Operar a favor de la tendencia o en contra

Son muchas las ocasiones en las que nos hemos descubierto hablando con nosotros mismos y pronunciando frases como "esto ya verás como se dispara" ó "esto es un chollo, de aquí no baja".

Luego nos hemos encontrado acciones que no paran de bajar y nos volvemos a repetir " de aquí ya es imposible que baje, esta es la mía" o "a mejor precio esto no lo puedo encontrar".

En el trading, los hay que siguen la tendencia, y los hay que adivinan la nueva tendencia. Creo que adivinar un giro de tendencia es algo cuanto menos complicado, no digo que sea imposible. También digo que es divertido y que muchas veces tenemos pistas importantes para entender que la tendencia se muestra débil y puede ser la nuestra para entrar (ojo, con el riesgo y el stoploss bien definido).

Pero estoy convencido que hacer de adivinos del precio resulta más costoso y complicado que intentar operar de forma simple. Como digo, la diversión en el trading está en decir que algo se va a girar y en dos días se gira, toca tu objetivo de beneficio y suenan redobles de tambores mientras se cierra tu posición, la realidad, es que eso cuesta un poco que pase.

Los sistemas contratendenciales son útiles pero los verdaderamente buenos cuestan de encontrar. Los sistemas tendenciales, los seguidores de tendencia, son algo más regulares, y digo algo más ya que tienen un enemigo que se llama lateralidad que les hace mucho daño.

En el trading, podemos ser de uno de estos dos grupos, de los dos también pero yo os lo recomiendo con dos sistemas diferentes, y son dos grupos tan separados que a veces se contradicen, pero es importante saber no mezclarlos.

Un sistema contratendecial te diría que debes entrar en compra en un valor como este (hablamos de Indra, por ejemplo):

El sistema tendencial te está dando señales. Te está diciendo que hay un doble suelo, que hay divergencia en MACD y que hay sobreventa ya que el precio está muy lejos de la media, te está invitando a un plan para que entres con él. Pones tu stoploss por debajo del doble suelo, cierras los ojos y a ver qué pasa.

El hecho es que Indra está bastante bien de precio (la mitad que en abril de 2014) tiene números de recuperar valores, pero hay una o miles de razones que hacen que tengan una tendencia bajista, que no tienes ni por qué saber, así que ojo que la tendencia de fondo es que baje y el suelo lo tienes en 0.

Un sistema contratendencial nos quiere convertir en adivinos que ven en las estrella señales para que el precio se gire (la divergencia del MACD, el doble suelo, la distancia a la media...) y se olvida que la tendencia te dice que este valor está bajando, que sigue bajando y que ya veremos si recupera.

Por eso es importante en un sistema contratendecial definir bien los filtros, para no ser adivinos de las formas, sinó entender que si recupera es porque ha roto la definición de tendencia bajista (marcando máximos creciencies y mínimos crecientes, por ejemplo). 

En un sistema tendencial, si las lateralidades nos respetan, todo es mucho más sencillo, a pesar de nuestra inquietud por adivinar  lo que hará el precio, ojo. En un valor como este seguro que muchos ni se pensarían jamás entrar (para que sepamos de qué hablamos es Enagas):

Tiene una tendencia muy bien definida, con una media móvil que contiene el precio, que lo soporta y lo va empujando hacia arriba. Está marcando máximos crecientes y mínimos crecientes y parece que no duda. Pero seguro que muchos ante este gráfico se ven empujados a pensar, se va a girar, se gira, ya no sube más, esto no puede seguir subiendo más (sí, como Inditex cuando estaba a 60).

Es una lectura natural, pero hay una ley de la dinámica general que dice que algo que está en movimiento es más fácil que siga en movimiento a que se frene. En este valor, lo más normal, es que siga. Hay una fuerza de fondo que está empujando al precio a subir, ¿justo ahora que nosotros lo miramos se va a girar?

Y muchos veremos divergenvia en MACD, una especie de doble techo que quiere formarse y si a eso le unimos lo bonito que es enganchar una acción arriba y que le pase lo de Indra, que se hunda el 50% pensaremos que es nuestro momento.

Pero debemos recordar que esta acción está subiendo, si quieremos encontrar razones fáciles para hacer algo, que esas razones sean para comprar (por ejemplo que rompa el máximo que tiene definido y entonces seguirá siendo claramente alcista).

Operar a favor de la tendencia es algo que suele ser mucho más fácil y rentable que en contra. A favor de la tendencia no hay que seguir muy ingenioso para ver lo que una acción está haciendo, y, por tanto, debería seguir haciendo. Está claro que es más aburrido, pero igual encontramos recompensa en la rentabilidad, que es el objetivo final.

Habrá un porcentaje de veces que cambiará al mirarla, sí, pero lo contrario es jugar a la ruleta y pensar que salga que se gira, que salga que se gira, y el número de tiradas puede no compensar el pequeño beneficio que al final conseguiremos viendo cómo pasa lo que adivinamos (10 meses más tarde y con 4 entradas en cortos ya hechos).

Te invito a que te amas amigo de la tendencia, The Trend is Your Friend......until it ends (y lo último nunca lo olvides porque hasta las tendencias acaban).

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar