Sorprende que se hayan falseado las cuentas o ¿sorprenden las reacciones?

21

Primero fue Grecia, luego fue Hungría y el otro día desde Inglaterra se afirma que las autoridades han engañado en los datos que nos encontramos.

Parece que en algún momento, todos los países se han lanzado  a maquillar sus cuentas, y a la vez todos los gobiernos a reconocer que se ha engañado. Lamentablemente estamos olvidando un detalle importante.

Este detalle no es otro que recordar que “La situación es peor que la que conocíamos”, es desde luego un clásico en todos lados y lugares. Debemos recordar que en España resultó que cuando entró José María Aznar, “no había dinero para pagar las nóminas”; Cuando entró Touriño tras Fraga, en la Xunta de Galicia, lo primero que hizo fue anunciar una auditoría para saber la realidad de las cuentas que había dejado el PP; auditoría de la que no se volvió a oír hablar hasta que este perdió las elecciones y entonces le tocó el turno a Feijoo decir aquello de “la situación es peor de lo que conocíamos”.

Clinton, dijo cuando llegó al poder que la situación económica era mucho peor de lo que se transmitía, y a su vez, el mensaje de Bush fue que se necesitaba una reacción porque la administración Clinton había dejado un solar no reconocido. Por supuesto, Obama, lo primero que hizo fue transmitir la idea de que la realidad de la economía USA era mucho peor de lo que Bush comunicaba.

Es absolutamente un tópico de todos y cada uno de los gobiernos, el mensaje de “los anteriores mintieron”; por tanto cuando cambia el gobierno de Grecia, el de Hungría o el del Reino Unido, la propia inercia de los políticos les lleva a decir lo que todos y cada uno de ellos dicen.

Sin embargo, las cosas hoy no están para cachondeitos, y si en el 2004, desde el PSOE se insinuaba que “existía un déficit oculto en determinados entes”, pues simplemente se tomaban las cosas como si alguien anunciase un día de lluvia y para adelante, ahora resulta que estas frases las carga el diablo.

En realidad debemos tener en cuenta que ni en Hungría, ni en Grecia ni en el Reino Unido, sabemos exactamente donde están los datos falsificados. Todos sabemos que se han falsificado las cuentas, pero parece que nadie quiere saber en qué exactamente. Desde luego, el caso parece que en Grecia por lo menos parece que ha sido en los derivados de deuda, de forma que se han financiado de esta forma, con el asesoramiento de los omnipresentes Goldman Sachs. Pero en todo caso, debemos tener en cuenta que realmente existe una distinción entre falsificación de datos y no mostrar la realidad como es.

Esta distinción va más allá de la sutileza, ya que prefiero soñar que me toque el euromillón antes que pedir que un gobierno nos muestre la situación tal y como es en la realidad. Es desde luego más rentable, (por lo menos para mí), y por supuesto más probable.

Pero no nos entendamos, la diferencia es muy importante, porque una cosa es falsificar los datos y otra muy distinta es presentar las cuentas o las decisiones de una forma conveniente y que a lo mejor nos lleve a engaño. Para entendernos, Pepe Blanco ha lanzado la campaña esta de los 17.000 millones que no va a ir a déficit. ¿Cómo se pueden gastar 17.000 millones sin que vayan a déficit?. Pues sencillo, la realidad es que simplemente se financia a empresas privadas, se avalan a bancos y se garantizan rentabilidades y en definitiva el estado “no gasta”, pero se compromete a pagar una rentabilidad del 15% anual durante 15 años. Si nos damos cuenta, en realidad Pepe Blanco no ha mentido en ningún momento, y es cierto que su plan no genera déficit, pero sin embargo, lo que no cuenta en ningún momento es que para los próximos 40 años tenemos 2.500 millones comprometidos de gastos. O sea, que en realidad lo que tendremos es un incremento de los déficits en el futuro.

Si de repente mañana hay elecciones y viene Rajoy, evidentemente se encontrará con las concesionarias que aparecen con los contratos y los compromisos de Pepe Blanco y nos dirá: ¡El gobierno anterior había mentido!.

En el caso de Grecia, la realidad es que todos debemos entender que tiene una deuda, (reconocida con los datos desde siempre), del 125% del PIB. En consecuencia, y resultado de los miedos sobre la deuda, el resultado es que la rentabilidad de la deuda griega ha subido espectacularmente, y en consecuencia, es fácil hacer un cálculo rápido. Cada punto de interés que suban los pagos de la deuda griega, la realidad es que los gastos en pago de deuda suben un 1,25% del PIB, y en consecuencia, cada punto de interés que suba la deuda, supone una subida del déficit por un importe del 1,25% del PIB.

Debido a las tensiones de deuda, la realidad es que los tipos de financiación de la deuda griega han subido de forma importante, lo cual implica una subida del déficit que va a tener que asumir la deuda griega. Exactamente lo mismo está ocurriendo en todos los países, y de esta forma los déficits se están disparando, pero esto no significa que se haya mentido o falseado las cuentas.

Lo que significa es un proceso normal en todas y cada una de las democracias del planeta, lo cual por cierto es más grave que el hecho de que un gobierno falsease las cuentas.

Por un lado tenemos a los gobiernos, maquillando las situaciones en la que nos encontramos en todos lados, intentando transmitir que la realidad es mejor de la que en realidad nos encontramos. De esta forma, en medio mundo hemos pasado de los brotes verdes a las reformas para consolidar la recuperación. Esto significa que una cosa es que se falseen datos y otra muy distinta es el proceso normal que se trata en seleccionar y presentar los datos de aquella forma que interesen para transmitir una imagen, que va a ser mejor que la real, porque al fin y al cabo están intentando transmitir que la gestión es buena.

Por tanto es normal que los gobiernos, traten de manipular y mostrar una realidad acorde a sus intereses, lo cual no significa que se falseen los datos. Y esto lo debemos tener en cuenta siempre que analizamos las declaraciones de todos y cada uno de los políticos.

Por supuesto, la oposición, siempre tratará de pintar un resultado distinto, normalmente más pesimista y poniendo sobre la mesa algunos problemas, para ofrecer soluciones y promesas. Supongo que esto será difícilmente discutible.

El problema está en los cambios de gobierno. En este momento, los que antes eran oposición serán ahora gobierno y viceversa. Por supuesto, el nuevo gobierno, siempre va a tratar  de culpar al antiguo de todos los problemas que existan en ese momento, (con toda la razón del mundo), y tratar de destacar que la situación real que transmitían era falsa, de forma que de alguna u otra forma, nos llegará el mensaje a los ciudadanos de que el gobierno mintió de forma deliberada, falseo y uso trucos contables y estadísticos para esconder una realidad peor de la que se encontraban.

Esto es algo muy útil para cargarse todas las promesas que se hicieron con anterioridad. De esta forma Feijoo prometía subir los sueldos de los funcionarios en las últimas elecciones generales, (porque afirmaba que habían perdido mucho poder adquisitivo), pero realmente lo que hizo fue bajarlos.

Obama lo primero que hizo fue el programa del TARP, que no fue otra cosa que una ayuda masiva al sistema financiero, cuando fue el eje principal de su discurso durante las campañas y lo más criticado a Bush, a cuenta de la irracionalidad de Wall Street. Y el ministro socialista Griego ha podido gracias a esto, pues no hacer ninguna política ni remotamente parecida a algo socialista.

Incluso Merkel ha aprovechado la “mentira” de los griegos, para aprobar un plan de ajuste nacional que contradice de forma flagrante sus propias promesas electorales.

Lo curioso es que tras todas estas maniobras electorales, y demás declaraciones, la realidad es que Pepe Blanco sigue con su plan de 17.000 millones, (que parece no va a pagar nadie), el ministro Griego afirma que Grecia podrá cumplir, el de Hungría tuvo que salir a decir que las cosas estaban razonablemente bien, y todos y cada uno de los políticos están defendiendo que estamos consolidando una recuperación que poca gente es capaz de ver.

Y todo esto mientras se aprueba en la UE un fondo fantasma de un billón de euros, que en teoría es para evitar quiebras de países, en un fin de semana y con nocturnidad y alevosía, aún a pesar de que todo el mundo dice que no se está hablando de problemas en ninguno de los países.

Por supuesto, quizás deberíamos pensar que los de los mercados, se paran a analizar toda esta casuística, pero la realidad es que ni tienen capacidad, (están a otras cosas y a sus gráficas), ni por supuesto tienen el mínimo interés en entender una realidad que significará invariablemente su derrumbe.

El problema no es que se falseen datos, el problema es que se falsean sistemáticamente las conclusiones, estudios, informes, resultados y que realmente ya no importa cuál es la realidad sino que lo único que importan son las campañas de imagen y de la opinión pública.

Por esto, normalmente yo asumo como completamente ciertos todos los datos que nos den, pero no me creo ni uno sólo de los argumentos (por lo menos sin analizarlos muy bien), que aparecen por ahí.

Por supuesto, me queda tratar de entender la razón por la que los mercados ahora se han fijado en las palabras y discursos que siempre se han dicho en todo sitio y lugar. Pero ese será otro post, (en el que por cierto no me llega sólo con lo de la “sensibilidad”), sino que más bien tiene mucho que ver con “los olvidos” de los mercados. ¿Por qué se fijan ahora en Portugal, Grecia y España y en cambio no se fijan en Irlanda, Islandia..?.

Ese será otro post.

  1. en respuesta a Yo mismo
    #21
    16/06/10 01:34

    Si ya nos referimos en otros post a las causas raiz, las economicas, que hacen huir hacia adelante...el instrumento para huir es dejar hacer a las finanzas a tutti pleni... primero el desequilibrio que fuerza a un exceso de apalancamiento...para sobrevivir en un mundo competitivo en el cual no somos productivos..y solo podemos serlo en sectores nuevos que uan estan por aparecer...por esto la salida no es que sera lenta sera muy lenta...es la decada que nos ha tocado...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar