Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Con un crecimiento medio aproximado del 7,5% desde el año 2002, y a pesar de sus graves desequilibrios durante los años 1994, 1999 y 2001, Turquia es un pais que se ha alineado junto a Brasil, China, Rusia y la India como uno de los mas interesantes para inversiones a largo plazo.


Pero, aunque uno de los puntos interesantes de Turquia es su posible incorporación a la Unión Europea, hay que recordar que simplemente están en conversaciones, y estas podrian durar hasta 10 años… aunque se comenta que posiblemente no esté lista para entrar en la UE hasta el año 2020. Para que esta sea aceptada, tiene que cumplir antes con una serie de condiciones, que de entrada, pocos creemos que sean aceptadas en el corto o medio plazo, Chipre, la pena de muerte, los poderes de los militares que podrian eliminar al gobierno…

Descripción de su economia

La economía dinámica de Turquía es una mezcla compleja de industria moderna y agricultura tradicional, conservando esta última un 40% de empleo hacia el año 2001. Posee un sector privado en estado de crecimiento rápido y estable, sin embargo el estado juega aún un rol básico en la industria, actividades bancarias, transporte y comunicaciones. La industria más importante de Turquía y su principal producto de exportación son sus telas y ropas, aún mayoritariamente en manos privadas.

En años recientes la situación económica de Turquía se ha caracterizado por un crecimiento económico errático y graves desequilibrios. El crecimiento de su PIB real ha excedido el 6% durante varios años, pero su fuerte expansión ha sido interrumpida por agudos declives en 1994, 1999 y 2001. Mientras tanto, el déficit fiscal del sector privado ha excedido regularmente el 10% de PIB — debido en gran medida a la fuerte presión sobre pagos de intereses, lo cual en 2001 concentró más del 50% del gasto central del gobierno— mientras que la inflación se ha mantenido en el rango elevado de dos dígitos.

Tal vez a causa de estos problemas, las inversiones extranjeras directas en Turquía se mantuvieron relativamente bajas (menos de 1 billón de dólares estadounidenses al año). A finales del año 2000 y comienzos del 2001, un creciente déficit comercial y serias inestabilidades en el sector bancario hundieron la economía en una crisis, la cual forzó a Ankara a flotar la lira y empujar el país hacia una recesión. Los resultados hacia el 2002 fueron positivos, en parte gracias al apoyo económico del FMI. Los préstamos del Fondo Monetario Internacional destinados a ambiciosos planes de reformas económicos, permitieron a Turquía estabilizar las tasas de interés así como su divisa. En 2002 y 2003, las reformas comenzaron a mostrar resultados. A excepción de un período agitado del mercado, previo a la guerra de Irak, la inflación y las tasas de interés han bajado considerablemente, la divisa se ha estabilizado, y la confianza ha comenzado a volver. La economía de Turquía creció un promedio del 7.5 % por año a partir de 2002 y hasta 2005, una de las tasas sostenidas más elevadas de crecimiento del mundo, rivalizando con países como China e India. La inflación y las tasas de interés han bajado ostensiblemente, la divisa se ha estabilizado (a pesar del alza de la paridad euro-lira turca desde abril de 2006), la deuda pública ha disminuido a niveles más soportables, y el negocio y la confianza de consumidor han regresado. Al mismo tiempo, su economía en auge y las grandes afluencias de inversión han contribuido a un déficit de la cuenta corriente creciente en la república de Turquía. Aunque las vulnerabilidades económicas de Turquía hayan sido enormemente reducidas, la economía todavía podría afrontar problemas, como en caso de que haya un cambio repentino del sentimiento del inversionista, que conduzca a una caída aguda en los tipos de cambio. La realización continua de reformas, incluso la política fiscal apretada, es esencial para sostener el crecimiento y la estabilidad.

Alemania es el principal socio comercial de Turquía.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar