Planificación e Importancia de los Objetivos en una Operativa de Trading

¿Por qué es necesario Planificar con antelación la Actividad de Trading? Bueno como en  cualquier otro proyecto que deseemos emprender, una planificación previa redundará en unos mejores resultados, al anticipar las posibles complicaciones y soluciones, que podrán acontecer en el desarrollo del mismo. En lo que se refiere a la actividad de Trading, este ejercicio resulta si cabe más importante, dado que nos moveremos siempre en entornos de incertidumbre, donde el estudio y planificación de variables que determinen la evolución positiva de las mismas en un conjunto de datos significativo, será clave para alcanzar el éxito, y una operativa rentable.

Por ejemplo, el Trader deberá determinar de antemano cual será su Erosión Máxima de Capital soportable, o límite EMC, de manera que acote con antelación su peor escenario posible, esto es que fracase en su intento de lograr una Operativa Rentable. El Trading, como cualquier otra actividad emprendedora de Riesgo, puede no salir bien, y el tener delimitado de antemano el porcentaje de Capital dispuesto a arriesgar, reducirá significativamente el Stress que esta actividad generará sobre el Operador. A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de actividades de Riesgo, el Trader aquí puede fijar de manera precisa, la cantidad de Capital a Arriesgar, y acomodar a partir de esa cifra, el resto de las principales Variables de su Plan de Trading. Si fracasa en su intento, habrá consumido eso sí, una parte del Capital expuesto, pero no se expondrá al riesgo de quedar endeudado con proveedores, haciendas locales, Seguridad Social, etc., como ocurre con la mayoría de los proyectos empresariales fracasados. Desde mi punto de vista, la banda 40% a 60%, serían los valores donde ubicar ese Límite EMC.

Otra ventajas notable, reside en el hecho de  que el Operador podrá iniciar su proyecto de Trading, sin necesariamente disponer de un Capital Elevado, dado que la disponibilidad de numerosos instrumentos de Trading con nominales reducidos, le permitirá probar en mercado real su Sistema de Trading, y escalarlo luego sin problemas a mayores capitales, una vez que éste haya probado ser rentable. Por ejemplo, podría comenzar su operativa con futuro de miniIbex, o cfd de Ibex, para luego escalarla a futuro de Ibex, enfrentando mayores beneficios y riesgos.

Ya hemos comentado que la actividad en los mercados se realiza siempre en un entorno de incertidumbre, donde no es posible garantizar que una operación en concreto vaya a a resultar ganadora. Lo que sí puede hacer el Trader, es aprovechar la Ventaja Probabilística de su Sistema de Trading  en un conjunto de Operaciones, por lo que será necesario que determine el Tiempo o número de Operaciones  Mínimo, para poder aprovechar esa Ventaja Probabilística. Una vez determinado ese Tiempo Mínimo de Operativa, o número de Trades mínimos, el Trader podrá determinar el Riesgo Máximo por Operación, que posibilite el que se alcance a ese número mínimo de operaciones. Vamos a verlo con el siguiente ejemplo:

  • Capital Disponible del Trader: 15.000 euros.
  • Límite EMC: 60%, que nos daría una cifra de 9.000 euros.
  • Número de Operaciones Mínimas = 100 Trades.
  • Suponemos un %Acierto neutral del 50%, y una ganancia media en cada Trade Ganador del 1%.
  • Capital en Riesgo = 60% + ( 50% de 100 Trades a 1% ) = 60% + 50% = 110%
  • Operaciones Perdedoras = 50% de 100 Trades = 50 Operaciones.
  • Riesgo Máximo / Operación = 110% / 50 Operaciones = 2,2 % del Capital.

Luego en términos medios, si establezco un límite de Riesgo por Operación del 2,2% de mi Capital, podré alcanzar ese Tiempo Mínimo de Operativa, o número de operaciones mínimas, para permitir que mi Sistema de Trading pueda probar su Ventaja Probabilística. Por otro lado, si en cada Operación arriesgara más del 2,2% de mi Capital, correría el riesgo de consumir mi límite EMC, mucho antes de alcanzar ese Tiempo Mínimo de la Operativa, lo cual no sería correcto. Por último, decir que esta fase de prueba de la Operativa, se puede ejecutar en modo Demo, siempre y cuando este ejercicio sea lo más parecido a la Operativa Real. Para ello existen instrumentos adecuados como son las cuentas de Fondeo en la fase de prueba, que permitirán  al Trader enfrentar el mercado de una forma muy similar a la operativa real, teniendo la posibilidad de ejecutar modificaciones en la forma de operar del Trader, sin exponer o arriesga su Patrimonio en el intento.

Una vez hemos determinado el Límite EMC, el Tiempo Mínimo de la Operativa, y el Riesgo máximo por Operación, procede en el desarrollo de nuestro Plan de Trading, elegir el Instrumento de Trading más adecuado, que se ajuste a las variables determinadas anteriormente. Continuando con el ejemplo previo, con un Riesgo Máximo por operación del 2,2% para un Capital del 15.000 euros, obtendríamos una cantidad de 330 euros de Riesgo por Operación. La cuestión ahora, es seleccionar el Instrumento de Trading  de manera que el movimiento en puntos que cubren esos 330 euros, sea al menos superior a la volatilidad implícita en el instrumento, en el TimeFrame en el que el Operador esté trabajando. Por ejemplo, si el Trader opera Intradía, para el Riesgo Máximo por Operación comentado tendríamos :

Donde podemos apreciar, que tanto Futuro de EuroStoxx, como Cfds de EuroStoxx, Ibex y Dax, serían instrumentos de Trading posibles, dado que el Riesgo Máximo permitido, cubre la Volatilidad Implícita del instrumento en términos diarios, mientras no ocurriría así para los casos del Futuro del Ibex, miniIbex, o Dax.

Si hiciéramos el mismo ejercicio para un Trader que dispusiera de 4.000 euros de Capital, vemos cómo el número de Instrumentos disponibles quedaría reducido tan sólo a los Cfds, de EuroStoxx e Ibex, para las Volatilidades y precios cotizados en el momento de publicar este informe:

Hemos cubierto en el presente artículo, los elementos Límite EMC, Tiempo Mínimo de la Operativa, Riesgo Máximo por Operación, y selección del Instrumentos, que todo Plan de Trading debería contemplar. Otras materias importantes que debe incluir una buena planificación de Trading son la Determinación de Recursos a emplear en la Operativa, el establecimiento de Límites de Control y Evaluación del Desarrollo de la actividad, así como el establecimiento de Objetivos Globales y Parciales, acordes y proporcionales al Capital disponible y al Riesgo afrontado por el Trader.

Saludos, Isaac Sánchez: [email protected]

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar