¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Las reglas de la economía han cambiado

Un debate abierto sobre la economía actual

Helicoptero Pimco entre la Revolución Francesa y Zimbabue

Ayer aclaraba que no creo que la opción de que los bancos centrales impriman dinero para regalarlo a las familias vaya a solucionar la situación actual. Por tanto, es obvio que estoy en contra de dicha medida.

Aclarado este punto, he de señalar también que me parecen patéticas algunas argumentaciones utilizadas para posicionarse en contra de dicha idea. En particular, me gustaría comentar un artículo que ha aparecido en “el economista” en base a las opiniones de los expertos de PIMCO. El artículo se titula “los grandes riesgos de dar dinero a las familias o sacar el helicóptero” y el subtítulo afirma que: “El helicóptero se estrelló en la Francia de 1795 y en Zimbabue en 2007”

¿Acaso algún país en la historia ha regalado dinero a las familias? No deja de ser curioso que la mitad de las críticas se fundan en que no se ha probado en la historia y la otra mitad en que los resultados han sido desastrosos.   Leer más

El helicóptero del dinero

A veces tengo la sensación de que este blog se está convirtiendo en una mala versión de un culebrón. En mi descargo tengo que decir que gran parte de la responsabilidad viene de fuera. El contexto de los “pseudo economistas” (que es el único que existe) nos ofrece un panorama lastrado por cuatrocientas tonterías diarias de poco recorrido creando historias inverosímiles para no cambiar nunca a lo largo de los años. Dentro de este contexto, intentar seguir  la información económica en cualquier lado se convierte en un culebrón malo del siglo pasado.

En los medios económicos las únicas sorpresas parece que van a ser adivinar quien se acuesta con quien y sobre todo en adivinar quienes son hermanos sin que lo supiésemos. Eso sí, podemos hibernar durante años que nada cambiará, aunque los guiones sean algo distintos.   Leer más

Una victoria amarga

El otro día comentaba que llevaba tres semanas de locos a vueltas con un siniestro en el coche. Finalmente hoy ha comenzado la reparación del vehículo. Dado que es lo que quise en todo momento se puede entender que hoy pueda estar contento. Pero la realidad es algo distinta.

Antes de explicar las razones de que no esté especialmente feliz (e incluso que se pueda hablar de derrota) me gustaría comentar tres cosas respecto al comentario que me dejó Pocholo. La primera aclaración sólo es por justicia y no tiene mucho que ver con aspectos generales: el conductor del otro vehículo actuó de la forma que tocaba en todo momento; reconoció en todo lugar y momento lo que había ocurrido (en la declaración amistosa, en las conversaciones, en la comunicación a su compañía de seguros, a la policía….). En definitiva; tuvo un despiste (que le puede pasar a cualquiera) y luego se comportó como toca.   Leer más

Luchando contra aseguradoras tras un accidente

Esta vez mi ausencia está forzada por un accidente de tráfico que me tiene completamente loco. Bueno, en realidad las consecuencias del accidente duraron unas horas, pero lo que me está asombrando es el mundo de los seguros, que me está volviendo completamente loco.

Es materialmente imposible que un país avance cuando para defender derechos claramente escritos tenemos que convertirnos en héroes. Considero que tengo unos conocimientos y unas armas superiores a la media para enfrentarme a estas situaciones y aun así reconozco que me están destrozando.

En estos días he intentado razonar con todo el mundo, exponer leyes, he presentado reclamaciones, he presentado escritos con jurisprudencia, con las leyes, con los contratos y no ha servido de nada porque me han llegado a decir que “las normas, publicidad, leyes, sentencias y demás cosas que escribe en larguísimos escritos no sirven para nada, porque nosotros tenemos nuestros protocolos”.  En cuanto pueda editaré las grabaciones de algunas llamadas (eliminando sólo los datos personales) para colgarlas. Soy el primero en reconocer que para alguien ajeno serán muy graciosas. También iré comentando lo que va a pasar en el futuro; hoy cierto responsable valenciano de siniestros de GCO servicios me ha dicho que le importa muy poco lo de los juicios y aunque a mí me importan algo más, debemos entender que, por muy desesperantes que sean, estos van a cumplir las leyes aunque tenga que ir a Estrasburgo en silla de ruedas.   Leer más

La evolución de los beneficios empresariales en la crisis

Comenzaba esta serie de post haciendo referencia a una publicación de Vicente Salas Fumás, donde constataba que se ha construido un argumentario sostenido en la idea de que las devaluaciones salariales y los recortes han provocado un incremento de los beneficios de las empresas a costa de los trabajadores. A su vez se ha explicado que este proceso ha permitido el desapalancamiento y mejora de la rentabilidad de las empresas y, de alguna forma, nos encontramos en una situación en la que el consumo de los ciudadanos está creciendo en un marco de rentas decrecientes que además se están desapalancando.

A este respecto, Vicente Salas ofrece un cuadro en el que los beneficios y el margen crecían: 

En aquel post ya afirmaba que estos datos contradecían lo ofrecido por la central de balances del Banco de España (supuestamente el origen de los datos), una fuente que ofrece los siguientes datos:   Leer más

El cachondeo de la central de balances del Banco de España

 

Mientras trataba de buscar datos oficiales y fiables sobre determinadas variables económicas he llegado a las publicaciones de la Central de Balances del Banco de España y en particular a la publicación sobre los “Resultados anuales de las sociedades no financieras”.

Siempre debemos tener algunas precauciones cuando tratamos datos estadísticos. Antes de lanzarnos a la tarea de obtener algún tipo de conclusión, debemos conocer perfectamente que es lo que se mide, como se mide, la fuente, posibles sesgos…

Los problemas de esta publicación son bastante evidentes: Los datos salen de dos sitios diferentes: los registros mercantiles con datos calificados de “menor calidad” por el Banco de España y luego una encuesta no aleatoria, sesgada hacía grandes empresas del sector industrial, realizada con dos cuestionarios diferentes (modelo abreviado y ordinario), con grandes desigualdades en la representación entre sectores y con problemas de homogeneización graves al tratar conjuntamente empresas e información distinta.   Leer más

La eliminación de las diputaciones según Victor Alvargonzález

En el desfile de expertos desbarrando en los medios de comunicación encontramos un rankiano publicando un artículo en “El Economista”. Soy perfectamente consciente de la que me va a caer, pero no puedo resistirme.

Estamos hablando de Victor Alvargonzález, que además de Rankiano, es colaborador de “El economista” y Director de inversiones de Tressis S.V. Según la página de Tressis, es Director de Estrategias de Tressis Gestión (la sociedad denominada realmente Tressis S.V., S.A., pero que se publicita como Tressis Gestión de patrimonios). En todo caso, puede que no tengan demasiado actualizadas las páginas del grupo porque  Daniel Lacalle firma como Director de Tressis Gestión y aparece como Director de inversiones de Tressis Gestión SGIIG (otra sociedad).

El caso es que publica un artículo que nos pone en una disyuntiva curiosa: “¿Por qué rescatar bancos si se pueden cerrar diputaciones?”. El artículo no tiene desperdicio y sirve para unir varios argumentos candentes con un hilo común. ¿Cómo lo hace? Pues con el manual en la mano. Sólo así se puede llegar a sugerir que estamos ante una disyuntiva entre cerrar diputaciones o rescatar bancos. Cuando hablamos de economía todo está relacionado de alguna forma; en todo caso, las diputaciones parecen representar un papel un tanto marginal para explicar la necesidad de un fenómeno mundial.   Leer más

Lo indiscutido: Devaluación salarial= Rentabilidad Empresarial+Desapalancamiento

Imaginemos que alguien nos dice:

“En la crisis se ha producido una devaluación salarial que ha permitido que las empresas mejoren sustancialmente su posición, mejorando la rentabilidad y acometiendo un proceso de desapalancamiento histórico”.

Esta afirmación, despojada de todo tipo de matiz, es hoy indiscutida. Supongo que alguien me dirá que escribo fatal; y que en realidad debería usar la palabra indiscutible. Pues no: es discutible pero no genera discusión porque desde que los análisis son para demostrar premisas tratamos de eliminar aquellas opciones y escenarios que no les interesan a nadie.

El hecho de que las empresas hayan reducido su endeudamiento y mejorado su rentabilidad ha de ser defendido por todos los actores del sector financiero y del sector político. Se trata de defender que nos hemos recuperado, que las medidas eran necesarias y que han sido un éxito. Además, es importante transmitir el mensaje de que los fundamentos de la economía y de las empresas son fuertes; sobre todo cuando hay dudas sobre la rentabilidad y el endeudamiento (¿cómo explicamos que coexista la indiscutibilidad de la frase con dichas dudas?).   Leer más

¿Eliminamos el impuesto de sociedades?

 

El 15 de  febrero de 2016 publicaba un post acerca de las cifras del documento que Podemos remite al PSOE para alcanzar un pacto de gobierno. En ese post se desencadena un debate acerca de la conveniencia de analizar la eliminación del impuesto sobre sociedades. Overdose acaba ironizando sobre la subida del 50% en el impuesto de sociedades que propone Podemos.

Por determinadas casualidades de la vida el 17 de febrero de 2016, Juan Ramón Rallo publica un artículo (entiendo que post son publicaciones en blogs, mientras que artículos son publicaciones en medios de comunicación) en “El Economista” en el que cuantifica la subida del impuesto de sociedades en el 50%. En dicho artículo aparecía algún error que he tratado de corregir en los comentarios. Pero, al igual que me ocurre en la página de Rallo, mis comentarios no se publican. Supongo que no tendré el nivel o educación apropiada, o que existe algún tipo de error informático. En todo caso he de aclarar que todo el mundo tiene todo el derecho a vetar a quien le da la gana; incluso tiene todo el derecho del mundo a presumir de defender valores como el respeto, liberalismo y demás…   Leer más

Las razones por las que no recomiendo comprar oro

Uno de los primeros comentarios de un post en el que defendía que ahora sí que veo muy probable un episodio de hiperinflación hace referencia al oro. El comentario fue breve, claro y conciso:

Oro y plata hacia arriba

 

En este post me gustaría comentar este comentario (espero se perdone la redundancia). Antes de hacerlo, me veo obligado a hacer una aclaración. Ni soy inversor, ni pretendo serlo, ni pretendo hablar en función de intereses de inversores, ni colocar libros de inversores, ni vender asesoría. De vez en cuando me veo obligado a repetirlo; para evitar malos entendidos.

No soy muy amigo de los disclaimer, pero este tiene todo el sentido del mundo. Por ejemplo: habría dos formas de afrontar una burbuja; un inversor tratará de buscar siempre las burbujas de la misma forma que un surfista busca una ola, con el ánimo de aprovecharla. Trataría de encontrarla, aprovecharla, contribuir a inflarla y buscar luego el momento donde no de más de sí. Pero si miramos la mima situación desde una óptica de economista buscaremos las posibles burbujas para evitar que se formen. El timing será clave para los inversores (siempre habrá que estar vigilando todo tipo de información para saber el porcentaje que puede subir y siempre buscarán las señales que anticipen el derrumbe para salirse en el momento apropiado). A mí no me importa nada el timing; y mucho menos si tal activo sube un 5 o un 10% antes de caer.  A los inversores les preocupa “el pinchazo” de la burbuja; a mí me preocupa cuando se hincha; entre otras cosas, porque siempre acaba en pinchazo y, sobre todo, por los efectos que pueda tener sobre la situación general.   Leer más

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar