las pequeñas y medianas empresas.

En los últimos meses los activos de la perla teutona retrocedieron de los 43 hasta los actuales 35 euros. Los motivos para tal desarrollo de los valores se pueden comprender: la firma presentó balances que no fueron del agrado de los inversores y a partir de ese momento la cotización de los activos comenzó a caer.

Naturalmente ello fué posibilitado por los negativos comentarios de los expertos y potenciado por la poda de rating para los activos. Inclusive la casa de inversiones Goldman Sachs sacó los títulos de SAP de su lista de favoritos europeos. Ello fué todo un acontecimiento que sorprendió a más de un inversor.

No obstante tal exitismo por parte de los analistas (comprensible desde sus puntos de vista) habría que destacar que aún cuando los números defraudaran "ciertas" expectativas, durante el 2006 SAP logró seguir creciendo en los negocios.

En el último año la facturación del coloso tecnológico subió un 11% hasta los 9.400 millones de euros y las ganancias netas crecieron en un 25% hasta los 1.900 millones de euros. Los pedidos de sus productos se amontonan en SAP y no solo por parte de pequeñas o medianas empresas sino de colosos como ABN Amro, Fujitsu, Siemens o la misma BMW.

Durante el presente año y tambien en el 2008, SAP anunció que piensa invertir unos 400 millones de euros en nuevos proyectos- desarrollos y asi seguir ganando cuotas de mercado. Sobre todo en el segmento de empresas medianas.

Si bien tal inversión empañará levemente los balances de la firma en los próximos trimestres, SAP además de obtener mejores utilidades en el 2007, sienta las bases para mejorar sus perspectivas futuras.

El actuál retroceso de los valores lo consideramos una excelente oportunidad para comenzar a coleccionar algunos activos de la empresa. El especulador de corto plazo puede colocar un Stop debajo de la marca de los 34 euros. Hoy los títulos de SAP cotizan a 35,50 euros.

En la actuál situación de mercado todo es posible. Solo basta que Alan Greenspan mueva una pestaña para que los mercados de capitales comiencen a sacudirse temerosamente. No obstante, valores del calibre de SAP merecen la pena de correr el riesgo.

Contamos con que los activos (salvo imprevisibles como un inesperado profit warning) se mantengan sobre la marca de los 34 dólares.

Claudio Braun

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar