Tu mejor aliado, Capítulo V Pequeño Manual de Bolsa

2
Este contenido tiene casi 6 años

Directamente, el escepticismo, el desdén hacia el dinero. Tener prioridades más importantes.


Empezando por este mismo modesto manual, hasta el mejor artículo del mejor periódico económico. A mí me gusta mucho recortar páginas de la prensa con entrevistas importantes o noticias impactantes y releer a los seis o doce meses. ¡Nada es lo que parece tantas veces!
No seguir las modas. En los corrillos te hablarán de tal o cual valor. Se frío, anota y piensa. Oirás frases como ¡se te escapa! ¡te vas a quedar fuera! No hagas ni caso, son las sirenas


Al final de este manual tienes frases muy sabias de personas que ya han pasado por esta vida. Ellos no son sirenas, te lo aseguro.


También, es posible, que tomes la decisión de vender porque la escala te parece la adecuada para desembarcar y el valor sigue subiendo. No te apene, tengo un amigo muy listo que no necesita ningún asesor, gana dinero, bastante dinero. Sólo tiene un pequeño defecto: pasa más tiempo lamentándose en lo que ha dejado de ganar que en disfrutar de la plusvalía obtenida.


Conozco gente muy humilde, sin estudios, operarios de fábrica o de pueblos muy pequeños que sin ayuda de nadie, han conseguido un patrimonio realmente muy importante. Simplemente, son sabios, ¡qué envidia sana me dan! En su oficina bancaria están vigilando qué movimientos hacen para imitarlos. Impresionante ¿no?

¿Cómo lo hacen? No lo saben, simplemente lo ven obvio. Afortunadamente, otro sabio, Steve Jobs, te lo explica al final de este Manual (próximos posts): Conectan genes, recuerdos inconscientes, y, experiencias pasadas a noticias actuales, poseen una capacidad innata de síntesis, llegando a soluciones muy sencillas. Entonces compran o venden. Y no se suelen equivocar y tampoco te lo saben explicar. Es un don.

Todos tienen una caracterísitica en común: No necesitan ningún lujo terrenal, les basta con vivir en paz y disfrutar tanto si hace sol o niebla. Sin más pretensiones.

  1. en respuesta a Leovigildo
    -
    #2
    23/09/15 11:05

    Gracias, Leovigildo:

    Yo no tengo ese don. Yo sólo puedo intentar ser "objetivo" que tampoco es fácil pero los "subjetivos" existir, existen. Pocos pero existen.
    ¿Imitarles? Creo que cada uno debemos tener nuestra propia personalidad financiera.

  2. #1
    23/09/15 10:58

    Interesante tira de artículos Gelsa.

    Entonces nos encontramos ante dos super-inversores, el completamente objetivo (indiferencia por la situación, solo sigue su método, frialdad total) y el completamente subjetivo (se deja llevar por lo que cree, ''lo ven obvio'', capacidad innata). La principal diferencia que veo yo entre estos dos tipos de inversor es que por una parte el ''objetivo'' necesita tiempo, trabajo y esfuerzo para llegar a ser tan frio en sus operaciones y encontrar ese método que le funciona pero que acaba dominando y sabe lo que hace, y por otra el ''subjetivo'', que tiene una capacidad innata, un don, que aunque le salen bien las cosas no sabe como lo hace.

    Después de tanto rollo, mi pregunta es: ¿mejor ser el inversor ''objetivo'' o el ''subjetivo''? Es decir, ser un natural de la inversión o imitar los resultados de este.

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar