Estrenamos nuevo año, y no de una forma muy boyante.. En el primer dia del mes y del año, los principales mercados de renta variable a nivel mundial, registraron recortes superiores al 1,5% en media, lo cual no puede calificarse de buen comienzo. El Dow Jones tuvo ayer el peor inicio del año de su historia si consideramos la bajada en puntos. En porcentaje es el peor inicio del año desde 1983. Tras un amago de rebote incial, las órdenes de venta arrastraron a la baja con fuerza a las cotizaciones... Lo anterior se produjo principalmente por dos razones, la primera la publicación de un ISM manufacturero estadounidense notablemente por debajo de 50 (lo que podría anticipar contracción en este sector), y la segunda y más importante, el nuevo tirón del precio del barril de crudo, que llegó a negociarse en la cota psicológica de los 100$ / barril (futuros americanos). Vamos a fijarnos en esta última, porque la considero de importancia capital.

Si se fijan en el gráfico suministrado, el comportamiento del precio del barril de crudo muestra un fuerte componente tendencial al alza. Tras presionar el nivel de los 99 dólares el futuro del barril americano a finales de noviembre del año pasado, el precio de esta commodity sufrió un movimiento correctivo hacia la zona de los 85 dólares en el mes siguiente. Sin embargo, la superación ayer de los máximos anteriores, y la presión sobre la cota psicológica de los 100 dólares / barril, parece anticipar un nuevo tirón al alza en el crudo.


El problema es que los datos macroeconómicos inmediatamente anteriores, apuntan a un tensionamiento de los precios a la vez que una disminución de la actividad económica (com el dato de ISM manufacturero de ayer). Ante la disyuntiva entre crecimiento e inflación, los bancos centrales, normalmente eligen controlar los precios, lo que supone un contexto de freno para proximas recortes en los tipos de interés. Lo anterior supone un problema agravado, habida cuenta que en 2.007 surgió lo que podría calificarse del comienzo de una crisis de crédito, derivada de un parón en el mercado inmobiliario, y que muchos aseguran mostrará su potencial real a lo largo de 2.008.

Finalmente, si miramos a los mercados desde el lado técnico, tenemos una fase de recuperación con el mercado subiendo durante los últimos 5 años de forma consecutiva, con ciertos signos de agotamiento en 2.007... Las plusvalías acumuladas en fondos de inversión a largo plazo deben de ser importantes, con lo que el colchón de rentabilidad y la tentación a deshacer posiciones en un entorno no muy favorable, podría ser elevada.

En fin, estar muy atentos porque el año apunta maneras para ser bastante movido. Afortunadamente la operativa con derivados permite trabajar ambos lados del mercado, lo que puede resultar de mucha utilidad en peridos de alta volatilidad de mercado.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar