¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Las reglas de la economía han cambiado

Un debate abierto sobre la economía actual

El absurdo contrainforme de Rallo (con Lacalle de Palmero)

En julio de 2015 publicaba un post en el que comparaba lo que decía yo hace unos años (con las previsiones que corresponderían) con lo que afirmaban dos ilustres “pseudoliberales” (en este otro post explicaba las razones por las que estos personajes no podrían ser considerados liberales en este universo). Estos dos personajes son Daniel Lacalle y Juan Ramón Rallo.

En aquel post recogía las predicciones que hicieron en el pasado y, en particular, las referidas a la evolución de los precios. Por resumir, afirmaban en el pasado que si se aplicaban políticas monetarias expansivas tendríamos una situación de hiperinflación.

 Es evidente que dicho análisis era erróneo y, en consecuencia, la predicción no se ha cumplido. Y es evidente también que era sencillo saber que dicha predicción no se podía cumplir (en ese blog están publicados mis post de la época en los que explicaba las razones por las que íbamos a estar como estamos ahora).   Leer más

La demanda y los estímulos en China

El consenso económico de todos estos años ha bendecido de forma unánime todas las medidas encaminadas a mejorar las condiciones de los productores de bienes y servicios. Se trata de crecer a todo camino para mejorar las condiciones de la gente. Esto no es nuevo y responde a la Ley de Say.

La justicia de estas medidas siempre ha sido respondida; pero la gran diferencia es que ahora se comienza a cuestionar su utilidad. Es decir, tras años de decididas políticas de oferta y de hacer lo que sea necesario para los mercados, todo se derrumba.

Esto significa que los defensores de determinados intereses tienen que volver a cambiar el discurso. No es nada nuevo; en 2012 publicaba un post en el que explicaba las razones por las que se seguía proponiendo la eterna Ley de Say.  A lo largo de la historia se ha enunciado de muchas formas, pero siempre acabamos en lo mismo: la justificación para apoyar a los productores/creadores de riqueza/emprendedores para generar demanda.   Leer más

Petróleo barato: ¿ventaja o problema?

Seguro que al lector le suena la teoría del PeakOil o teoría del Pico de Hubbert. En síntesis afirma que el límite del petróleo ha llegado y que este hecho provoca una hecatombe. En realidad existen varias versiones (según el año que supuestamente se acabó o acabará el petróleo), pero siempre parten de un error tan claro como incomprensible.

Este error se basa en determinar la disponibilidad de petróleo (presente, pasada y futura) en función de la producción de petróleo. El argumento es simple; si hemos llegado al máximo de producción de petróleo esto significa que se ha agotado. Pero… ¿y si la producción de petróleo no dependiese de la capacidad que tenemos de extraer petróleo? Las posibles respuestas a esta pregunta pueden implicar (y lo hacen) que el problema sea mayor que la escasez de petróleo: la abundancia.   Leer más

De mi ausencia

Hoy necesito ofrecer una explicación sobre mi ausencia. No es sencillo porque es una combinación de varios factores y la subjetividad. Sin embargo, lo voy a intentar.

Me gustaría pensar que la principal razón es que no acabo de encontrar la utilidad de estos post. En su momento trataba de evitar (a la desesperada) el colapso y no lo he conseguido. Esto ya lo he dicho otras veces y sigue siendo cierto. Ahora ya no hay nada que evitar. El desastre se ha consumado (pese a todos los mensajes optimistas) y ahora sólo quedaría construir.

Pero debo reconocer que quizás no sea del todo sincero; hay dos razones muy poderosas que pesan mucho cuando tengo que ponerme a juntar letras: aburrimiento y temor. Para intentar que no se me malinterprete (por lo menos aquellos que no tengan interés en hacerlo) voy a explicarlo.   Leer más

Un concepto nuevo para los análisis de Volkswagen: EXTERNALIDADES.

El “insigne doctor” Rallo nos da su “peculiar” visión sobre el caso de Volkswagen. De hecho, su argumentación no sorprende, ya que cuando se conoció que los bancos estaban manipulando el euribor, pasó del papelito de los bancos y cargó contra los reguladores.

Un liberal estaría echando pestes acerca de cualquier engaño. Un liberal de los de “liberalízate tú, que a mí no me viene bien” estaría mostrando su enfado en público, mientras por detrás estaría tratando de arreglarlo con el engañado (véanse las instituciones USA, Europeas y demás que “pasan” olímpicamente de revisar un motor adicional de cualquier empresa, no sea que se descubran más cosas). En referencia a esto, el papel de Alemania supera el surrealismo: el adalid de las privatizaciones es accionista relevante (a través del estado de Baja Sajonia) de una empresa automovilística que ha cometido un fraude ante el que se sienten muy ofendidos. De alguna forma, el gobierno alemán asume ahora el liderazgo de la investigación a su empresa (sin que los defensores de lo privado cuestionen absolutamente nada…) con el apoyo de otro gran demandante: Audi, filial y vendedora de los motores.   Leer más

“Todo cambia para que nada cambie”

 

Hacía tiempo que no encontraba publicidad en el parabrisas de mi coche;  pero hoy me he encontrado un folleto de lo más oportuno: una oferta de Seat ofreciéndome un “Eco-algo” y con un slogan de lo más apropiado. 

Antes de empezar este post necesito hacer dos aclaraciones previas referidas a las bonificaciones en los impuestos de matriculación y a las subvenciones para la compra de vehículos  eficientes.  Ambos conceptos están relacionados con los impuestos indirectos al consumo. La eliminación o bonificación del impuesto de matriculación es una reducción de un impuesto indirecto de compra de automóviles. La subvención a  la compra se comporta, en síntesis, un impuesto indirecto negativo a la compra de dichos automóviles. Cómo estamos hablando de un bien elástico recomiendo la lectura del post donde explicaba cómo se comportaban los bienes elásticos ante variaciones de la imposición indirecta.   Leer más

Bosch y el famoso dispositivo manipulador de Volkswagen: Emulador de Adblue.

El otro día explicaba en un post que tras la manipulación de Volkswagen estaba el Adblue o, mejor dicho, que se desconectaba la inyección de este aditivo (Urea) en los catalizadores que se incorporaban para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno en los vehículos diésel.

Como bien explicaba Rasago los motores en frío generan más contaminación por lo que es más importante la dosis inicial cuando se enciende el motor que las siguientes.  Asumiendo que lo que está ocurriendo es que los motores sólo introducen la urea al arrancar el motor, explicamos lo que ponía en el post el otro día y un par de detalles más:

En la nota de la agencia de California se especificaba claramente que las emisiones de óxidos de Nitrógeno se descontrolaban cuando se alcanzaba la temperatura óptima de funcionamiento (lo que sugiere que en ese momento deja de inyectarse urea).   Leer más

Adblue: la escatológica explicación del escándalo Volkswagen

Hay muchas piezas que no acaban de encajar en toda la información que estamos leyendo estos días sobre la manipulación de los motores por parte de Volkswagen. De hecho, incluso el hecho de que no se haya logrado tapar el asunto llama la atención. Ciertas lagunillas en los informes que originan todo esto y ciertas contradicciones añadidas me han animado a tratar de entender lo que ha ocurrido.

A medida que buscaba información sobre lo que ha ocurrido y en qué consiste la manipulación me he ido encontrando con una situación completamente nueva que no encaja de ninguna forma con todo lo que estoy leyendo. Las conclusiones que extraigo de los medios de comunicación es que los vehículos VW instalan un software que reconoce que el vehículo está siendo sometido a una verificación y entonces emite menos agentes contaminantes (he leído que modificando el mapa motor). Sin embargo, esto no parece del todo correcto, si tenemos en cuenta los pocos datos que conocemos.   Leer más

Hablemos de las comisiones bancarias.

Hablemos de las comisiones bancarias.

El 18 de septiembre de 2015 McCoy (en El Confidencial) nos habla de las bondades de lo que se avecina con las comisiones bancarias. Para centrar el tema, parte de una premisa fundamental:

El problema de las comisiones no es su existencia, pues resultan legítimas en la medida en que son transparentes, ajustadas –sin duplicidades, por supuesto- y vinculadas a un determinado servicio

A partir de ahí nos cuenta que la banca tiene un problema: “Como la banca no hace dinero en su negocio tradicional, que es pidiendo prestado y prestando”. Eso le obliga a la banca a subir las comisiones, eliminando la “subvención encubierta” de los clientes que no usaban los servicios del banco a aquellos que sí. Finalmente, acaba concluyendo que la personalización extrema de los costes asociados puede llegar a ser un beneficio para todos, sin problemas para la “rentabilidad” de la banca.    Leer más

El mundo para lelos

Garicano y Sala i Martín se enzarzan en una discusión vía twitter a cuenta de Cataluña; el segundo se niega a un debate en televisión porque el primero es un matón de barrio y prefiere que antes tengan un debate académico que es “como lo hacemos los científicos”. Vicenç Navarro es “uno de los investigadores españoles más citados en la literatura científica internacional en ciencias sociales”; además es difícil encontrar un artículo de opinión en el que falten las referencias a lo que la ciencia ha demostrado (de muchas formas). El presidente de la Seguridad Social Italiana (Tito Boeri) y el director de la división de investigación del Banco de España (Juan Francisco Jimeno) nos dicen que las reformas laborales fracasaron porque “no tuvieron en cuenta algunos principios apoyados por la amplia y profunda investigación económica sobre sus efectos. Concretamente dicen que esto es porque han sido impuestas (y, por tanto, no aceptadas) y que además se han hecho en entornos de políticas prociclicas. (¡Manda huevos que se enteren ahora de lo de las medidas procíclicas y que no digan nada de la tontería de montar medidas procíclicas cuando se cae!). Por tanto, científicamente, proponen ¡más de lo mismo!   Leer más

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar