El High Frequency Trading en commodities

Por Paola Pecora

Los traders se miraban desconcertados en busca de respuestas al ver que el precio del gas natural se desplomaba casi un 10% en menos de un minuto en los comienzos de la operatoria asiática…

Fue el 9 de junio pasado, cuando los precios del gas cayeron un 8,2% en apenas 40 segundos para luego rebotar al alza en los minutos siguientes. Los precios fueron desde $4,916 a $4,513 a las  2342 GMT, a inicio de la operatoria asiática. Diez minutos más tarde, los precios subían un 6%, y a las  0800 GMT, llegaban a recuperar un  7% a $4,827 en la poca líquida operatoria asiática en su inicio.

¿La razón? La misma que potenció la caída de las acciones del índice Dow Jones Industrials en mayo de 2010: el High-Frequency Trading (HFT),  que es la utilización de programas elaborados en base a estrategias cuantitativas que, siguiendo determinados modelos matemáticos, se disparan e ingresan al mercado como órdenes de compra y venta acompañadas de gran volumen. Los programas se basan en fórmulas algorítmicas que responden a variables como precio, cantidades, horarios, mercados, productos subyacentes y pueden dispararse automáticamente cuando la operatoria en una determinada acción alcanza determinadas condiciones (cuando un determinado precio rompe un determinado nivel, o que determinado volumen sea superado, o que un índice de mercado rompa un nivel determinado, por ejemplo). Las computadoras  lanzan miles de órdenes de muy corto plazo: movimientos  imperceptibles para el inversor  común, que se efectúan en segundos. Las computadoras deciden cuándo comprar y cuándo vender. Bancos de inversión, hedge funds, pero también fondos de pensión (alrededor de un 25%) y fondos mutuales utilizan este sistema para capturar oportunidades de ganancias operando antes que el resto del mercado, y especialmente de la competencia. Las acciones que son operadas por estos programas son las de mayor liquidez, es decir las blue chips.

“Es la última moda en Wall Street”, señalaba Charles Duhigg en The Times, “una forma para  un puñado de traders de dominar el mercado accionario, espiar las órdenes de los inversores, y, según los críticos, mismo  sutilmente manipular los precios de las acciones. Se llama High Frequency Trading -y de golpe es una de las operatorias de las que más se habla y es una fuerza misteriosa del mercado”.

Hace cuatro años, el 30% de las transacciones en Estados Unidos eran efectuadas a través de programas algorítmicos. Hoy, más del 50% del volumen allí es efectuado a través de estos programas (pero en baja ya que en 2009  llegaba al 70% del mercado). El último trimestre del 2010 el HFT se llevó casi un tercio del volumen de los futuros de energía según un reporte del CME Group, propietario del New York Mercantile Exchange (NYMEX). Y la consultora Aite Group estima que la operatoria de high-frequency trade en futuros de energía ya es del 15% del volumen total.

Goldman Sachs ha sido el creador de estos  códigos algorítmicos super secretos, que en principio debían ser utilizados por ellos solamente, pero un ex programador se fugó con ellos.  Varias firmas utilizan este sistema,  también firmas que operan cartera propia, proveyendo de liquidez a las plazas accionarias y de commodities. Se estima que GS obtiene el 25% de sus ganancias a través del HFT.

Para que este sistema funcione correctamente, se necesitan determinadas condiciones como que los servidores estén interconectados a escasos metros de los de las Bolsas (las Bolsas alquilan esos espacios, y la puja por ellos es feroz, convirtiéndose en fuertes ganancias) y que cuenten con una plataforma determinada (recepción electrónica de información financiera, con creación automática de órdenes ruteadas en microsegundos). Además, estos códigos tienen un tiempo de vencimiento: mientras que las estrategias generales del HFT permanecen a través del tiempo, las micro-estrategias más cortoplacistas varían constantemente: las correlaciones matemáticas se van modificando con la dinámica del mercado y los códigos deben ajustarse. Con alta volatilidad, las relaciones de estas estrategias pueden  durar sólo segundos.
Los movimientos de precios son violentos, inexplicables, pero cada vez más comunes, que permiten a los traders con la infraestructura necesaria (rapidez, ejecución, volumen y mucha atención) aprovechar estos movimientos, comprando en el piso de la caída y cerrando unos puntos más arriba, mientras el precio recorre nuevamente el camino contrario.

También los mercados de commodities fueron presa de esta operatoria, como el 5 de mayo en que violentamente el crudo bajó $13 con las órdenes de venta gatillando sin novedades que lo ocasionaran.

En el último año y medio han habido movimientos rápidos de baja pronunciada en commodities, el modelo creado por Goldman Sachs se ha difundido fuera de sus oficinas. Por ahora el invento no reventó al inventor, pero de masificarse en su práctica es probable que suceda.

Según Reuters, el HFT podría duplicarse en dos o tres años, y los mercados y sus reguladores corriendo detrás para alcanzarlos. Sin embargo, Tim Quast de ModernIR que asesora sobre especulación a empresas del S&P500 señala: “De última lo que hacen está dentro de las reglas. Simplemente son más rápidos y mejores en operar dentro de las reglas que otros”.

¿Cómo evitar ser víctima de estas caídas?  Quienes operan en el largo plazo no debieran preocuparse por el HFT, no entrar en pánico al ver precios con fuertes movimientos sin noticias fundamentales que los justifiquen. Aquellos que hacen daytrading (apertura y cierre de  posiciones en  el día) son quienes más alertas deben estar.

Paola Pecora

ValorMundial.com

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———–

Aprovechemos esta baja en Wall Street para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestro reporte de inversión Valor Mundial, anticipándose a otros inversores que entrarán tarde a la repartición de ganancias. ¿Quiere conocer qué empresas son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas. Para suscripciones haga clic aquí o bien escríbanos a [email protected] para mayores detalles.
Y si accede a nuestro reporte ANTES del 30 de junio, obtendrá un descuento del 30% en su suscripción.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar