Rankia España
blog El Blog de Phoenix
Reflexiones sobre la empresa y todo lo que la rodea.

Las personas, el corazón de la empresa

Ya hace tiempo vengo observando cual es el recurso más importante de una organización, las personas, parece algo fácil de entender, pero yo he intentado demostrármelo empíricamente con el paso por varias compañías.
Las personas "no ocupan" ninguna partida del balance de una compañía, pero gracias a ellas, una empresa puede crecer sin parar, hasta situarse entre las primeras del mundo, por esa razón hay que cuidarlas al máximo, una persona con su actitud puede influir en un cliente, en un trabajador, en un colega... de disitntas formas, pero nosotros esperamos que la inlfuencia sea positiva, para ello habrá que estimular a las personas para que actúen de forma positiva para nuestra organización.
Para conseguir estimular a las personas de nuestra organización ya no basta con incrementar el salario, eso ya se da por supuesto, lo que las personas buscamos, es un mayor aliciente, unas ventajas sociales, un ambiente laboral distendido y agradable, formación,... si conseguimos fomentar estos aspectos en nuestra organización , haremos que las personas transmitan a ella estímulos positivos que provocarán mejoras en la organización sin darnos cuenta.
Hace poco estuve trabajando para una organización francesa, en ella se suponía que las personas eran lo más importante, pero me di cuenta al poco tiempo que las personas no eran lo importante realmente, aunque al final cuando dejé la organización sólamente me podía quedar con el grupo humano con el que trabajé, porque ellos eran los que creaban un ambiente propicio que hacía mejorar esa organización cada día y por este ambiente muchos seguían perteneciendo a la organización, no por la organización , sino por las PERSONAS.
Ahora pertenezco a otra empresa, que el único activo que posee son las personas, nada más, ni inmuebles, ni ordenadores, ni vehículos,...sólo personas, en ellas invierten a través de formación más del 10% de sus beneficios, todos conocemos la exigencia de la firma, pero después del trato que hemos recibido , la gran mayoría permitiremos una alta exigencia, no por el dinero que cobraremos, sino por el trato y la remuneración no dineraria que estamos recibiendo cada día, y es ahí donde radica el corazón de una empresa, en las PERSONAS.
Un saludo, Phoenix
Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar