Parece que a algunos no les gustan las privatizaciones, cuando le tocan

2

 

En plena era de las privatizaciones, tenemos un caso muy curioso; la privatización de aena. El caso de Aena es un caso un poco extraño en las privatizaciones, ya que en la mayoría los consumidores directos de los servicios eran personas, y además se trataba de productos muy inelásticos donde los consumidores tenemos que aceptar todas las condiciones que nos planteen.

Sin embargo en el caso de AENA el tema es distinto, ya que el impacto directo afecta a las aerolíneas, que a su vez tienen problemas para trasladar los costes a los consumidores finales, debido a que una gran parte de los viajes son evitables.

Los  argumentos que usa la Asociación de Líneas Aéreas, curiosamente, son gran parte de los argumentos que la sociedad debe usar para negarse a determinadas privatizaciones. La única diferencia, como podemos comprobar, es que mientras las Líneas Aéreas tienen un altavoz a su disposición, el común de los mortales no tiene voz en estos procesos.

El enfoque de la petición de que se paralice la privatización de aena no es otra que entienden que los aeropuertos son “monopolios naturales” y que por tanto esto puede llevar a que se den situaciones que afecten al normal desarrollo de la competencia y de los mercados. Nos  cuentan en el artículo que ha salido en expansión que las aerolíneas estiman que lo relevante no es que la titularidad de los aeropuertos sea privada o sea pública. Y por supuesto se quejan de que tras la privatización van a tener que pagar los beneficios empresariales de aquellos aeropuertos rentables y las pérdidas de los que no van a ser rentables jamás.

La verdad es que me ha sorprendido mucho este artículo; más que nada porque por una vez estoy en absoluto de acuerdo con estos argumentos, que es una lástima que no se apliquen a todos los sectores. Y estoy tan de acuerdo con lo que dicen que me gustaría recuperar un post del lejano 2009 que coloqué acerca del anuncio de privatización de AENA.

Este post se llamaba  “¿Liberalizar es privatizar?, ¿privatizar es liberalizar?”, y la verdad tengo la sensación de que es el primer post que ha servido para algo. En el fondo estoy muy orgulloso, ya que o los de la asociación de líneas aéreas, (con los que por cierto no tengo absolutamente nada que ver), han usado mi post o simplemente creo que al final va a ser el post menos polémico de todos.

Por supuesto los argumentos que han clavado ahora los de las aerolíneas, (hasta las mismísimas conclusiones), no eran más que un ejemplo de todo lo que ocurre con todas las privatizaciones que se nos cuela como liberalizaciones; de tal forma que el impacto será mayor cuanto mayor sea la necesidad del bien del que estemos hablando.  O sea que el impacto  sobre el sistema económico de estos procesos es muy superior cuando hablamos del agua o de la electricidad, de la salud o de la educación. Lamentablemente en estos campos la diferencia es que no hay una asociación con mando en plaza para salir a dar difusión a los argumentos.

Y ya que estamos hablando de procesos de liberalización, tendremos que acordarnos de aquella propuesta de campaña contra la situación de los mercados de la gasolina que había lanzado. El mes pasado, se me ha pasado en medio del intento (fallido), para tratar de parar el reformazo. Pero hoy vuelvo a animar a todo el mundo a seguir ganando tamaño critico para tratar de eliminar el gran poder que las petroleras tienen.

Además esta semana, comienza el nuevo mes y tenemos resultado de la lotería; tanto el jueves como el sábado pasado el reintegro de la lotería primitiva ha sido el 3, por lo que al final tenemos que el número seleccionado es el 33; conclusión evitar REPSOL, CAMPSA y PETRONOR a lo largo de octubre de 2011.

  1. #3
    26/09/11 09:42

    Yo también estoy de acuerdo, con el argumento de que la titularidad pública o privada, no afecta por sí sola, a la gestión.
    En Francia tenemos ejemplos de empresas públicas, con titularidad estatal más competitivas, que las privadas y en sectores con bienes de intercambio.
    Yo trabajo en un sector público, en el que en España, ninguna empresa privada, estaría dispuesta a entrar, porque no produce beneficios a corto plazo y de "tomar el dinero y correr", y además produce bienes y servicios INTANGIBLES, que son necesarios, pero no pueden cotizar en un mercado (me da igual desde mi interés estrictamente ECONOMICO, que se privatice más o menos).
    ¿Cómo se valora el beneficio real de una ONG?
    En mi opinión hablar de personas JURIDICAS (asociación de lineas aéreas), que no son físicas, como si fueran personas de carne y hueso dándoles voz, voto y pensamiento responsable, demuestra la deshumanización y despersonalización de la Economía.
    Afortunadamente y en mi opinión también la educación y sanidad no debieran ser tan fácilmente MERCANTILIZABLES.
    Veremos a las personas, como el ganado, en pública subasta y se podrá vender y comprar personas de carne y hueso (ya existe subliminalmente y directamente la compraventa de seres humanos).
    Asistimos a la COSIFICACION y ALIENACION de la persona humana, convirtiendola según el deseo de los amos del mundo (el 1 por ciento) en objetos de propiedad PRIVADA (de otros, el 99 por ciento) y con ello la conciencia y lo que debe de pensar la gente, para seguir el negocio.

    La diferencia entre liberalización y privatización puede estar clara en la teoría, pero en la práctica NO, siempre debe haber un Tribunal de Defensa de la Competencia que obviamente NUNCA podrá ser privado, aunque nos digan como durante 50 años, que los mercados se autoregulan solos y son RESPONSABLES (ni siquiera eficientes está demostrado).
    Desplazar a lo público, supone en la práctica MONOPOLIZAR sectores más especializados y sensibles para la persona, que necesitan de fortísimas inversiones que no son a corto plazo COSIFICABLES y que necesitan de un control PUBLICO.

    LIBERTAD es hacer todo aquello que se quiera, SIEMPRE QUE NO AFECTE LA LIBERTAD DE OTROS y la selva o mercados sin árbitros, controles o normativa, no es libre (aunque haya "fumados" que hablen de un supuesto derecho natural previo al Estado, la propiedad no es un derecho fundamental de máxima protección).
    ¿Por qué tanta obsesión y comentarios por la titularidad o PROPIEDAD de CHORRADAS, si hay derechos FUNDAMENTALES necesarios más importantes en juego, en otros bienes y servicios realmente importantes, de los que no se habla, ya que no es políticamente correcto, desviando el tema?

    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar