Trader del mes: Jesse Lauriston Livermore y (III)

2
Como ya sabes en 1913 el joven Livermore y otros traders estaban en la ruina por la quiebra de su firma de corretaje. Lejos de rendirse siguió su camino y logró algo de dinero para volver a invertir, en 1917 recuperó su fortuna y decidió devolver la parte proporcional a los otros traders que como él lo habían perdido todo.
 
Cabe decir que la operativa de Livermore terminó siendo muy agresiva y especulativa en toda regla, una de sus técnicas más conocidas se basaba en comprar a un buena precio, esperar hasta que el precio subiera lo suficiente como para considerar que era un buen momento para vender y entonces llamaba a periodistas del New York Times y otros diarios influyentes a quien les comentaba que comprar dicha acción era una gran oportunidad.  Los días siguientes, en plena euforia compradora Livermore  vendía todas sus acciones al eufórico público y se aseguraba un precio perfecto para salir del mercado.
 
Livermore se arruinó por completo un par de veces más, entre ellas una donde especuló con el precio del café durante la primera guerra mundial, pronosticó una gran subida e hizo millones de dólares, pero el gobierno de estados unidos invalidó los contratos alegando que se estaba aprovechando de los tiempos de guerra, otra vez, perdió su fortuna.
 
Finalmente, después del crack del 29 la comisión de valores americana (SEC) decidió invalidar y declarar como ilegales muchas de las técnicas que usaba Livermore, como:
  • Uso de información privilegiada.
  • Ocultar posiciones del mercado.
  • Control de la información incorrecta, engañosa o manipulada para evitar su publicación.
  • Arrinconar acciones hacia precios donde pudiera estrangular tanto la oferta como la demanda de dicha acción.
Como ves, Jesse fue uno de los mejores traders en su momento, pero la pésima gestión de su dinero le llevó a arruinarse en 3 ocasiones.  Según palabras del mismo Gann “Livermore es un fantástico trader, pero un pésimo gestor monetario”.
 
La historia de Jesse no tiene un final muy feliz, después de publicar un par de libros acerca de su forma de operar, en 1940 se suicidó dejando una herencia de menos de 10.000$.
 
Creo que este hombre nos demostró que ganar en bolsa es algo factible, incluso puede llegar a ser fácil y monótono si encuentras tu estilo, pero incluso llegados a este punto de dominio absoluto del mercado, gestionar bien nuestro dinero es vital, y sobre esto hablaremos y mucho en este blog.
 
 
 

Te dejamos el enlace al mejor broker para empezar en bolsa y la mejor página de copy trading

Traders de Forex

Puedes seguirnos por Mail, Twitter y Facebook para estar al día de las novedades y recibir contenidos exclusivos

Contacto: [email protected]

 - Volver al ÍNDICE de posts -

  1. #1
    Anonimo
    06/12/11 22:25

    Su estilo también fue su perdición; ir tan al límite en todos los sentidos, su gestión monetaria, información engañosa,… A pesar de este fin tan triste de este gran trader, debemos quedarnos con lo más importante: ganar es posible y no es cuestión de suerte, ya que como hemos visto, Livermore pudo recuperarse en varias ocasiones. Cuando uno sabe invertir, lo único que dicta la suerte es si podrás encontrarte con algún gran trade o no, ganar o no, eso solo depende de ti y de cómo te formes.

  2. #2
    Anonimo
    06/12/11 22:00

    Que trágico destino para alguien con tan buena visión de los negocios era capaz de anticiparse a los demás un privilegiado de su generación.

    De todas formas los tiempos han cambiado y en cualquier negocio que se plante uno siempre le dicen gestiona bien tu dinero, claro que siempre hay algun loco que invierte su dinero de forma desproporcionada XD

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar