Este contenido tiene casi 15 años
Los más experimentados inversores especulaban desde hace tiempo con cambios en la más grande empresa productora de chips para las computadoras. Ahora llega el momento de la verdad e Intel pone las cartas sobre la mesa. La compañia lanza el más importante programa reestructurativo desde mediados de los años 80 para impulsar nuevamente los negocios: Intel anunció que despedirá a 10.500 trabajadores, lo que supone cerca de un 10 por ciento de su fuerza laboral la cuál asciende en la actualidad a unos 102.500 empleados. El objetivo de la empresa es no solo mejorar su posición competitiva a través de la reducción de costos sinó tambien volver a cautivar a los inversores como en épocas pasadas.

Para antes de fin de año Intel despedirá a unos 7.500 trabajadores, a los que se sumarán otros 3.000 hasta mediados del 2007. Con ello la compañia espera ahorrar unos 2.000 millones de dólares anuales (hasta fines del 2007) y a partir del 2008 dicho ahorro treparía hasta unos 3.000 millones de dólares. Tal poda en personal dejará la planta laboral de Intel en 92.000 trabajadores. Los costos que dicha reestructuración origina ascienden a unos 200 millones de dólares y junto a los despidos está previsto no volver a ocupar nuevos puestos vacantes asi como desprenderse de áreas de negocios que no sean rentables. Los despidos programados para este año afectarán principalmente a posiciones ejecutivas, de promoción y tecnología, mientras que los del año que viene afectarán a todas las divisiones y operaciones de la empresa.

Este anuncio se produce en medio de la fuerte competencia de Intel con AMD, su rival en el negocio de los chips para PCs, quien aumentó significativamente su participación de mercado a costa de Intel y justo en un momento en que las ganancias de la compañía caen abruptamente. Durante el primer trimestre los beneficios de Intel retrocedieron un tercio y en el segundo trimestre cayeron un pavoroso 57% debido a la disminución de su ritmo de ventas y la feroz competencia de precios con AMD.

Estos despidos eran esperados en el mercado… pero en mayor medida a lo anunciado. Incluso algunos analistas hasta barajaron una cifra cercana a los 20.000 trabajadores. Con tal dieta en personal Intel trata de adelgazar y lograr las formas que le posibiliten acceder a la rentabilidad que tuvo antaño. Pero el camino no es facil ya que AMD se a revelado, despúes de innumerables ataques, como un rival que le puede traer serios dolores de cabeza a la líder y complicarle los negocios.

Es de esperar que la lucha con AMD por ganar el favoritismo de los consumidores (a mediados de año el gigante Dell Computer anunció que dejaba de equipar sus PCs con los chips de Intel para pasarse a los productos de AMD) se intensifique en los próximos meses y que la guerra de precios se refleje negativamente en los balances de la firma. No obstante y tal como comentaramos en notas anteriores, Intel está acostumbrada a enfrentarse a los atropellos por parte de AMD y siempre salió airosa de tal encarnizada lucha. Creemos que los activos de Intel son más que interesantes para el inversor que apuesta al sector tecnológico. La cotización de los papeles se estabilizó en los alrededores de los 18 dólares y es una cuestión de tiempo el que se recuperen definitivamente.

A mediados de septiembre Intel hizo un anuncio revelador: Junto a cientificos de la universidad de California en Santa Bárbara, la firma presentó un nuevo microprocesador que incrementará su velocidad de procesamiento mediante la utilización de rayos láser en lugar de cables. Esta nueva tecnología permitirá utilizar la luz como ondas para transmitir información y además reducirá el tamaño de sus componentes.

Esta nueva estructura, creada con los mismos materiales y procedimientos que se emplean para construir los chips comerciales, podría transmitir un terabit (un millón de millones de bits) de datos por segundo e Intel estima poder integrar algunas decenas, o incluso algunos centenares en un único microprocesador.

El descubrimiento de Intel permitirá aumentar las capacidades de comunicaciones de banda ancha y lograr al mismo tiempo una reducción en los costos de producción. Asimismo, la fabricación de componentes ópticos baratos permitiría que se extendiese su uso en los equipos informáticos, y de esta manera se incrementarían enormemente sus prestaciones.

Los láser ya se usan para transmitir altos volúmenes de datos computarizados entre grandes distancias - por ejemplo, entre oficinas, ciudades y océanos - usando cables de fibra óptica. Pero en chips de computación, los datos se mueven a gran velocidad por los alambres interiores y luego la velocidad se reduce al paso de una tortuga cuando es enviada de chip a chip en el interior de una computadora.

Eliminada la barrera, los diseñadores de computadoras podrán repensar sus nuevas máquinas, amontonando más chips tanto en los sistemas hogareños como en los gigantescos centros de datos. De acuerdo a observadores del sector, la comercialización de esta nueva tecnología podría tardar hasta finales de la presente década, pero la sola perspectiva de poder poner cientos de miles de rayos de luz cargados de datos sobre chips estándar seguramente va a conmocionar tanto las comunicaciones como la computación.

Intel, con oficinas en Santa Clara, California, es la firma que mayor provecho sacará de tal innovación tecnológica, imponiendose y retomando nuevamente la senda del crecimiento. De ello no nos quedan dudas. Por los títulos de Intel se pagan actualmente 18 veces sus ganancias (PER). Ergo: Los activos de la firma, son "baratos". Ya lo advertimos durante los meses pasados en distíntas oportunidades.

Y si consideramos que estamos hablando de una empresa del sector de alta tecnología sumamente rentable en los negocios que factura 38.000 millones anuales y obtiene ganancias de 8.600 millones de dólares… los activos de la firma, al actuál nivel… se encuentran a precios de liquidación.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar