10
Con cierta frecuencia oímos que el gran “pero” de Internet es que se trata de un medio para propagar todo tipo de rumores, fundamentos y noticias infundadas, cuando no sencillamente falsas.

Por supuesto en Internet coexistimos todos, los que nos equivocamos, los que acertamos, (no tenemos porque ser distintas personas); los conspiradores, los formadores de opinión y demás agentes cada uno con un objetivo, un punto de vista, una formación e informaciones distintas. Internet se convierte por tanto en un instrumento que cada cual usará para sus fines. Es importante entender que no deja de ser un instrumento adicional al anterior, y que al final es solo un medio para tratar de transmitir a la opinión pública un punto de vista o una información. Un medio mucho más potente y sencillo que dar charlas en locales sociales, usar panfletos en la calle o convencer a determinados grupos de referencia sociales, pero un medio a fin y a cuentas.

Existen muchas campañas en Internet, algunas fundadas y otras no tanto, que encuentran su difusión en Internet. Por supuesto, cualquiera puede encontrar ciertos de ejemplos, desde las teorías del Club Bilderberg, el Amero, hasta la plataforma de afectados de los bloqueos de fondos inmobiliarios. Aunque por supuesto el ejemplo que me toca más cerca es el mío. Al final yo estoy usando Internet, ante el hartazgo de una situación en la que observo un nivel de demagogia que jamás sería capaz de describir. Por supuesto, no siento la necesidad ninguna de aclarar que mis post salen de mis análisis, que por supuesto, parten de la información a la que puedo acceder y desde luego de mis puntos de vista, que recogen tanto mi carácter, como desde luego mis experiencias vitales. Es obvio de tal forma, que todos y cada uno de mis post orbitan en torno a un diagnóstico actual, y unos deseos en el futuro para la sociedad, (que no dejamos de ser nosotros).

De vez en cuando surgen las discusiones acerca de la información en Internet; ¿Cómo se controla la veracidad?, ¿se puede limitar o bloquear determinada información?. ¿Como compatibilizamos el derecho de expresión con los daños que ese derecho pueden producir en terceros?. La mayor parte de estas discusiones sobre Internet, no son exclusivas, sino que se refieren a discusiones que se han desarrollado, (sin soluciones definitivas), en el mundo real y que ahora se magnifican e intensifican en el mundo virtual.

Sin embargo, metidos en el maremagnum de las discusiones y opiniones, nos encontramos sin embargo con una gran paradoja. Se cuestionan hasta el infinito las conclusiones de determinadas personas, pero sin embargo cuando en artículo ponemos alguna frase estilo: “economistas de relevancia”, o el famoso: “los expertos”, inmunizan contra cualquier critica.

Está hoy lejos el día en el que se pueda cuantificar el daño que puede hacer un comentario o un rumor infundado en Internet; pero desde luego considero que no puede haber discusión sobre el daño que pueden hacer los informes emitidos y transmitidos por expertos. En consecuencia, hemos salvado el sistema financiero por que venía el Apocalipsis, el BCE ha subido los tipos al 4,25 porque venía la hiperinflación, asumimos un déficit de la tarifa eléctrica que no aparece en las cuentas registradas, concluimos que el petróleo cueste 150 dólares, o 200 o 70 con las mismas razones, y por supuesto no subimos el tipo de las SICAV porque pagan mucho o porque en caso contrario se va el dinero de España. Además hemos de reducir el coste del despido porque en teoría esto mejora el empleo.

Puedo seguir y seguir, con una lista de informes y conclusiones que apabulla y que han servido para tomar una serie de decisiones que han tenido como resultado la situación actual.

Sé que la historia del fiat uno blanco del servicio secreto inglés, sacando de la carretera y estrellando el mercedes en el que viajaba Diana de Gales, no sostiene demasiados análisis: ¿Se imaginan a los agentes del servicio secreto forzando un accidente con un fiat uno, contra un mercedes perseguidos por unos cuantos paparazzi?. Teniendo claro que este tipo de chismes no tienen demasiada base y que desde luego tendrían que regularse de alguna forma, lo que si tengo claro es que debemos empezar con los extremos.

En esta crisis, lo primero que se ha ido a tomar gárgaras, (y aún no se ha hablado de ello), es la credibilidad y la confianza. Supongo que cada vez menos personas se creen los informes de los expertos, por no hablar de la profesión de economista que se encuentra hoy al nivel de consideración de los futurólogos de madrugada de cualquier televisión local. Y eso es por que por alguna misteriosa razón, (o no tan misteriosa), resulta que no sólo se penalizan sino que se fomentan las barbaridades y las increíbles incoherencias que nos hemos encontrado en los últimos años en los círculos económicos.

Hace tiempo que cuesta distinguir los periódicos económicos de tablones de anuncios de publireportajes de determinados grupos de presión, de tal forma que hemos llegado a una situación en la que se pide rigor a la publicidad, se pide rigor a cualquier persona que escribe un blog, pero sin embargo, cualquier “experto”, puede salir a decir las mayores tonterías del mundo con total impunidad, actuando en sus funciones de lobby, para conseguir cualquier fin a costa del resto del mundo.

Parece ser que hoy alguien que defienda que el 11-S fue provocado por el gobierno USA, es un completo irresponsable, a pesar de que tenga o no razón y teniendo en cuenta que sólo trata de enseñar al mundo una realidad que el cree correcta, (a menos que trate de hacerse ricos vendiendo un libro sobre mentiras que esa persona crea); sin embargo, cuando los analistas financieros descartan deflación, valoran zinkia en 85 millones o apuestan por el petróleo a 200 negando la especulación que por cierto realizan los que la niegan están en numerosos casos destrozando impunemente la vida de muchas personas, para las que no miran.

La verdad es que todos debemos tener en cuenta los efectos de lo que decimos sobre los demás, y debemos tener en cuenta que somos en alguna parte responsables de los consejos o recomendaciones que damos. Y debemos tenerlo presente cuando juntamos letras en un papel. Por supuesto, todo el mundo se equivoca (lo importante es minimizar los errores), y por supuesto las circunstancias cambian, surge la incertidumbre y jamás la información es perfecta. Pero lo que no podemos es eludir la responsabilidad, y escondernos en supuestos acontecimientos imprevistos para tapar nuestros errores. Sería deseable que todo el mundo tratase de imponerse códigos, al estilo de una autorregulación, pero lamentablemente esto no es posible. Por esto, una de las medidas que nos ha de sacar de la crisis es incrementar la responsabilidad de las personas encargadas de tomar decisiones, de los asesores, de los formadores de opinión y en general de todo el mundo.

No es de recibo que sin recordar el último acierto del Sr. Trichet al frente del BCE, siga al frente de la institución, afirmando que mantiene su credibilidad, y tomando las decisiones que estima oportuno, sin haber cambiado una coma un discurso que hace aguas por todos lados. No es de recibo que el gobierno Español mantenga el mismo discurso, a pesar de cambiar las circunstancias e incluso las decisiones tomadas. No pretendo entrar a discutir sobre si es improvisación o capacidad de reacción, pero necesitamos como el agua, que nos expliquen que ha fallado.

Se han inyectado ingentes cantidades de dinero para reactivar el crédito y ahora nos encontramos con que la banca no reactiva el crédito y de hecho lo que hace es comprar deuda pública emitida en su mayor parte para inyectar el dinero, de tal forma que entramos en un círculo completamente demencial que detrae recursos de la economía real. A día de hoy, nadie que haya defendido esta medida para reactivar el crédito ha reconocido su error en público y ni tan siquiera se le ha pedido.

Esto simple y llanamente no se puede permitir. Por que sinceramente, estamos asumiendo como ciertas recomendaciones en aras a un supuesto fin social, cuando en realidad son de ciertos grupos a los que la sociedad les importa lo justo como para poder generar tres negocios.
  1. #10
    14/10/09 15:36

    Perdon xisco...

    era en la pagina 353...

  2. #9
    14/10/09 15:35

    Xisco.

    Realmente lo que hay es mucha manipulacion y mucha demagogia.

    Se nos dice y se nos repite que por debajo de X, (unas veces 70, otras 80, otras 100 dolares el barril), no es rentable la extracción.

    Sin embargo, los datos reales están muy lejos de esas cifras.

    si entras en la página de la cnmv.. luego vas a consulta de registros oficiales, buscas repsol ypf, y el informe financiero anual, llegarás a la pagina 313, donde sale el coste de extraccion del petroleo: 2.24 dolares/barril

  3. #8
    Anonimo
    14/10/09 15:10

    El peak oil llegó para EEUU en 1970, tal como lo anunció Hubert en los años 50. Desde entonces su producción no ha hecho otra cosa que descender año tras año y los costes de producción de cada barril se han ido incrementado año tras año, no solo como consecuencia de los rendimientos decrecientes, sino porque se necesitan técnicas cada vez más sofisticadas para extraer el crudo restante.

    Otros países han llegado ya a su peak oil particular como el Reino Unido, Noruega, Indonesia.

    Probablemente no estemos aun en una situación de Peak Oil, pero he analizado exhaustivamente la información objetiva y he llegado al convencimiento de que la OLP pudo retomar el control del mercado de petróleo a partir del 2002, gracias al aumento de consumo y la progresiva disminución de la producción en el mar del norte. Desde entonces los precios fueron incrementándose gradualmente hasta la drástica bajada de los tipos de interés en 2008, creándose una monumental burbuja que duplicó su precio en poco menos de 5 meses. Muchas financieras se apalancaron para comprar futuros y opciones. La disminución del consumo por la recensión lo redujo a la cuarta parte hundiendo a Lesman y su última escapada hacia delante.

    Como afirmaba en mis anteriores comentarios. Toda información contiene un componente objetivo que es necesario calibrar adecuadamente para orientarse en la maraña de valoraciones subjetivas que genera un hecho concreto. La especulación es un componente fundamental en las crisis, pero no el único. Las crisis económicas globales que se han sucedido desde 1970 están íntimamente ligadas a las fluctuaciones en el mercado de petróleo y su demanda tan inelástica. Esto es un hecho objetivo. Otro componente esencial es la constante inyección de dólares por parte de EEUU y la capacidad de absorción del resto del mundo; es por ello que resulta tan esencial para EEUU que los mercados de capitales sean muy permeables y poco regulados, su dinero tiene que llegar a todas partes para que no se estanque y pierda valor. Los mercados semi esclavistas de China, Vietnam, la India, son otro componente fundamental en los desequilibrios financieros y la principal causa del desplome del mercado de trabajo en la OCDE y la progresiva necesidad de financiación de su consumo interno. Los paraísos fiscales y los petrodólares hacen el resto, facilitando el flujo de dólares y que el trasvase de rentas y de valor añadido siga desequilibrando las economías nacionales con grandes beneficios para los especuladores.

    En definitiva, vivir en un mundo globalizado, con regulaciones financieras, fiscales, laborales, comerciales, medioambientales tan dispares entre las naciones, genera grandes desequilibrios. El disponer de monedas soberanas generadas arbitrariamente y con gran capacidad de absorción por el resto del mundo también genera grandes desequilibrios. Un sistema financiero capaz de multiplicar el dinero hasta el infinito y utilizarlo en millones de transacciones en cuestión de segundos hace el resto.

    El origen de todo esto está en el convencimiento de los economistas cornucopianos, que representan el pensamiento dominante, de que es saludable y plausible que las economías crezcan como mínimo un 2 por ciento al año, duplicando el PIB como mínimo cada 35 años y que es justo y necesario que el sistema financiero tome la delantera en esta ciega carrera hacia el infinito. Nada más simple. Que eso sea posible o no, es donde se encuentra el quid de la cuestión. Atascos, haberlos hailos

  4. #7
    14/10/09 01:40

    Xisco...

    no creo que hayamos llegado al peak oil. (si asi fuese todos los que tuviesen las escasas reservas de petroleo lo anunciarian a bombo y platillo al estilo de una subasta realmente salvaje, y estos son la banca de inversion y la OPEP). Realmente lo que hay son muchos informes sobre la escasez, necesarios para poder especular con el petroleo. Fijate que la especulacion implica escasez y no abundancia, y tenemos que demostrar siempre que estamos escasos de lo que sea.

    Respecto al valor de las burbujas, no creo que este tan referenciado al tipo de interes, sino que tiene que estar referenciado mas bien a la inflacion, o a los ingresos de los clientes.

    Los tipos pueden ayudar a formar burbujas o a dirigirlas, (subida de tipos fomenta la burbuja en commodities por que realmente es una financiacion de un producto que no se compra a credito y en consecuencia, la banca de inversion compite con la comercial, en el sentido de que si tengo petroleo o cosechas de trigo, puedo venderla anticipadamente o pedir un credito para aguantar mientras no salga la cosecha).

    En cambio para la inmobiliaria o la de bolsa, donde la financiacion es para la inversion, los tipos bajos la provocan.

    Los tipos marcan el tipo de burbuja, no la existencia de esta.

  5. #6
    Anonimo
    13/10/09 23:20

    Yo también entiendo la navaja de occam como "un principio en el que si tienes que elegir entre dos opciones para explicar una situación, la mas simple será la mas probable".

    Simplemente he pegado el enunciado que aparece en Wikipedia porque me ha parecido más general. Lo que he querido expresar es que frecuentemente consideramos como más simple la conspiración y por tanto la más probable, sin pararnos a reflexionar lo complicado y costoso que puede resultar una conspiración para la obtención de unos resultados inciertos. Además no creo que estas acciones puedan ser repetitivas a lo largo del tiempo.

    Estoy convencido que esta crisis es una chapuza porque la veo venir desde hace mucho tiempo y tiene múltiples causas interrelacionadas. Todo comenzó con los costes de la guerra del Vietnam, la carrera espacial y el Cenit del Petróleo en EEUU que condujo a un debilitamiento progresivo del dólar. Todo lo que se ha hecho desde entonces ha sido mantener con vida la economía más depredadora de la historia, quemando por el camino a todas las economías que cometían el disparate de fijar una paridad con el dólar (Recuerdas lo que estudiaste sobre la moneda débil que sustituye a la fuerte)
    La globalización ha amplificado los desequilibrios. Los países productores de petróleo invierten sus ganancias en los mercados de la OCDE. Los chinos venden sus productos en los mercados de la OCDE, y aumentan sus reservas en dólares. Las multinacionales llevan sus ganancias a paraísos fiscales, los paraísos fiscales invierten ese dinero en los mercados de la OCDE. Los bancos de la OCDE compran dinero a todos esos grupos para financiar la deuda de los productos que se compran a China. Cuanto más vende china, más gente se queda sin trabajo en la OCDE por no poder competir con china. Solo fabricando ladrillos podemos evitar la competencia China. Ya tenemos la burbuja creada.

    Todo esto ha sido posible únicamente gracias al poder soberano del Dólar que ha permanecido incuestionado durante 30 años. Poder acreditado en cientos de miles de películas y series de televisión que nos han vendido el mensaje del inmenso poder de una nación mantenida casi exclusivamente con papelitos.

    Luego vino Internet y permitió que estos disparates se multiplicaran por no se cuanto.

    ¿Disparates¿ ¿Chapuzas?
    Es fácil identificar una burbuja por mucho que lo dude el Grespan. Cuando el valor de un activo crece más que los intereses que pagas por él se trata de una burbuja, esté o no esté asociado a desajustes del mercado.

  6. #5
    13/10/09 22:07

    Xisco

    estoy de acuerdo.

    yo la verdad no acabo de creer demasiado en las teorias de la conspiracion. Si creo en los formadores de opinion que tratan de arrimar con pasta el ascua a su sardina...

    Yo entendia la navaja de occam como un principio en el que si tienes que elegir entre dos opciones para explicar una situacion, la mas simple será la mas probable.

    De todas formas, hoy está claro que podemos encontrarnos solo dos explicaciones a esta crisis. O es la mayor manipulacion del mundo o es la mayor tonteria del mundo, realmente a mi me da que esto es una chapuza increible y ningun organismo se ha enterado de la situacion real en la que estamos.

    Estoy completamente seguro que se han montado las burbujas adrede, (o por lo menos se ha dejado que se monten), pero es que en el fondo yo creo que dieron todo el dinero a los bancos y a las grandes empresas, pensando que estos lo iban a arreglar...

    respecto a las dos alternativas: o chapuza o gran manipulacion para quedarse con todo, la mas plausible es la primera, pero sinceramente creo que la gente tira por la manipulacion por que deja un camino a la esperanza..Puede ser grave que nos estan manipulando pero la sensacion de que esto esta sin control es bastante peor...

    A veces sin mas decidimos creer lo que mas nos interesa, sea mas o menos probable y mas o menos sencillo.

    y respecto a lo de crear realidad o valerse de ella, suele haber una posibilidad intermedia que es por ejemplo de la gripe A...

    existe... y simplemente se magnifica y hala... a vender vacunas...

    y nos cuentan cada muerto de gripe A, crean la sensacion y fuera. imaginad que nos cuentan cada uno de los 8.000 muertos de gripe normal que hay al año...

    no salimos a la calle.

  7. #4
    Anonimo
    13/10/09 21:48

    Todos solemos aplicar una forma muy curiosa del método de razonamiento “La navaja de occam”: http://es.wikipedia.org/wiki/Navaja_de_Occam.: “No ha de presumirse la existencia de más cosas que las absolutamente necesarias”.

    Es decir, cuando se producen acontecimientos muy complejos que dependen de muchas premisas, resulta mucho más “intuitivo” reducirlas a unas pocas, mucho más manejables, no necesariamente ciertas, y que se alineen con nuestras conclusiones; que frecuentemente suelen preceder a nuestros razonamientos.

    Siempre resulta mucho más cómodo y clarificador recurrir a las tesis conspiracionistas que aceptar una pila de informes técnicos o investigaciones validadas y contrastadas. Para que molestarse asimilando mucha información y perder tiempo sospesando razonamientos si ya sabemos que alguien nos pretende engañar.

    En cuanto a las conspiraciones, personalmente pienso que los “poderes fácticos” suelen actuar con mucha estupidez cuando intentan modificar la realidad, pues esta depende de tantos factores que es imposible organizarla de tal manera que los acontecimientos se sucedan tal y como ellos esperan. Resulta mucho más fácil y económico obtener las oportunidades directamente de los acontecimientos, haberlas hailas, y como mucho, tratar de propagar visiones e informaciones distorsionadas de la realidad presente y pasada para proyectarlas hacia el futuro. Desgraciadamente casi toda opinión, por no decir todas, independiente del poder que sus transmisores ejerzan o quieran ejercer, parten de una visión distorsionada de la realidad amoldada a conclusiones previas.

    Ejemplo. Quiero vender un producto que ayuda a disminuir el colesterol. Puedo pagar a los médicos para que falsifiquen los análisis clínicos o pagar a los productores de alimentos para que vendan productos que aumenten el colesterol o pagar a los ganaderos para que droguen a los animales, etc. De esta manera, tratando de alterar directamente la realidad puedo conseguir resultados totalmente negativos. En cambio puedo hacer una campaña publicitaria insistiendo en que el colesterol es un factor de riesgo impredecible y que nos valemos de diez excusas para negar esa “evidencia”. Resultaría mucho más efectivo, más económico y con menos riesgos. No hay nada más amenazador para el ser humano que un riesgo difuso.

    Resulta muy costoso alterar la realidad. Las guerras son un recurso muy utilizado y rara vez los que obtienen beneficios son los que las provocan. (Curiosamente, suelen pasar como tales)

    Para tratar de clarificar mi pensamiento suelo recurrir a un método: Parto de la premisa de que la información que recibo contiene una mezcla de elementos objetivos y subjetivos que es necesario decantar. Acepto como válidos únicamente los elementos objetivos que estén basados en evidencias suficientemente contrastadas. Diferencio los elementos subjetivos que se presentan como causa, de los que se presentan como consecuencia, si son discordantes, tengo que decantarme por uno de ellos. Ejemplo. Elemento objetivo. Se bombardean cinco estaciones de radar en Irak en una operación conjunta EEUU-Reino Unido. Elementos subjetivos: 1º Se ha realizado “Esa costosa operación” para desviar la atención de Mónica Levinski y se acusa al gobierno de gastar dinero de los ciudadanos para tal fin 2º Se utiliza ese elemento objetivo para reconducir la atención a Mónica Levniski, y desprestigiar al gobierno siempre que se hable de esa operación”. ¿Qué es más costoso y eficiente, crear la realidad o valerse de ella para incidir en la opinión pública? ¿Si resultan perfectamente predecibles las consecuencias, se arriesgarán a tratar de cambiar la realidad?

    Pensar que todos los grupos de poder, formados por individuos con intereses que pueden ser contrapuestos en algún momento, convergen en un único órgano dirigente extremadamente eficiente me parece absurdo

  8. #3
    13/10/09 21:12

    Totalmente de acuerdo a los dos.

    sin embargo una cosa me gustaria aclarar. No comparto el hecho de que no se puedan reconocer los fallos. Es más, creo que reconocer el fallo y "en que" es lo primero que le debemos pedir a cualquier persona. Solo hay una forma de no equivocarse y suele ser el peor error: "no hacer nada"

    Esto se trata de cuando las cosas no salen como tu esperabas, tienes que preguntarte el porque. Es así de sencillo. por que todos partimos de unas premisas que pueden cambiar o pueden estar equivocadas. Lo mas triste de esta crisis es que si bien todo se ha ido al garete nadie ha cambiado las premisas de partida.

    Yo la verdad pasaba bastante de estos temas, y pensaba que había mucha demagogía, pero que los de arriba, mas alla de sus discursitos sabian lo que hacian..

    Alla por 2006, en el curre habiamos tenido una discusion en la que dos defendiamos que el BCE no se iba a pasar por que destrozaba todo (bancos inclusive que es lo que a nosotros nos daba esperanzas), y otro afirmaba que el BCE se lo iba a cargar todo... En agosto de 2007, me sorprendió la subprime de vacaciones y me alegre porque imagine que en ese momento cambiabamos el rumbo.

    Evidentemente no han sido aciertos y no me avergüenzo del error. Sólo tuve que cambiar el punto de vista y llegar a la conclusión de que realmente la cosa no estaba controlada...

    Pues pido lo mismo, asumir los errores, cambiar las premisas y solucionar el marron.

    por que lo triste del caso es que las propuestas hoy son las mismas que en 1998, que en 2002 que en 2007... y esta claro que algo ha fallado...

  9. #2
    Anonimo
    13/10/09 18:54

    En tu comentario tu mismo te respondes, Trichet no puede decir en que se ha fallado, porque es el mismo quién cometió el error de subir los tipos antes de la debacle y despues le faltó tiempo para bajarlos cuando el daño ya era casi irreversible. Lo que comentas de Trichet se puede aplicar a casi todos los reponsables públicos sean politicos o no, nadie en la sociedad actual de comienzos del siglo XXI asume responsabilidades y yo te puedo diagnosticar ya desde ahora cual sera el fin de este tipo de sociedad, porque es mi especialidad profesional, y es la DICTADURA, porque acabará llegando pues explicandolo de forma sencilla si los individuos que detentan cualquier tipo de responsabilidad, a nivel laboral, politico, institucional no ejercen de manera constructiva ésta en democracia, habra un grupo de individuos que cada vez será mayor que empezara a cuestionar este sistema de gobierno, como no hay normas o leyes que se puedan aplicar o no se hace pues muchos de estos individuos empezaran a pensar que el sistema es equivocado o erroneo, en ese momento una minoria antidemocrática que ha estado esperando ese momento, saldrá a la palestra y por medio de representantes civiles o militares, estos últimos con fuerzas de coerción, empezaran a hacer proselitismo para cambiar el sistema y muchos de esos ciudadanos descontentos, en paro por ejemplo, les seguiran y cada vez serán mas y sobre todo más influyentes, acabaran llegando al poder e instaurando esa dictadura, donde por medio coercitivos se cumpliran sus disposiciones y aunque pierdan libertad una mayoría estara de acuerdo a cambio de que se cumplan unos minimos de orden y funcionamiento de la sociedad, en todos sus aspectos y a eso es a lo que vamos en estos momentos, el tiempo en que se producira a nivel cronológico yo no lo se porque entonces sería adivino, pero que dicho proceso ya esta en marcha, cualquiera con un minimo de cultura e intelecto puede ver que eso ya es un hecho, hasta donde se llegue dependera del grado de implicación democrática de los ciudadanos de esta sociedad, la española de comienzos del siglo XXI. Saludos.

  10. #1
    Anonimo
    13/10/09 18:44

    Totalmente de acuerdo, hace un tiempo comenté algo de esto en un post (mucho más liviano y con menos profusión de ejemplos), como los medios pueden cambiar las cosas a su antojo o al del grupo de presión correspondiente. Ponía, entre otros, el siguiente ejemplo (inventado, pero casi real):

    Se le pregunta a Zapatero si tiene alguna relación con la trama de espionaje del PP.

    a) El presidente se lo toma a risa, y no responde directamente a la pregunta.

    El titular: Zapatero no niega su implicación en la trama de espionaje al PP.

    b) El presidente, airadamente, lo niega.

    El titular: Zapatero trata de ocultar con su enfado su presunta implicación en la trama del espionaje al PP.

    Otro debate muy partidista, que seguro que habrás visto unas cuantas veces en un sitio que sueles visitar, el Expansión, es acerca del CO2.

    Algunos defienden a capa y espada que no es cierto el cambio climático (entre ellos, Aznar apoyando a ciertos lobbies petrolíferos), y otros todo lo contrario. Y todos, con el apoyo de (supuestos) expertos.

    P.S. Lo de la compra de la deuda pública por parte de la banca y las facilidades del BCE es para nota...

    Un saludo
    Pablo Rodríguez

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar