1. Bajada de tipos para estimular inversión y liberar fondos de la demanda para que esta sea eso: demanda...

2. Abandonar inmediatamente la norma o recomendaciones de contención salarial por varios motivos: Para recuperar la demanda, y para obligar a las empresas a innovar y ser más competitivos, (tienen que saber que sus mejoras tienen que venir de sacar más valor de sus recursos, no de pagar menos por estos).

3. Cumplimiento de normas de estabilidad laboral, (los contratos de obra, para una obra, y demás). Las empresas tendrán que planificar sus necesidades y no confundir ajustes puntuales con cachondeo... La flexibilidad no puede ser tanta que haga innecesaria la planificación.

4. Formar a los trabajadores, de tal forma que se incremente su capacidad de generación de beneficios...

Si contratamos por menos de 1.00 euros, no vamos pedir ingenieros, ...

Pues si no tenemos lo que necesitamos tendremos que conseguirlo, y una empresa que tiene ese activo no va a pagar 1.000 euros, (por que sabe lo que vale).

5. Incrementar subvenciones a proyectos productivos, (incrementar el porcentaje), pero siempre que se cumplan una serie de condiciones:

- Que la empresa supere el porcentaje de estabilidad laboral.
- Que impliquen formación a los trabajadores y por tanto incremento de ingresos para ellos.
- Que impliquen una mejora en los márgenes de explotación de la empresa.

Que se tengan que cumplir estos requisitos que son los que en realidad creara riqueza social., (que es la que se debe pagar con fondos públicos).

6. penalizaciones fiscales, y por supuesto retirada de subvenciones para aquellas inversiones no productivas, especulativas o financieras...

7. Obligación de presentación de diagnósticos empresariales planes director, de empresa o el nombre de turno para obtener subvenciones, contratos o incluso establecer bonificaciones fiscales al cumplimiento....

Quiero decir que se exigirán planes a 5 años con objetivos de valor empezarían, medidas, empleo, y se bonificara el cumplimiento..

8. Abandonar el IPC como medida de poder adquisitivo y como medida de competitividad...

Para medir el coste de la vida, tendremos que introducir todos los costes del ciudadano, (vivienda, intereses, etc...)

No puede pasar que una parte de los costes se multiplique por dos y en unos años nadie se plantee actuar, (y entre otras razones porque no tenía incidencia sobre sueldos y demás). Si los sueldos estuviesen indiciados al precio de la vivienda esta no hubiese subido tanto seguro.

Y para medir la competitividad, tenemos que hacer un análisis de los productos servicios que podemos exportar, y tenemos que analizar cuanto nos cuesta poner en el mercado exterior esos bienes...

En definitiva, para saber si nuestra economía es competitiva tendremos que saber cuanto nos cuesta poner naranjas en Londres, (y así sabremos si podemos competir en Londres), en lugar del precio del pollo en Madrid que es lo que miramos ahora....

En definitiva, para mirar la competitividad de una empresa en Londres tendremos que analizar cuanto nos cuesta poner el producto de esa empresa en Londres, y no el precio en MADRID, (que no es lo mismo)...

Muy importante esto para saber realmente donde estamos y que tenerlos que mejorar...
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar