9

 

Para acabar con toda la serie de post acerca de la regresividad fiscal, me gustaría hacer un repaso a la evolución de los distintos impuestos a lo largo de la última década.  En este caso he optado por una forma de verlo eminentemente gráfica. A veces con un par de líneas y unas cuantas imágenes comprobamos mejor las cosas que con números, sobre todo en el ambiente en el que nos encontramos donde hablamos de miles de millones con una facilidad pasmosa.

Lo primero que propongo es situarnos en el esquema de rentas de estos 10 años; y a tal efecto he obtenido en la página del INE los datos de las remuneraciones de los trabajadores y los excedentes empresariales, (vulgarmente beneficios), y lo he convertido en el siguiente gráfico:

 

 

Como podemos ver, ambas líneas son ascendentes casi de forma paralela, hasta el año 2007, donde todo comienza a derrumbarse. Como podemos ver, los sueldos inician una caída que se acelera, mientras los beneficios empresariales han tenido una caída en el ejercicio 2009, pero ya han comenzado a recuperarse.

Pues en este contexto, podemos tratar de comprobar cómo se han ido comportando los impuestos más importantes que son el Impuesto sobre la renta de las personas físicas, el impuesto sobre el IVA, los impuestos especiales, (en los que he destacado tanto el del tabaco como el de hidrocarburos) y el impuesto sobre sociedades.

La gráfica que relaciona estos impuestos es la siguiente:

 

Me gustaría llamar la atención a un par de detalles; por un lado en la primera parte de la década, los impuestos son coherentes con la evolución de la economía. Pero sin embargo se comprueba que mientras las rentas de trabajo se derrumban, el IRPF manifiesta una ligera bajada, iniciando automáticamente la subida. También se aprecia muy claramente la subida del IVA en 2010, que rompe claramente la evolución de la economía.

Pero desde luego debería llamar la atención a la evolución del impuesto de sociedades que ha seguido la tendencia hasta las rebajas que se acordaron en 2006, hasta el punto que en 2008, los impuestos especiales casi superan lo recaudado por impuesto de sociedades, y que en los años siguientes lo superan claramente.  Desde luego es llamativo el hecho de que la recuperación de los beneficios empresariales no se aprecia en la recaudación de sociedades, que sigue en una clara línea descendente.

La misma gráfica se aprecia si en lugar de usar los datos de recaudación de cada uno de los impuestos en miles de millones, tratamos de verlos en términos de porcentaje de cada uno de los impuestos sobre el total de los considerados.

 

Otra vez los datos son bastante elocuentes, en los que se comprueba que la participación de los impuestos en la recaudación tiene dos grandes puntos de inflexión. Por un lado, nos encontramos con las rebajas en sociedades, que hace que el esfuerzo de las sociedades comienza a caer de forma espectacular a partir de 2006; mientras el IRPF se va incrementando hasta que la subida de IVA le hace perder peso, (a pesar de que está subiendo  también).

Para tratar de entender la situación de las rentas del trabajo, debemos tener en cuenta que la recaudación de I.R.P.F, se compone de varias partidas, por lo tanto me gustaría proponer un dibujo que nos indica la evolución tanto de la recaudación de IRPF como aquella derivada de rentas del trabajo.

 

Si tenemos en cuenta esta gráfica, resulta que la bajada de IRPF que hemos tenido en los gráficos anteriores, no se explica precisamente por las bajadas de las remuneraciones de los asalariados que teníamos en nuestro esquema general, sino que el importe recaudado a partir de los sueldos se ha incrementado en todo momento, incluido el momento donde comienzan a caer.

Esto en definitiva, lo que nos quiere decir es que cada vez con mayor claridad, podemos definir el impuesto a la renta de las personas físicas como un impuesto al trabajo, perdiendo cada vez mayor peso el resto de rentas que pueden obtener las personas.

 

En definitiva, yo creo que con estos gráficos creo que se observa perfectamente la evolución de quien sostiene el presupuesto público a lo largo de estos años y en que concepto. En este sentido a pesar de que el consumo se está desplomando, los impuestos indirectos están incrementando fuertemente su peso, derivados de las subidas; y por supuesto, que las menores rentas del trabajo, soportan cada vez un peso mayor de la estructura del estado.

Esto es lo que se llama el resultado de la regresividad.

 

  1. en respuesta a Pagano
    -
    #10
    18/11/11 12:13

    Estimado Pagano: has aclarado lo que no había entendido de tu texto anterior de una manera correcta. Gracias.

    De todas las maneras, por lo que respecta a este hilo. Yo estoy más bien con la explicación de Tomás.

    Un saludo y gracias de nuevo.

  2. en respuesta a Yo mismo
    -
    #9
    18/11/11 01:36

    Estimado Tomas:

    Gracias por la respuesta,

    Comentario:
    A ver, estás hablando de gravar el consumo en lugar de gravar el trabajo, pero en realidad lo que no estás entendiendo es que estas dos opciones son lo mismo. Porque me da igual que me graven como trabajador que consumidor.

    Respuesta:
    Aunque la fiscalidad puede ser la misma no es lo mismo, si a mi me quitan un 18% de mi sueldo para el IRPF, y pago un 18% mas de IVA, mi capacidad de compra no varia, pero para las empresas hay una diferencia muy grande ya que se encarece lo que se importa y se abarata lo que se exporta, sin devaluar la moneda.

    Si gravas el consumo, quien ahorra pues no consume, pero tecnicamente no estas gravando los ingresos del trabajo.

    Cuando consmues estas utilizando las infraestructuras y los sericios publicos, estas utilizando materiales y recursos naturales estas utilizando energia. Quien Ahorra, no utiliza nada, pero pone el dinero a disposicion de las entidades para que otros inviertan, porque penalizar el ahorro.
    otra cosa diferente es gravar los ingresos del ahorro, que como beneficio debe de ser gravado como cualquier actividad mercantil.

    Que solo ahorran unos pocos, pues te dirira que ahorran mas las personas mayores que los jovenes, es obvio que el problema fiscal más grave es la falta de ingresos de las personas con unos sueldos raquiticos en comparacion con la europa de los 15.

    Gracias por las soluciones que planteas.

    En este sentido para mi la mejor solución es gravar todo de la misma forma, si se gravase el beneficio de las transaciones financieras en el lugar y momento en que se producen, no habria paraisos fiscales. pero ya es buena la noticia que MERKOSZY, hayan planteado prouestas similares a las de ATTAC, en el G20. Muy poco a poco se va avanzando.

    El IVA, tiene una ventaja es que grava en el lugar y momento en que se produce la transacción. Y a la postre defiendo lo mismo con el IVA, se eliminarian los trucos.

    Un saludo

  3. en respuesta a Pocholo r.
    -
    #8
    18/11/11 01:15

    Estimado Pocholo r. :

    No entiendo lo que me quieres decir, me imagino que no entiendes esas frases en mi texto de ahi las interrogaciones.

    "Porque tenemos un sistema fiscal regresivo, pues porque siempre es regresivo"
    ¿?

    Para nuestra desgracia, es dificil tener un sistema fiscal equitativo, y como siempre todos los sistemas tiene cosas buenas y cosas malas, y siempre beneficia o perjudica a unos más que otors. Pero tal como esta montado el sistema economico, todos se financian de donde hay más y lo que suele haber siempre es más pobres, por lo que al final todos los sistemas acaban siendo regresivos.

    "Y por último hay que mencionar que en un planeta finito, el gravar al consumo permite compaginar la tributación con la propuesta de la teoría del decrecimiento."
    ¿?

    Hay una teoria economica que propone el decrecimiento, si se modifica el sistema fiscal para gravar el consumo pues es compatible con esa teoria, esta teoria se basa en decrecer, consumir menos, ya que el ritmo de uso de los bienes naturales y combustibles fosiles es insoportable para el planeta, de forma que la unica via que proponen es la contarria al crecimiento economico a costa de cualquier cosa y por eso se llama decrecimiento.
    A titulo personal esta formula no es viable sin una renta basica que evite la presion sobre el empleo y proporcione ingresos estables a las personas para frenar el cosumo.

    "Quien ahorra está contribuyendo al estado del bienestar, al contrario de quien consume."
    ¿?

    Quizas aqui no me exprese bien, cuando consumes, estas utilizando o gatando un producto, estas utilizando materiales y recursos, todo es limitado. Cuando consumes has utilizado el trabajo de los demas en el consumo, aqui hay un problema en la estructura economica, la economia esta montada de forma que si no consumes no funciona, de ahi que sea necesario deshacer esa madeja. Quien ahorra no esta consumiendo, por lo que no esta utilizando recursos. Eso si permite a traves de las entidades financieras que otros consuman.

    Espero con esto haber aclarado tus dudas, si no interprete el mensaje bien pues mis diculpas.

    Un saludo

  4. en respuesta a Yo mismo
    -
    #7
    17/11/11 23:41

    Es que el autónomo no pagaría impuestos por sus rentas del trabajo, así que solo pagaría el iva de sus gastos por coprar bienes, no nos cobráría iva por su trabajo. Y eso sería igual para todos los autónomos. Un abogado no me cobraría iva, un fontarnero pagarñia el iva de las piezas que comprase para la reparación pero en su factura no tiene porque cobrar iva. claro que sería válido el sistema si todos lo aplicarán, todos los países del entorno, claro.

    Y para que vale el dinero? , el dinero no vale nada hasta que no se gasta entonces es cuando paga.

    Es solo un juego de imaginar.

  5. en respuesta a Pagano
    -
    #6
    17/11/11 23:31

    A ver, estás hablando de gravar el consumo en lugar de gravar el trabajo, pero en realidad lo que no estás entendiendo es que estas dos opciones son lo mismo. Porque me da igual que me graven como trabajador que consumidor.

    Y es que hablas de que quien ahorra es el que contribuye al estado de bienestar, pero esto es simplemente una falacia. El que ahorra es el que puede ahorrar, y un trabajador hoy dificilmente puede ahorrar, y en todo caso ahorrará una parte muy pequeña de su renta, por lo que siempre pagará este.

    ¿soluciones?.

    Pues hombre, gravar las otras rentas. En definitiva se trata de dar marcha atrás en los cambios fiscales de los últimos años y no en acelerarlos. Es decir, eliminar deducciones a grandes empresas, penalizar, (en lugar de fomentar) la tributación de rendimientos del capital, cargarnos todos los trucos como la tributación especial de los consejos de dirección.. eliminar SICAVS....

    Se trata de gravar las rentas todas, y no solo las del trabajo, que quedarían gravadas a medida que las condiciones de los trabajadores se resienten.

  6. en respuesta a Maois
    -
    #5
    17/11/11 23:25

    ¿justo y bueno?. Pues lo de justo depende de lo que todo el mundo entienda por justicia.

    Respecto a lo de bueno, sería un desastre, porque en todo caso sería absolutamente regresivo (por la sencilla razón de que el que logre ahorrar un 90% de su renta sería el que pagaría una proporción infima de su renta). Y el que logra ahorrar un 90% de la renta normalmente no suele ser el que menos consume.

    Por supuesto, todas las empresas no tributarían, por lo que resulta que la inmensa mayoría de las rentas en manos de una minoría simplemente no tributaría. Desde luego lo del consumo, ya de entrada todos los beneficios en España que se destinen al extranjero, (acciones extranjeras) o personas que gastan fuera simplemente no tributarian....

    y respecto a lo de facil de controlar... ¿no tenemos cierto sesgo en este sentido?. Es verdad que se dice que el IRPF es muy dificil de controlar, (sobre todo los autonomos....), y que en cambio el IVA es muy fácil de comprobar...

    pero lo que no acabo de entender es que una persona oculte los ingresos en IRPF y los declare en IVA.

    Es decir. si un autonomo "escaquea hacer facturas" o trabaja en negro o lo que sea.. ¡no creo que declare estas facturas en IVA!. ¿imaginas que un autonomo declare en IRPF ventas por 10.000 y en IVA ventas por 20.000?.

    Son dos impuestos exactamente igual de fáciles de controlar. Pero entre que interesa que el IVA sea mejor y que a la gente cuando le dicen: ¿es con IVA o sin IVA?, nadie se acuerda de que esto va a irpf y que es precisamente esto últimamente de lo que se habla... (porque el IVA lo defrauda el consumidor y este no se suele quejar)... nos queda la idea esta.

  7. #4
    17/11/11 18:59

    Hola Tomás, imagina que en todo el mundo solo existiese como impuesto el IVA, que se paga cuando se compra algo para consumir, y no hubiera otro impuesto. Y se hace progresivo, Con diferentes IVAS dependiendo los artículos, iva básico tramos se iva para los coches dependiendo su cilindrada.... ivas a artículos de lujo.... tramos de iva por tipo de vivienda y valor. Tramos de iva en la fctura de luz dependiendo del consumo....

    El sin último del dinero es el consumo, mientras no se consuma no paga impuesto ¿ y ? .

    Las empresas no pagan por beneficios, pagarán sus accionistas cuando se gasten los beneficios.

    No hay IRPF. Se paga cuando se gaste y más o menos IVA dependiendo de lo que compres.

    Los beneficios del capital tampoco pagan... Solo cuando el capital se gaste, en un coche, casa, viaje... Y más o menos dependiendo que coche o casa compre.

    ahorra todo lo que quieras que solo se paga impuestos cuando se gaste y más o menos dependiendo en que te lo gastes, si te gastas todo en el super pagarás muy poco, si te compras un coche de lujo pagarías un buen pico de impuestos...

    Sería justo y bueno ?? pregunto, pués solo es una ocurrencia, pues se dice que es un impuesto fácil de controlar y recaudar...

    Lo he pensado a raíz de que los ricos, empresarios, autónomos, acaban pagando menos impuestos que asalariados y cuando consumen pagan el mismo iva que los demás.

  8. en respuesta a Pagano
    -
    #3
    17/11/11 12:23

    "Porque tenemos un sistema fiscal regresivo, pues porque siempre es regresivo"
    ¿?

    "Y por último hay que mencionar que en un planeta finito, el gravar al consumo permite compaginar la tributación con la propuesta de la teoría del decrecimiento."
    ¿?

    "Quien ahorra está contribuyendo al estado del bienestar, al contrario de quien consume."
    ¿?

  9. #2
    17/11/11 02:49

    Estimado Tomas:
    En primer lugar debo de agradecerte a toda esta serie de post, sobre la tributación y la progresividad. Todo esto me ha hecho trabajar un poco, y se agradece.
    Dicho esto, este último post es muy aclaratorio, en mi caso ya sabía cómo está la tributación, por lo que no aporta nada nuevo.

    Pero, o yo no me entero, cosa probable, o tampoco aportas propuestas concretas para evitar la regresividad, todo se reduce a una exposición de datos interesante e instructivos para quien le guste, con la única argumentación que nuestra fiscalidad es regresiva. (regresivo es un palabro que me está creando problemas semánticos al no encontrar otro adjetivo que permita matices de contexto, como la diferencia entre trabajo y empleo , diferencia poco clara que tambien me crea muchos problemas)

    Hemos mantenido discusiones pero no veo propuestas, la mía es muy sencilla y supone gravar el consumo en lugar de gravar al trabajo justo todo lo contrario de lo que se está haciendo ahora. Si la financiación del estado de bienestar se sustenta en el empleo y cada vez hay menos, tenemos un problema muy serio.
    Al igual que se quieren ligar los salarios a la productividad es necesario que se grave esta, y eso lo hace muy bien el IVA, de ahí que yo sea partidario de la subida de este impuesto en detrimento de otros, porque recauda mejor, es muy neutral grava a todo proporcionalmente, etc, etc.

    La segunda cosa que se nos olvida, es que el IVA, fiscaliza el beneficio empresarial en aquellas actividades sujetas al tributo en su parte alícuota. Traducido en Roman paladino, dependiendo de las circunstancias económicas y la competitividad, una subida del IVA, no tiene porque trasladarse íntegramente al precio por lo que se puede estar fiscalizando a través del IVA, parte del impuesto de sociedades ya que reduce en este caso concreto el beneficio empresarial.

    Como he comentado en otros post se utilizan las fundaciones y otras sociedades para desgravar, pero en este caso es necesario remarcar esta circunstancia porque a pesar de la crisis es el IVA el que está salvando los muebles para cuadrar el presupuesto del estado, si es que se puede cuadrar. Es decir ese IVA que no se puede repercutir porque tampoco son gastos de producción acaba siendo abonado por las empresas que se utilizan para evadir el deber fiscal. Por otra parte es lógico que las pequeñas y medianas empresas no estén sujetas a tanta burocracia fiscal y en este caso una fiscalidad bien orientada y basada en el IVA puede aligerar los deberes tributarios y hacer viables negocios que no lo serian debido al escaso beneficio, que no compensarían por las cargas administrativas y tributarias que estos soportan.

    El impuesto de sociedades debería de quedar solo para las grandes corporaciones ya que es la única forma de gravar los beneficios que obtienen de la internacionalización, pero ya vemos como hasta nuestras empresas internacionales se están incluso planteando mantener el domicilio fiscal fuera de España. El otro día se comentaba que incluso la SEXTA, tiene su domicilio social en Luxemburgo. Lo que no tributa en nuestro país es dinero que se pierde.

    De ahí que sea necesaria una gran reforma fiscal, para adaptar nuestra fiscalidad a la globalización y poder mantener el estado de bienestar.

    Que la política fiscal ha sido regresiva, pues si , el IVA, es muy regresivo pues es regresivo sobre todo para quien no tiene ingresos, que paga impuestos sin ingresos, de ahí que toda reforma fiscal necesite de medidas correctoras para evitar estas injusticias, la propuesta de financiación que realiza ARENCI, se basa en una fiscalidad del IVA, junto a un IVMA(impuesto monetario de valor añadido, que grave los beneficios de las transacciones financieras, en el lugar y momento en que se producen que permita una redistribución de la riqueza a través de una renta básica de ciudadanía.

    Lo que no me parece acertado en todo este debate, es entrar en una discusión de que pague el que más tiene, ni en la regresividad de los impuestos y no porque no comparta estos principios, sino que la mayoría de las veces el problema no está ahí. Si tenemos un 20% de economía sumergida ese problema de recaudación es mucho mayor que la regresividad del IRPF que afecta a un 5% de declaraciones. Si la fiscalidad lastra la competitividad de nuestras empresas y estas cierran eso si que es regresivo, eso genera más problemas que los impuestos sean regresivos.

    Tampoco sirve de mucho recaudar si las administraciones se dedican a despilfarrar, por donde quiero ir, cuando hablamos de que paguen más los que más ingresan, nos olvidamos de varias cosas a tener en cuenta, con los impuesto directos nos solemos olvidar de la carga fiscal de los indirectos. Y de la repercusión económica del ahorro. Quien no gasta, Ahorra o Invierte y si Ahorra suele suceder dos cosas la primera que esa persona acaba perdiendo poder adquisitivo por el efecto de la inflación, y se suele fiscalizar los ingresos del Ahorro. y lo segundo es que quien ahorra permite que el banco preste ese dinero, al entrar en el tejido inversor ese dinero genera beneficios y por tanto carga impositiva, es decir ese dinero sigue tributando.

    Quien ahorra está contribuyendo al estado del bienestar, al contrario de quien consume.

    Sin una valoración previa, es necesario revisar los dogmas y conceptos de regresividad que apuntas.

    Porque tenemos un sistema fiscal regresivo, pues porque siempre es regresivo, siempre afectara más a quien menos tiene, el sistema actual es regresivo (adj.que provoca un retroceso o vuelta hacia atrás) porque no se encuentra adaptado a la globalización.
    Y es regresivo porque nuestra mentalidad es regresiva y no se ha adaptado al nuevo contexto social y global provocado por las nuevas tecnologías.
    Una fiscalidad basada en el IVA, cumple con el mandato constitucional.
    Al final los tributos dependen de la forma en que se fiscaliza. En este caso la forma tradicional es hacerlo por la parte de los ingresos, que aunque no lo parezca los ingresos se encuentran en el principio de la cadena productiva ya que se tienen que tener en cuenta a la hora de elaborar el producto, mientras que el IVA lo hace por la parte final de la cadena productiva, no hay que tener la tributación en cuenta. Se puede gravar lo mismo de ambas formas, como comentamos en otro post, son las medidas correctoras y los ajustes los que al final nos dan la progresividad a los impuestos.

    Un problema que presenta la fiscalidad tradicional es que no repercute los costes lo que se traduce en un defecto impositivo, al gravar en menor proporción a quien más recursos utiliza, y a la postre lastra el coste de nuestra industria en detrimento de la industria extranjera.

    Y por último hay que mencionar que en un planeta finito, el gravar al consumo permite compaginar la tributación con la propuesta de la teoría del decrecimiento.

    Un saludo

    www.rentabasica.blogspot.com

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar