La situación del Ibex 35 respecto de mi último comentario del día 7 de diciembre ha cambiado poco. En él marqué como zona a vigilar el nivel de los 9.770 - 10.045 puntos y remarqué que la ruptura de alguno de estos intervalos nos indicaría el desarrollo de una pauta en un sentido u otro. Pues bien, al día siguiente nuestro índice rompió con virulencia los 10.045 puntos y en los días posteriores realizó máximos en los 10.235 puntos. Se mantuvo rondando ese nivel hasta el día 14 en el que definitivamente corrigió y entró otra vez en la zona que marqué la semana pasada, es decir, desarrolló una onda al alza que lo llevó a los 10.235 puntos y se giró hacia la zona de 9.770 - 10.045 puntos, sin alcanzar el nivel de los 10.268 puntos (38,20% de retroceso de Fibonacci desde el suelo de marzo de 2009 ), nivel previo a los 10.400 puntos que marcábamos como objetivo. Este retroceso en la cotización del índice español viene justificado por el pequeño retroceso que durante estos días han experimentado los índices americanos, retroceso debido a la sobrecompra acumulada en los indicadores más adelantados.

En el gráfico de arriba, además de las zonas que marqué la semana pasada, he marcado el canal bajista iniciado el día 10, dicho canal corresponde al retroceso experimentado por nuestro índice desde los máximos en 10.235 puntos. Mañana día 17 la línea superior pasará por los 10.045 puntos y la línea inferior por los 9.850 puntos, mientras no rompa la línea inferior del canal bajista, consideraremos que la tendencia a corto plazo continúa siendo alcista y con objetivo más próximo en los 10.268 puntos, la ruptura de dicho nivel habilitaría al índice a buscar los 10.400 puntos, segundo objetivo.

La semana pasada también comenté que los bancos centrales quieren que los mercados estén estables y que van a hacer todo lo posible para conseguirlo, ayer sin ir más lejos tuvimos una prueba de ello, después del anuncio de Moody´s sobre la posible rebaja de la calificación de la deuda española, el diferencial del bono español con el bono alemán se disparó y el Ibex 35 abrió la sesión con un gap bajista de 90 puntos (10.162 - 10.072 puntos) y en la primera hora de negociación acumulaba 198 puntos de caída, aproximadamente un 2% abajo respecto al cierre del día anterior, lo que hizo que saltaran todas las alarmas y que el BCE europeo se pusiera a comprar bonos españoles, disminuyendo el diferencial y calmando así a los mercados, cerrando el mercado español en los 10.009 puntos, o sea, dentro del rango 9.770 - 10.045 puntos.

Mañana hay vencimiento trimestral de opciones y futuros sobre índices y acciones, la llamada cuádruple hora bruja, sesiones que se caracterizan por un incremento en la volatilidad, hay que decir en este punto que el índice VIX que mide la volatilidad del S&P 500 se encuentra  en los 17 puntos aproximadamente y que los niveles que suelen marcar una fuerte corrección están entre 20 y 23 puntos, también se puede ver claramente que el retroceso que están experimentando el S&P 500 y el NASDAQ 100 no les lleva a romper los 1.225 puntos en el caso del S&P y los 2.200 puntos en el caso del NASDAQ, soportes fundamentales a corto plazo.

Por lo tanto, el planteamiento de la semana pasada no ha variado, mientras el Ibex 35 se mantenga por encima de los 9.770 puntos, es muy probable que hayamos hecho suelo en los mínimos del día 30 de noviembre y que nuestro índice se dirija hacia los 10.400 puntos.






 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar