Este contenido tiene alrededor de 6 años

Estos días se ha conocido que el número de millonarios (personas que tienen millones de euros) se ha incrementado durante la crisis, mientras el gobierno de Rajoy dice, según Quevedo en El Confidencial: “nos ha jodido a todos”. Cuando surge una noticia sobre la desigualdad de la renta, comienzan a surgir mensajes que nos vienen a preguntar: ¿Cual es el problema de que haya más personas que se hacen ricas?

¿Cuál es el problema de que se creen ricos o de los preexistentes multipliquen su riqueza? Se supone que la creación de riqueza es buena y se supone también que los mediocres envidiosos son los únicos incapaces de entenderlo. La trampa resulta obvia y fácil de entender (si se quiere, claro).

Lo primero es que una cosa es crear ricos y otra muy distinta es crear riqueza; aún a sabiendas de que los matices no se estilan en los tiempos actuales, voy a tratar de explicarlo.

Imaginemos una conversación entre dos personas:

1.Tras mucho esfuerzo he logrado generar un par de milloncejos en el banco. Estoy satisfecho.

2.Pues oye, me alegro por ti, es muy importante que haya personas que sean capaces de generar riqueza. ¿puedes explicar cómo lo has hecho?

1.Facilísimo. Entre el dinero que he sacado traficando con la droga, los rendimientos de la prostitución de los y las clientes menores y alguna que otra extorsión a los padres, he logrado tener un dinerito, asumiendo ciertos riesgos que han sido recompensados.

¿Me van a criticar por proponer un ejemplo demagógico? Pues tras aceptar la crítica, llegaremos a la conclusión de que el hecho de que alguien en particular se haya hecho rico puede ser bueno o malo para la sociedad. Sin embargo, habrá que seguir mirando el tema no vaya a ser que estemos en el caso extremo. En este caso; ¿se habrá creado riqueza o se habrá creado un rico, generando pobreza entre otras muchas personas? Puede que ciertas personas con un prisma simplista (bien por incompetencia o bien porque su competencia sea simplificar para ocultar la realidad) tan sólo sumen y se olviden de restar; una persona tiene 2 millones más; no se mira el resto de la sociedad y se concluye que se crea riqueza por 2 millones. Cuando en realidad se han sacado de otro lado porque no se ha creado nada, sino que se ha trasvasado primero y destruido después. El trasvase es obvio y para la destrucción tenemos que estar tanto a las externalidades (claramente negativas en este caso) como al hecho de haber destrozado a parte de la sociedad.

He elegido un ejemplo muy exagerado para mostrar una imagen clara de una situación. Sin embargo, una vez aclarado este punto, voy a proponer algo un poco más realista.

Imaginemos dos personas:

La primera se ha hecho rica porque es accionista, director y trabajador de una empresa que ha conseguido fabricar unos coches que consumen la mitad de gasolina para conseguir el doble de comodidad y el doble de seguridad que los anteriores.

La segunda se ha hecho rica porque ha visto antes que nadie que la primera iba a triunfar; entonces resulta que entiende que las personas que compren los coches van a reducir sus costes en gasolina a la mitad. Por tanto, especulando con los precios de la gasolina, ha conseguido apropiarse de estos avances y ha conseguido duplicar el precio de la gasolina.

Pues está claro que la primera crea riqueza, mientras que la segunda lo que hace es apropiarse de la riqueza que ha creado la primera (como poco).

Sigamos poniendo ejemplos; imaginemos que la primera logra vender 1.000 coches que ahorran 1.000 euros cada uno y consigue incrementar su patrimonio en 500.000 €. En este ejemplo tan sencillo, ha logrado generar una riqueza de 1.000.000 € de los cuales 500.000 son para él y 500.000 para sus clientes.

Si la caída de la demanda supone un incremento del precio de la gasolina (algo totalmente ilógico desde una óptica del libre mercado, pero que se cumple en mercados como petróleo, electricidad, banca…, en los que estamos acostumbrados a que los precios reflejen unos mayores costes unitarios) resulta que los compradores de los coches pagarán finalmente esta parte de creación de riqueza y la pagarán también los que no hayan comprado el coche ahorrador. Si el especulador de petróleo ha ganado 1.000.000 € adicionales, es sencillo entender que al final se ha creado pobreza.

He vuelto a poner un ejemplo que puede ser calificado como demagógico. La empresa más innovadora y con mayor capacidad de creación tendrá siempre algunas sombras. La especulación también tendrá beneficios. He puesto una imagen en blanco y negro, cuando hace tiempo que hasta en los televisores hemos cambiado el NO-DO por la alta definición.

En todo caso debemos entender que el sector financiero, por definición, nunca crea riqueza. El sector financiero (en su más amplio sentido que incluye todas las entidades, fondos, aseguradoras, especuladores…) financia la creación de riqueza y nunca la crea. Sin embargo es necesario.  Por descontado todo eso en la mejor de las situaciones. En ocasiones, el sector financiero acaba financiando los procesos de empobrecimiento.

Aún con estas prevenciones, propondría unas cuantas preguntas asumiendo que hay en España unas 18.000.000 de familias. Si un gobierno introduce una reforma eléctrica que provoca que las familias paguen 10 € más en su factura cada mes; ¿estaríamos creando 2.160 millones al año de riqueza? ¿No sería más apropiado decir que hay una redistribución de renta de 2.160 millones de euros, quitando un poquito en cada hogar y desviándolo hacía un sitio en el que esos euros tienen mayor visibilidad?

Si las familias pagan, por lo que sea 10 € más al mes en gasolina, ¿no será lo mismo? ¿Y si resulta que se paga en comisiones a los bancos? ¿O se cobra eso menos por los depósitos? ¿Si derivado de una reforma laboral entran 10 € menos al mes en cada casa por las nóminas? ¿En el pan? ¿En los peajes? ¿En impuestos que al final se van a rescates, estabilizaciones de mercados o asumir los compromisos con los inversores? ¿Si los consumidores pagan miles de millones en concepto de peajes por una autopista que cuesta cientos de millones se crea riqueza? ¿Si pagamos en el recibo del gas 1.500 millones de euros más sus intereses por la fábrica de terremotos que fue Castor se ha creado riqueza o se crean ricos, pobres y pobreza?

Y se crea pobreza por un aspecto curioso. Gracias a pagar una burrada por el recibo de la luz, derivado de que los del oligopolio de turno necesitan compensar con mayores precios el menor consumo (eso sí, presumiendo de liberalismo), resulta que las familias tienen mayores problemas para comprar electrodomésticos nuevos y de mejor calidad. Creando pobres se reduce la demanda, lo que a su vez acaba destrozando a nuestro creador de riqueza ¡que se queda sin tiene mercado!

Cuando los precios de los bienes que adquirimos (técnicamente conocido como IPC), y en particular los de bienes básicos, crecen más que en el resto de Europa; mientras asistimos a declaraciones diciendo que somos "de la Champions" o "el milagro europeo" (es lo que ha ocurrido durante muchísimo tiempo) ¿estamos perdiendo competitividad o estamos generando “ricos”? Si además gran parte de la redistribución de la renta anterior se va para personas de otros países ¿Por qué nunca decimos que los receptores de los beneficios son los beneficiados?

Si a todo esto le sumamos los salarios contenidos y todo un esquema diseñado para conseguir un poder mayúsculo de la banca, ¿cómo es posible que todo el mundo se sorprenda después con minucias cómo la inexistencia de la clase media?; ¿cómo es posible que los expertos no se enteren de que están sumando varias veces lo mismo y no están restando para explicar la realidad?

Lo malo será cuando recordemos que sin clase media no hay posibilidad de ningún tipo de desarrollo económico. Entonces nos sorprenderemos de la caída y la atribuiremos a Grecia, Podemos, Venezuela, Irán o Wall Street (según quien atribuya).

Será demasiado aburrido decir que durante muchos años hemos instaurado el sistema de Lola Flores para pagar su multa de hacienda (aquel de si cada español me da una peseta soluciono todos mis problemas). Resulta que todos estamos poniendo muchos euros para solucionar los problemas de otros en una fábrica de ricos (que no de riqueza) que fabrica pobres a destajo por la contraparte.

Decir que creando pobres lo que se crea es pobreza no tiene glamour. Pero es la pura realidad.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar