Rankia España
Acceder
blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

El "sacrificio" de no bajar el tipo impositivo a la banca

En la presentación de la reforma fiscal nos hemos encontrado también con una rebaja en el tipo del impuesto de sociedades desde el 30% actual. En la rueda de prensa se ha dejado claro que dicha rebaja no es aplicable a la banca debido a que deben compensar los sacrificios del resto de la sociedad para su salvamento.

Sin embargo, la realidad es muy distinta. Tan distinta porque resulta que la rebaja de tipos impositivos hubiese sido un gran problema para la banca. En teoría en el impuesto de sociedades, se determina el beneficio, para después de esto aplicar un tipo impositivo. De esta ecuación saldría que a mayor tipo impositivo o mayor beneficio, mayor importe a pagar. Sin embargo, después entran en juego las deducciones, que en el caso de la banca son muy importantes, de tal forma que al final no acaban pagando (caso general) e incluso acaban generando beneficios derivados de los impuestos, en virtud de los créditos fiscales.

A pesar de que lo que toque pagar no tenga demasiada relación con el tipo impositivo, (o ninguna), los créditos fiscales sí, por dos motivos fundamentales.

El primero es que los créditos fiscales surgen de que cada año se anote un ingreso en las cuentas de resultados, (un beneficio), derivado de la base negativa, (lo que origine el derecho a no pagar en el futuro impuestos), multiplicado por el tipo impositivo. Es decir, si a efectos fiscales una entidad pierde 100; puede anotarse un impuesto negativo de 100 por el tipo impositivo que será un beneficio. Cuanto mayor sea el tipo impositivo, es evidente que mayor será el beneficio. Dado el volumen de créditos fiscales que tiene la banca, es matemáticamente muy sencillo determinar que lo que se nos vende como un gran sacrificio es en realidad una recompensa.

Pero es que además de que los tipos altos sirven para justificar un ingreso actual en virtud de los impuestos “altísimos” que se supone que se ahorrarían en el futuro que son la base para justificar la existencia de los créditos fiscales. Es decir, una entidad puede tener unos derechos a deducirse impuestos en el futuro por importe de 100, siempre y cuando se pueda estimar que en el futuro podrá deducirse, (en el ámbito teórico), esos impuestos. Por tanto, cuanto mayor sea el tipo impositivo para poder deducir los impuestos en el futuro, mayor será la posibilidad “calculada” de que los créditos fiscales sean reales. A su vez, se elimina en la reforma fiscal el límite para el número de años que se puedan deducir los créditos fiscales, (desde los 18 años a los que se les modificó en noviembre del año pasado). Esto se sustituye por una solicitud y autorización del gobierno, que además les va a generar todo el poder que sea necesario para determinar de forma totalmente arbitraria el nivel de los créditos fiscales.

 El resumen de todo esto es en definitiva, un regalo a las entidades, en forma de un beneficio mediante el cual pueden ir hinchando su activo de forma indefinida, mientras exista conformidad de las entidades, vendido con la demagogia suficiente como para que finalmente nos encontremos con la sorpresa de tener entidades zombies.

  1. #2

    Pagano

    Estimado Tomas:

    Enhorabuena por el articulo y su explicacion. Cualquier lego en la materia diria !Estan locos estos Bancos!
    pedir pagar impuestos, es obvio que esto ahora no toca porque no los pagan pero ya pediran que se los bajen y luego seria el momento de decirles que No.

    Para mi este articulo es muy grafico, pues explica muy bien que las cosas nunca son lo que parecen. Y en la mayoria de los casos el problema reside en un lado distinto de donde se mira.

    Este desconocimiento nos trae muchos problemas de interpretacion. Pues el IVA grava el beneficio empresarial y la productividad y todavia no nos hemos dado cuenta de ello. Muchas veces porque nuestro prejuicios no nos dejan ver la realidad economica.

    Esos mismos prejucios que se llevan a las politicas populistas le han costado el escaño a Willy Mayer de IU, debido a la politica anti SICAV.

    El problema radica en que no se pueden poner puertas al campo pero si regular su acceso y hacer que se cumpla la regulacion. Y es en esto ultimo donde más se falla por desidia politica.

    Un saludo y rentabasica

  2. #3

    Atione

    Se ríen en nuestra cara.

  3. #4

    Dabulper

    Para más inri, cualquier persona física en su IRPF sólo puede compensar minusvalías durante los 5 años siguientes, pero dado que muchos han tenido fuertes minusvalías en la venta de inmuebles, es poco menos que un imposible pretender que ganen plusvalías compensatorias en los 5 años siguientes. Para Hacienda las plusvalías se pagan YA, las minusvalías es posible que nunca se computen.
    A los bancos esto no les pasa...

  4. #5

    Uranio

    Buenos dias Tomas:
    Serias tan amable de explicar las palabras del BCE. De ayer?
    Gracias y un saludo

Autor del blog
  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar