10
Los periódicos en algún momento, han dejado de ser el envoltorio del pescado a ser el lugar donde se reúnen los análisis que nos dicen que “la crisis provoca ….”, (rellene los puntos suspensivos con toda clase de efectos). La verdad es que ha llegado un punto donde se le da personalidad propia a la crisis. Lo normal es por supuesto que en un desbarajuste de tales proporciones, surja la famosa manifestación contra la crisis. ¿Cómo no vamos a ir a una manifestación contra la crisis?.
Por supuesto tenemos que hacer entender a la menda que ya vale de jugar de esta forma con los banqueros centrales, las empresas, los gobiernos y con las familias. De hecho, yo propongo que no nos limitemos a una manifestación contra la crisis. Yo creo que podríamos denunciarla por los perjuicios causados, desde luego, imponerle grandes impuestos para pagar los daños y por supuesto quitarle su piso. Y eso, porque estoy alegre, ya que normalmente apoyaría una propuesta para ir a su casa y lincharla.

Sólo veo un pequeño problema en esto de manifestarnos, echarle la culpa y reclamarle a la crisis. ¡Ni tan siquiera Hacienda puede encontrarla!. Claro que tenernos a todos ocupados mirando a la crisis, sirve y muy bien para que nos cuelen aquello de “no tiene sentido buscar culpables”. Pues hombre, ¿Cómo vamos a buscarlos?.
Pero bueno. La realidad es que la crisis no provoca ni la morosidad, ni la caída del empleo, ni la caída de las aerolíneas, (por ahora en sentido figurado), ni los problemas de los bancos, ni las penurias de tantas y tantas personas. Y la crisis no provoca esto, porque todas esas cosas y más son los síntomas de algo que no existe, de un fenómeno y de una realidad que provoca esta situación.
Millones de familias en todo el mundo han quedado atrapadas en una situación surrealista durante años de salarios contenidos, en un entorno de especulación masiva en todos los productos básicos y políticas monetarias desquiciadas. Ahora nos encontramos con más de lo mismo, pero debemos añadir las políticas fiscales de auténticos sociópatas.
¿Tiene sentido buscar culpables?. Púes claro que sí. Ya sé que durante un tiempo le hemos echado la culpa a los negritos de Alabama que habían adquirido su piso. Claro que era un poco tonto, creer que la parte más baja de la sociedad estadounidense se haya cargado el sistema financiero mundial. Por supuesto, a nadie se le ocurrió pensar que las personas con menos recursos sean las que antes han caído y que esto no es más que un proceso, en el que van cayendo cada vez más familias.
Ahora que no le echamos la culpa a los negritos, lo mejor es que no busquemos culpables, y esto es otro gran error de los formadores de opinión. Pero es completamente indispensable encontrar los culpables y sobre todo las acciones que han provocado esta crisis.
La manifestación preparada para el 12 de diciembre de 2009, es un ejemplo claro de toda esta situación. ¿Podemos manifestarnos contra la crisis?. Pues es un completo ridículo, porque está no nos va a hacer ni puñetero caso.
Claro que de repente empezamos con el baile de contra quien nos manifestamos y realmente lo que se oye es surrealista. Por un lado, parece que no tiene sentido manifestarse contra las empresas. Desde el PP y desde la CEOE se preguntan por el sentido de manifestarse contra las empresas. La verdad es que yo ya no entiendo nada. ¿contra quién va a manifestarse o hacer una huelga un sindicato sino es contra las empresas?. Es que parece que olvidamos que los sindicatos (por lo menos en teoría) sirven para reivindicar los derechos de los trabajadores ante las empresas. En fin, es normal que se olvide que las huelgas y manifestaciones se hacen contra las empresas. Se puede discutir si las empresas tienen culpa o no de la situación actual, pero vamos, lo que no se puede discutir es que los sindicatos las huelgas las hacen contra las empresas.
Ahora bien, ¿nos podemos manifestar contra las empresas?. Pues claro que sí, existen razones más que suficientes para manifestarnos contra las empresas, ya que al final han sido el instrumento para una curiosa redistribución de la renta, ya que han sido las principales impulsoras y beneficiadas en el corto plazo de una política basada en proteger la oferta y no los mercados, (nótese el matiz). El escándalo de precios imparables y salarios contenidos, ha provocado unos beneficios increíbles en el corto plazo, a costa de acabar completamente con el sistema.
Sin embargo, es completamente cierto que la realidad es que las empresas no han hecho otra cosa que lo que han podido. A veces tenemos que recordar que tenemos sindicatos, gobiernos, partidos políticos y cuatrocientos mil organismos dedicados a la planificación económica, pagados por los impuestos de los ciudadanos y que se supone que estamos pagando para defender nuestros intereses, construir un modelo sostenido y desde luego existen ciertos indicios para determinar que no es que hayan hecho un buen problema.
En este sentido, pues la verdad es que lo triste de la realidad que nos ocupa es que los bancos y las empresas han hecho lo que se supone que es su función: ¡conseguir los mayores recursos posibles!. Tantos que se ha destrozado el sistema. Pero claro, ¿el problema es que las empresas o los bancos, han pedido conseguir proteger sus mercados o conseguir que les demos el boe y la llave de la caja o el problema está en que los sindicatos, gobiernos, oposiciones, y demás instrumentos que pagamos no han tenido la mínima defensa de los intereses de los que nos tienen que defender?.
Esta semana, tenemos que tomar una decisión sobre si acudir a una manifestación contra la crisis organizada por los sindicatos. Y realmente es curioso, ya que me apuntaría a una manifestación contra la empresa para mejorar las condiciones laborales. Desde luego no faltaría a una manifestación contra los sindicatos para que defiendan los intereses. No dudaría en manifestarme contra los sucesivos gobiernos y partidos políticos, para que se dejen de aceptar chantajes, demagogia y se pongan a echarle inteligencia, (como se supone que deben hacer).
Pero ahora me encuentro con una manifestación en la que si voy, los sindicatos van a sentirse apoyados, a la vez que el PSOE se puede sentir apoyado en una política ultraderechista, (eso sí con un discurso muy bonito).
Claro que si no voy, resulta que los que se pueden sentir apoyados son los empresarios, que desde luego pueden seguir con sus extrañas teorías de que bajando los sueldos vamos a salir de una crisis en la que mucha gente no tiene ingresos suficientes, y que para contratar mejor, hay que abaratar el despido.
Si voy, estoy dando un apoyo a unas reivindicaciones que básicamente son que todo siga igual. Si no voy, estoy mandando el mensaje de que todo sea igual.
En fin, la verdad es que personalmente no sé qué es lo que debo hacer ante esta manifestación, que no es más que otra trampa para que todo siga igual. Me manifiesto contra los sindicatos que han permitido todo tipo de absurdos en el mercado laboral a cuenta de una supuesta responsabilidad. Desde luego, yo me apunto a cualquier manifestación contra las empresas, para que se mejoren las condiciones laborales y podamos tener más ingresos.
Por supuesto me manifiesto contra los gobiernos, que han permitido y fomentado un sistema donde se ha producido una redistribución de la renta impresionante de los trabajadores y consumidores a las empresas y sobre todo bancos. Que han permitido un sistema en el que los ingresos no lleguen para vivir. Y que cuando el endeudamiento, (fruto de este desfase), privado se ha acabado, pues se tira de presupuesto público, con la disculpa de políticas keynesianas, (interpretadas de forma muy sui generis), seguir repartiendo recursos para mantener el cachondeo a costa de los impuestos de la gente. Me parece increíble que ahora que D. José Pérez no se puede endeudar, que se endeude España, S.A. para seguir haciendo lo mismo.
Por supuesto me manifiesto contra los bancos centrales, (empeñados en reformar los mercados laborales, sin tocar los financieros que creo que es lo que toca, y aún así se libran de todas). Que no han hecho otra cosa que financiar todo este cachondeo.
No sé si voy a ir a la manifestación, pero alguien debería plantearse lo que va a pasar cuando toda la gente que está agobiada por todos los desmanes de aquellos que están empeñados en no buscar culpables, (¿Por qué será?), decida salir a la calle. ¿Quién va a canalizar este descontento?. Los sindicatos están ahora comprometidos a buscar la paz social, pero la paz social sólo se consigue pensando en la sociedad; no con engaños de este estilo.
  1. #10
    01/12/09 00:01

    Anonimo,..17.47

    la verdad es que hace tiempo que no tenemos de eso.

    lo siento, pero la verdad es que este gobierno es un autentico desastre igual que el otro.

    no se trata de fomentar nada. Se trata de poner las condiciones para que se pueda innovar. y para eso... clientes.

  2. #9
    30/11/09 23:57

    Tintaenllamas.

    la verdad es que las cosas no se estan haciendo bien, pero bueno, la verdad creo que los sindicatos trabas mas bien poquitas, de hecho esta manifestacion es humo puro para aquello de decir estamos haciendo algo...

    saludos.

  3. #8
    30/11/09 23:53

    Este es un mensaje de tintaenllamas que ha colocado en este post que no sé muy bien porque ha subido dos veces al blog

    "Es claro el objetivo de esta manifestación, y es que los sindicatos se den eco.

    No voy a entrar en decir hasta qué punto están perjudicándonos los sindicatos con sus trabas a los mercados laborales, porque su efecto se compensa con las propuestas de la CEOE de reducir cotizaciones sociales para beneficio propio, escudándose en que ellos son los que crean empleo, el mismo discurso rancio que usan para que el gobierno les proteja sus industrias.

    No soy visionario, pero considero que se debe llevar a cabo una reforma en la negociación salarial, el trabajador no se vería perjudicado ante las empresas si no existiese la carencia de competencia que padecemos en la actualidad en muchos sectores."

  4. #7
    Anonimo
    30/11/09 18:47

    Es una cuestión de eficacia, hay gobiernos que actuan con prevision, informan bien, actuan con prioridades, incluso incentivan la inovacion y la industria. Otra cuestión es quien asumira los excesos del pasado, las irresponsabilidades del pasado.

  5. #6
    30/11/09 16:58

    Michel

    gracias a ti.

    totalmente de acuerdo...

  6. #5
    30/11/09 16:58

    Gracias Davil Lear.

    tienes razon en lo de confuso y contradictorio, sin embargo estamos metidos en una historia un poco rara.

    Hagamos lo que hagamos, se va a entender lo que quieran entender..

    Lo malo es que cuanto menos nos quieran entender, y más interpretar de acuerdo a lo que les interese, peor va a ser para todos.

    Respecto a los sindicatos, pues simple y llanamente no hicieron lo que tenían que hacer hace unos años. Ahora solo puede actuar el gobierno, y no precisamente continuando con la situacion.

  7. #4
    30/11/09 16:52

    Anonimo 12.33

    Lamento mucho que no te haya gustado el artículo.

    En mi defensa, decir que no pretendía explicar lo que está ocurriendo, sino más bien, decir que lo ridiculo es echar la culpa a algo que no existe como "la crisis", que no existe, no tiene la culpa y desde luego no tiene soluciones.

    Por supuesto, me parece ridiculo manifestarme contra algo que no existe, y desde luego me parece que todo eso significan ganas de no encontrar culpables cuando es facil encontrar cualquiera.

    Por cierto. Cualquier explicación de lo que está sucediendo en 1.500 palabras será ridiculo.

  8. #3
    Anonimo
    30/11/09 14:15

    Desde hace demasiado tiempo los sindicatos decidieron olvidarse de amplios sectores de la población para solo centrarse en sus cadenas de montaje, sus puestos administrativos y sus privilegios.

    Al igual que los políticos y gran parte de los medios de comunicación viven mirándose al ombligo y preocupados en exclusiva por mantener sus puestos y privilegios. No vaya a ser que llegue alguien que sepa un poquito más y les vaya a quirtar el puesto.

    Y ahora, que ven que les pueden reducir salarios, que los fijos ven peligrar su puesto, ahora que estan en la empresa o en la administración "los de siempre" ahora, deciden hacer una manifestación.
    Para qué?¿Para pedir más subvenciones para coches y multinacionales? ¿Para seguir cavando zanjas? ¿Para apoyar a la banca para que no bajen el precio de los pisos? ¿para qué?

    Con las falsas luchas partidistas, los falsos debates, el falso espectáculo del enfrentamiento patronal - sindicatos, lo unico que se me viene a la cabeza es la orquesta del Titanic entreteniendonos a todos mientras que unos cuantos se montan en los botes salvavidas.

    El que crea que cualquiera de todas estas rancias estructuras, organizaciones y líderes nos va a sacar de dónde estamos se seguirá hundiendo. Ellos fueron los que nos metieron en el fango.

    Lo unico que espero es que la transición hacia un nuevo modelo "social", y después productivo se produzca lo antes posible para que vuelvan a surgir oportunidades y salgamos reforzados. Pero esas fuerzas tendran que salir de nosotros mismos, ellos solo van a intentar seguir con su patético espectáculo.

    Un saludo. Y gracias por el espacio.

  9. #2
    Anonimo
    30/11/09 13:48

    Te felicito por el análisis aparentemente confuso y contradictorio a veces, pero que refleja muy bién la situación.
    Yo no iré a la manifestación porque la han organizado los sindicatos. Unos sindicatos que se apuntan a lo que sea con tal de seguir aparentando que representan a los trabajadores. Y se de lo que hablo, porque durante muchos años he lidiado con ellos y con sus contubernios por debajo de la mesa.
    También porque cuando hablamos de empresarios parece que solo pensamos en Botín y sus pares, pero nos olvidamos de los miles de medianos y pequeños empresarios, que son los que sacan las castañas del fuego al empleo y que diariamente se juegan todo su patrimonio a unas pocas cartas.
    Sí, se que hay quién se forra, engaña a Hacienda y a sus trabajadores y que en cuanto asoma el menor riesgo cierra y deja de pagar a todo el mundo. A esos todo el peso de una ley que hay que reformar, sin duda alguna. Pero los demás me merecen todo el respeto.
    Y también se de lo que hablo. Antes de final de año, una familia muy próxima a mi se quedará sin su casa en la Moraleja, sin su empresa y sus locales porque los impagados han hecho que sus hipotecas les dejen literalmente en la calle. Hipotecaron absolutamente todo lo que tenían, en muy buena parte por no dejar en la calle a unos trabajadores que llevan en su empresa mucho años y que tienen hijos, hipotecas y ningún otro medio del que vivir.
    Bueno, pues eso es lo que hay. Los que crean que los sindicatos les van a solucionar las cosas y les van a dar un empleo o a mejorar sus condiciones laborales en medio de una globalización creciente, que asistan a la manifestación. Si yo fuera empresario y creyera que la mayoría de los trabajadores estaban con esas organizaciones, y en mi contra, a la primera oportunidad cerraría el chiringuito, me iría a disfrutar de lo que hubiera quedado o a trabajar por cuenta ajena, eso si hay alguien que todavía ofrezca trabajo, aparte de papá estado.
    Y no creo estar viendo las cosas muy negativa ni sesgadamente, es que son muchos años ya de participar en un juego que ya no engaña a nadie, salvo a los ingenuos.

  10. #1
    Anonimo
    30/11/09 13:33

    Creo que es un ánalisis bastante ridículo de lo que en realidad esta sucediendo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar