Este contenido tiene alrededor de 12 años

Hace unos días un prestigioso analista de bolsa que publica en Expansión, ha tenido la brillante idea de hacer un artículo sobre los comentarios (por los definidos como apocalípticos), que vertió un lector. Debo señalar que los comentarios son dignos de estudio, pero que yo sepa los formadores de opinión no somos los que comentamos, (y digo que yo sepa, por que en determinados casos parece claro lo contrario).

Pero a lo que voy; el comentario de quien firmaba como Pablo, en mi opinión estaba correctamente fundado. Podemos estar de acuerdo o no; como en todo, nuestras conclusiones dependen de donde estemos mirando. Sin embargo, para mostrar desacuerdo, lo ideal es dar razones contundentes y atacar los fundamentos del razonamiento, (en caso de que exista, y este si era el caso). Sin embargo, el analista de bolsa, lo despachó como el comentario de alguien que sólo ve el fin del mundo y que sin soluciones no es válido.

Pero ¿y si no hay soluciones?, o ¿al escritor no se le ocurren?, ¿o es que resulta que harían el comentario muy largo?. Yo creo que debemos ser lo suficientemente maduros para saber que si un comentario dibuja un panorama oscuro, vale o no vale, si y solo si es acertado,(tres cuartos de lo mismo que si lo ve todo de color de rosa). Dicho de otra forma; Una predicción será buena si se cumple, (no si es halagüeña).

Pero esta especie de virus de optimismo, nos ha llevado a extraer varias conclusiones. La primera es la idea generalizada de que la caída del sistema financiero, supone el fin del mundo. Si el euro va hacía mal sitio, el Sistema monetario internacional igual y las bolsas hacia el desastre, eso no significa necesariamente el Apocalipsis. Por lo menos para el común de los mortales. Es más, no me costaría incluso encontrar elementos positivos. (¡claro que yo no he escrito un guía-burros para entender la bolsa!)...

Que haga crack la bolsa, no va a implicar que el sol deje de salir por las mañanas y tampoco que las vacas den leche. Supongo que los barcos que estén en alta mar no se hundirán automáticamente, la electricidad seguirá fluyendo, y todos los que aún tengamos trabajo madrugaremos ese día como tantos otros. (y además comeremos). Seguiremos teniendo máquinas en las industrias, los ascensores estarán inventados y no se nos va a olvidar la formula de la Coca Cola.

Por supuesto, no quiero que entienda que defiendo que sea bueno. Todo trauma, toda victima, y todo crack dejará marcas, huellas y mucho sufrimiento que debería (y puede) ser evitado. Pero no a toda costa.

¿Hacia donde vamos?. Yo parto de que la bolsa, los mercados financieros, no son más que una parte del sistema económico, (una parte que si se quiere ha tomado demasiada importancia, pero una parte al fin y al cabo), y la economía no deja de ser aquello de organizar unos recursos escasos para convertirlos en bienes para su consumo...(la bolsa, las empresas, las maquinas, el capital, los clientes, el trabajo, los bancos...son herramientas de un proceso, no un fin en si mismo).

Si levantamos los ojos y ampliamos las miras, quizás se entienda mejor una situación que a ninguna ama de casa sorprendió y que ningún analista esperaba, pero lo mejor es que quizás se ahorre algunos prozac. Hoy el sistema financiero no está ayudando al proceso de convertir recursos en productos, sino que está destruyendo recursos, (Se quiera ver o no). Hoy es increíble pero el sector financiero no está financiando la creación, sino que esta fagocitando lo que estaba creado, (si no recuerdo mal le estamos financiando nosotros).

Por tanto, sinceramente hoy, que se deje caer al sector financiero a los niveles que corresponde, (lo cual no dejaría de llamarse crack, o ruptura del sistema financiero o cualquier titular muy apocalíptico),..., no creo que implique el Apocalipsis, sino más bien incluso puede ser la solución... (no me critique por no poner soluciones).

Pero bueno, supongo que tendré que decir lo que pienso de la bolsa.
Pues ahí va...

Yo era, (y soy), de los que pensaba que se iba a niveles mucho más bajos, y estoy seguro de que ni estaba ni estoy equivocado.

¿Por que?. Pues por que a lo largo de unos cuantos años, ha habido contención salarial, acompañada de especulación en todos los bienes básicos, que ha hundido el poder adquisitivo de los trabajadores, que a su vez son los clientes de las empresas. Esto se ha tapado durante mucho tiempo con un fenómeno que es el endeudamiento, (Ya sé que la mayoría de los analistas lo ven como la causa de esta situación, pero yo lo veo como una de las primeras consecuencias). Esto ha retroalimentado la situación. Pero a costa de que el sector financiero, con las políticas monetarias de auténticos locos de los bancos centrales, (por cierto definidas en cada momento por y para el sector financiero), escondiese la realidad económica. Claro que eso tiene un límite y se ha alcanzado. Por eso el sector financiero se ha derrumbado por que alguien se ha olvidado que para crear valor hay que crear, y no inventar...

Ese derrumbe, y dado que la especulación se ha ido a los productos básicos, (a diferencia de las punto.com), ha pillado a la sociedad, mermando aún más el poder adquisitivo. Y por tanto destrozando los aspectos reales de la economía, (Esos que según los analistas no importan)...

Hace unos meses, alguien llegó a la conclusión de inventar dinero para salir de esta, y empezaron los planes de rescate, las barras libres de dólares.,...

Muy bien... ¿Problema solucionado?. Pues no, por que realmente las perspectivas eran malas, y nos hemos puesto en marzo...¡Caída libre!, ¡escenario apocalíptico!, y por supuesto el chantaje implícito en la frase !si cae el sector financiero todo se derrumbará!, (frase que no es del todo cierta)

En consecuencia, comenzaron a pasar algunas cosas...

La primera unos cuantos billones en el enésimo rescate del sistema financiero.

La segunda es que el FMI se ha unido a la verbena general de crear dinero como un salvaje a partir de la foto del G-20.

La tercera es que ese dinero ha servido para que se empezasen a hacer compras selectivas en constructoras, (que ya son chicharros), de forma que con 180.000 euros se duplicó el precio de capitalización de Reyal, (por ejemplo). Por supuesto, comenzaron las autocarteras hasta el limite. Todo eso tiene unas consecuencias curiosas.

Si se duplica el precio de una constructora participada o deudora de banesto, este tiene un beneficio, lo cual significa que sube su acción, lo cual significa que Santander tiene dos beneficios, (el beneficio de su cuenta de beneficios por que incluye los de banesto y el beneficio en la subida de la capitalización de banesto).

Por tanto la medida propuesta parece ser perfecta, salvo por el pequeño detalle que al final todos esos beneficios son inventados, y se han provocado mediante un artificio.

Lo mismo ha pasado con todos los commodities, Se meten dolares, se duplica el valor de los commodities, por tanto por ejemplo RBS acaba subiendo su valor, lo cual acaba afectando positivamente a las cuentas de Santander...

Por tanto efectivamente parece que esto de inyectar dinero (deuda), en commodities también es todo ventajas, (aunque sea inventado).

Por supuesto, resulta que hemos relajado el mark to market, (en distintos paises con distintos nombres, de forma que por ejemplo en España tenemos la moratoria para las tasaciones de activos, y ahora resulta que la segregación de activos ilíquidos de los fondos sin necesidad de autorización).

Por supuesto, todo tiene que ir acompañado de informes, y análisis que demuestren que todo va bien,... (Primero los llamábamos brotes verdes y ahora la comisión europea; en un claro homenaje a ese gran gurú que es Trichet, los llama fundamentos económicos sólidos).

Por supuesto tienen que surgir analistas reconvertidos a teorizadores, defendiendo al mismo tiempo que la bolsa no tiene que ver con la economía, o que la bolsa anticipa la economía, o la teoría está del pesimismo máximo, que empuja a subir...(mire que jamás oí la del optimismo máximo), o aquella que dice que USA va a salir antes de la crisis, de forma que logramos de alguna forma justificar que Madrid suba más que New York, (obviando que USA está haciendo exactamente lo contrario que nosotros).

Y a todo esto, ¿la realidad cual es?. Pues la morosidad sube, la inversión productiva cae, los sueldos caen, la actividad cae, el empleo cae, los costes financieros de la sociedad son cada vez mayores, por que mientras todo el mundo siente la necesidad de ajustarse, los financieros dicen que ellos no, a su vez todo el dinero de esos planes, está generando deuda publica de forma que su coste se dispara, y a su vez echa a las empresas y particulares de la financiación, (¿A quien le dejaría VD. s dinero?, ¿a mi, con mi sueldo congelado que cobraré con suerte, a una empresa que tiene cada vez menos clientes o a cualquier gobierno de primera línea que hoy pide por su boquita?).

Por otra parte, si antes teníamos un problema de salarios contenidos+ especulación + política monetaria de locos.

Ahora tenemos, sueldos mas contenidos, (o bajando), y menos gente con ellos...

Especulación renovada, pero irónicamente ahora es la sociedad la que, a través de los fondos públicos, que debemos todos y los de los bancos centrales, se ha montado a especular. De esta forma, la banca tiene fondos ilimitados al 1, para machacar a quien puede ser machacado vía crédito y al resto vía los precios de las commodities, (que luego marcarán el precio del gasoil, del café, del cacao, del acero,...)

Y aun por encima, resulta que ahora tenemos que pagar la factura de los rescates de forma que cada hogar tiene ahora una factura mas a pagar, (vía no deflactar el IRPF, vía subida de gasolinas, tabacos...)

Por tanto, realmente ¿hemos hecho algo distinto a una burbuja?. Pues eso es lo que nos espera. De repente alguien se acordará que la gente comprará con los recursos que le queden después de pagar con sus sueldos, los bienes básicos, y las facturas que nos vienen encima. Ya sé que es muy prosaico, ponerse a mirar para sueldos, precios y condiciones económicas, pero eso es lo que es la realidad.

Cuando el sector financiero, (a ciegas gracias a la eliminación del mark to market y a que los analistas no quieren ver; por que ya no me creo que no lo vean), mire para el suelo se encontrará en otra burbuja y caerá a peso. Vd. lo puede llamar Apocalipsis. Yo estoy convencido de que va a pasar y de que además será el primer día de la solución.

Para acabar, y para evitar la descarga de no dar soluciones...

 

  • Todo el dinero inyectado en el sector financiero.. inyectarlo en las empresas por el importe que se comprometan a subir los sueldos en los próximos tres años. (van a subir un millón, pues se le da un millón), de forma que tendrán liquidez, y clientes en el futuro. Ese dinero acabará en los trabajadores, de forma que podrán comprar, podrán ahorrar y podrán pagar los impuestos que esa inyección generará.
  • Cerrar los mercados de commodities a las empresas...En petroleo, que solo puedan operar Extractoras y Refinerías, (y así con todos)
  • Reactivar el mark to market, inspección en profundidad y a saco de todas las entidades financieras, y si hay que rescatarlas que se les rescaten. Con fondos públicos, pero con una finalidad publica y condiciones. Rescatar a un banco para que vía precio de los préstamos o vía especulación en commodities, o con el BOE en la mano, apriete mas a empresas y particulares es ahorcarnos nosotros mismos. Esto no puede ser aceptado y debe ser corregido.
  • Asumir las perdidas, que sean y sustituir a analistas por economistas, en todos los organismos.(Me refiero no a la titulación; sino que las personas que se ocupen de la economía, deben pensar en un sistema o como economistas; o cuando menos han de distinguirlos de los analistas)
  • Publicación de las predicciones antiguas de todos los analistas, y entidades, como BCE, FMI. Que se pida a los expertos explicar donde ha estado el fallo en la predicción. Por supuesto en el caso de que sean predicciones de organismos con carácter decisorio, (como el BCE), las personas que se equivoquen o de forma generalizada o con consecuencias graves, (y hoy han cumplido las dos condiciones), han de responder con su puesto de trabajo como hacemos todos. Si no recuerdo mal, les pagamos una pasta por que son muy buenos y además tienen una gran responsabilidad. Si no aciertan y tampoco responden de sus errores, ¿por que les pagamos?
  • Medida correcta del coste de la vida, incluyendo todos los elementos recogidos en el coste de la vida, (intereses, precio vivienda).
  • Reforma laboral en el sentido de hacerla como el resto de los países de la OCDE. (no temporales, y por supuesto nada de despido libre, que nadie lo tiene). Dicho de otra forma, las empresas podrán despedir libremente si y solo si tienen una causa. Por supuesto desaparición de lo de los 45 días por año trabajado. (En caso de que el despido sea improcedente, o readmisión o indemnización en función de los perjuicios ocasionados por no cumplir un contrato, como pasa en todos los países.)
  • Salvar la economía en su conjunto y no a determinadas empresas. Esta psicosis de ¡a los bancos si!, ¡fabricas de automóvil grandes si!, ¡auxiliares, no!, ¡pymes no!, ¡constructoras.. sí!. En el punto de que un estado saca una ayuda para un sector y la niega a otra, se ha olvidado por completo de la economía de mercado y entramos de lleno en la economía planificada. ¡Que podría ser otra opción siempre que no planifiquen los que ahora están!, (supongo que no tendré que explicar por qué).


En definitiva. Se trata de arreglar la economía, eso que el sector financiero en teoría financia.

Y por cierto. Me gustaría una medida más, por muy utópica que sea: ¡Que los que se denominan analistas, analicen!.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar