Este Post fue escrito en julio de 2009, y publicado en Agosto de 2009. Sin embargo las tablas no se observaban por lo que lo vuelvo a publicar, (aunque no con toda la calidad deseada).



En agosto de 2007, estallo la crisis subprime. Un mercado financiero, que muy pocos entendían, (incluso entre sus participantes). Esta crisis, fué para las autoridades una gran sorpresa.

En marzo de 2008, quebró Bearn, haciendo trizás el consenso de que la crisis financiera había sido superada.

En septiembre de 2008, quebró Lehman, ocasionando otra inesperada crisis financiera que no preveían.

Todas estas crisis han sido financieras, han sido completamente inesperadas y han sido consideradas culpables de los males de la economía real. Dicho de otra forma. La crisis actual, se explica como una crisis financiera que se ha trasladado a la economía real.

Pero, ¿De donde han salido estás crisis?, o ¿Por que no cambiamos el punto de vista?

¿Y si la economía real es la que lleva bastante tiempo en crisis, oculta por el sistema financiero?. Todos en algún momento de la vida, hemos oído hablar de las crisis cíclicas, y de la gran etapa de crecimiento económico vivida. Pero y ¿si realmente hubo una crisis que se ocultó gracias al sistema financiero?.

Estas preguntas son muy pertinentes, ya que como en todos los ámbitos, el diagnóstico, condiciona la medicina a aplicar, (aunque en economía se llamen recetas), de forma que un error en esta fase, provoca el error en el tratamiento y en consecuencia, el empeoramiento de la enfermedad.

Hace tiempo que defiendo que esta crisis no es financiera, sino que trata de que la especulación en bienes básicos, y la contención de sueldos, apoyadas en una política monetaria demencial ha dejado hecho polvo el poder adquisitivo de la demanda; ahora se nos vienen encima los costes de la política fiscal.

Me he permitido bucear en los datos del ine, y a través de varias tablas, de las encuestas de condiciones de vida, (así como de los datos del ipc) y la vivienda he confeccionado la siguiente tabla que refleja la evolución del gasto por hogar en diversas partidas desde 1998 hasta el año pasado. La información del año 2008, está separada debido a que no tenemos disponible la encuesta de condiciones de vida, de forma que el dato de 2008, no es real debido a que he usado los datos de consumo de 2005, pero a los precios de 2008, según la metodología de ipc. Sin embargo, a pesar de no ser un valor real, las variaciones pueden ser limitadas, y podemos sacar conclusiones.






Como se puede observar el presupuesto de cualquier familia se ha casi duplicado en los gastos más necesarios, en tan sólo diez años.

Por supuesto, nos falta en este esquema un gasto importante, que es el de la vivienda. Por tanto, me gustaría incluir en estas pinceladas, el coste de la vivienda; En este caso evidentemente el poner el precio de la vivienda, crearía una gran distorsión. Por tanto usaré los datos de hipoteca media, al tipo de interés medio de un préstamo de 25 años, por que entiendo ese dato es el que afecta a la familia media en su cuenta corriente. Los datos están en el siguiente cuadro



Es fácil ver que ha pasado con los gastos de una familia. ¿que ha pasado con los ingresos?. ¿que ha pasado con los sueldos?. Si aplicamos una visión empresarial muy sencilla. Esta claro que cuando los ingresos son inferiores a los gastos, tenemos un déficit, que provoca el endeudamiento y en caso de no enmendarse, la quiebra.



Creo que se observa a simple vista el desajuste. Pero podemos decir que mientras en 1998 se necesitaban 1,17 sueldos para mantener una familia media, en 2008 ya eran necesarios 1,71 sueldos. Lejos queda aquello de que un sueldo sirva para mantener una familia.

Se pueden ver las evoluciones, se pueden ver todas las partidas de gasto y se pueden plantear mil objecciones. Pero sin embargo con ser grave este panorama, (por que los sueldos son los ingresos de la demanda), la realidad es notablemente más dura, debido a que he tratado de homogeneizar.

De esta forma, aunque estos sean los valores medios, la realidad es que casi nadie está en los valores medios, de forma que tras el salario medio escondemos la realidad de que una inmensa mayoría no alcanza estos valores. De tal forma, que además las personas que no alcanzan estos valores, suelen coincidir con aquellos casos donde los gastos son mayores. Pero este será otro post.

Las preguntas que debemos hacernos son obvias:

  • ¿Tiene algo que ver este panorama con la crisis que nos afecta?
  • ¿El endeudamiento podría haber sido la consecuencia de ingresos menores que gastos en las unidades familiares?.
  • ¿Que efectos tendría una contención salarial en los presupuestos familiares?, ¿y en su capacidad de compra?, ¿En la capacidad de venta de las empresas?-
  • En el análisis he considerado que las personas no pagamos I.R.P.F. (para simplificar). ¿Que efectos tendrán las subidas de impuestos que nos acechan?
  • ¿Podemos confiar la salida a la crisis a las propuestas que nos han traído aquí?

El 22 de junio de 2009, Trichet, pidió para España un mercado laboral mucho más “flexible y barato”. ¿Que creemos que pasará si sus deseos se ven cumplidos?.

Para próximos post, trataré de seguir desarrollando aspectos de este cuadro, aspectos que quedan escondidos en los grandes números, pero que realmente nos permitirán deducir que el panorama es más desolador incluso, (mucho más), que lo que aquí aparece. Hoy sólo me queda preguntar, por que he tenido que cruzar variables para sacar datos posteriores a 2005, y también preguntarme como es posible que a fecha de hoy, nadie haya aún hablado del papel de salarios en esta crisis, siendo como son, los ingresos de la demanda, (Aparte de un elemento de la cuenta de resultados de la empresa).

También me gustaría ir introduciendo la idea de que cada vez que alguién hable de los salarios, mire los gastos de las personas, y calcule el presupuesto de las familias para sus productos. Lo que las empresas van a vender, está en función del presupuesto familiar y eso es importante tenerlo en cuenta.

Un saludo.


¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar