¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Las reglas de la economía han cambiado

Un debate abierto sobre la economía actual

Las ¿dos? opciones ante la crisis

Curiosamente parece que sólo hay dos salidas en las crisis; por un lado desregular todo y desde luego realizar políticas de oferta para crear producción, que generará la demanda que existe, (la más pura de la ley de Say), frente a lo que nos encontramos ciertas tesis identificadas con Keynes y ahora representadas en Krugman, que basan en que el estado asuma la demanda que falta invirtiendo para que se mantenga la actividad.

Una es gastar más y la otra gastar menos; pero independientemente de la discusión parece que no hay otra opción que las dos. Y que nadie diga que no sorprende, porque siempre que asistimos a una discusión, deberíamos tener en cuenta que las dos posiciones no siempre son las únicas posibles.

Es más, invariablemente en las discusiones, siempre aparecerá el new deal, entendido como un conjunto de  impulsada por Keynes, que para unos sirvió para salir de la gran recesión, mientras que para otro resulta que la retrasó. Si nos damos cuenta, estamos ante una gran mentira mil veces repetida, que se traduce en dos cosas.

La primera es que entre no hacer nada con la demanda y sustituirla, hay una tercera opción, que por otra parte parece la más lógica; si cuando tenemos a los bancos fastidiados, lo que hacemos es tratar de apoyarlos entendiendo que son básicos para la economía, ¿Por qué a nadie se le ocurre recuperar la clase media?, tengamos en cuenta que las dos opciones son esperar a que se recupere solita o sustituirla en su papel de demanda. En realidad hoy en día, tenemos la famosa discusión entre la austeridad y las políticas de inversiones en obra pública que se piden desde otro lado.

De hecho, lo más curioso es que pese a lo que se cree, la administración de Roosevelt no aceptó el plan de Keynes; es decir, de todo lo que significó el New Deal, no más que una parte pequeña consistía en estímulos económicos. Es cierto que New Deal y Keynes se consideran en gran parte conceptos equivalentes, pero me gustaría traer aquí una carta abierta de Keynes a Roosevel en diciembre de 1933 en la que se explicaba un poco más esto donde le (como siempre, pido perdón por ciertas traducciones libres…), dice:

Usted está involucrado en una tarea doble, recuperación y reforma, - la recuperación de la depresión y la aprobación de las reformas sociales y de negocios, que son necesarias desde hace mucho tiempo. Para la primera, la velocidad y los resultados rápidos son esenciales. El segundo puede ser urgente también, pero la prisa será perjudicial, y la sabiduría y el propósito a largo plazo es más necesario que el logro inmediato. La fuerza motríz necesaria para lograr la reforma de largo alcance vendrá a través del prestigio de su administración por el éxito en la recuperación a corto plazo. Por otro lado, la Reforma, sabia y necesaria, puede en algunos aspectos, dificultar y complicar la recuperación. Para ello alterará la confianza del mundo de los negocios y debilitar sus motivos existentes para la acción, antes de haber tenido tiempo de poner otros en su lugar.”

Ergo es sencillo deducir como de hecho ha ocurrido, que Keynes pensaba que las actuaciones de Roosevelt se estaban polarizando en dos ámbitos, medidas de reforma, (defensa de los consumidores, sindicatos, normas financieras que aún perviven…) y las de recuperación que serían las  que supondrían las inversiones y gastar más, y que se identifican como “de recuperación”.  Por si no quedara claro, me gustaría mencionar que la  National Industrial Recovery Act (NIRA), establecía dos líneas básicas de actuación; Por un lado se regulaba la actividad, se establecían condiciones laborales y se buscaba toda una serie de medidas para incrementar los precios para determinados productos estratégicos, (buscando salvar las empresas). Es decir, se introducían medidas para que las empresas pudiesen subir los precios, (destruir cosechas, “legalizar carteles”…), pero a su vez se obligaba a mejoras a los empleados, de tal forma que se luchaba contra la deflación y se redistribuía la renta; mientras que en la segunda parte, se creaba una entidad para afrontar gastos suponiendo que esto apoyaba la recuperación. Así al respecto Keynes escribía:

no me queda claro, mirando hacia atrás en los últimos nueve meses, que el orden de urgencia entre las medidas de recuperación y medidas de la reforma haya sido debidamente observado, ….. En particular, no puedo encontrar la  ayuda material a la recuperación en NIRA, aunque sus logros sociales han sido grandes.”.

En el punto 5 de la carta, sigue reiterando sus críticas, estableciendo que sólo hay tres posibilidades, (repito… ahora se han limitado a dos), Por un lado, se puede estimular la actividad induciendo a las personas a gastar un porcentaje mayor de sus ingresos, (por la vía de la confianza, que es el eje del new deal), Por otro se puede generar actividad desde los negocios, para que lo pongan en manos de sus empleados, (lo que ocurre cuando la actividad se está expandiendo), O la tercera opción es que el estado debe acudir al rescate con el gasto de dinero pedido prestado o impreso. Deja perfectamente claro que la única opción es la tercera, ya que no se puede esperar que la recuperación de la gente tenga la escala suficiente.

Pero es que además Keynes define las medidas como un fracaso, en estos términos:

El retroceso que experimentó la recuperación estadounidense este otoño fue la consecuencia previsible del fracaso de su administración para organizar cualquier aumento sustancial en nuevos gastos durante los primeros seis meses de la legislatura”.

Para ello, después de darle un poco de jabón y avisar que aunque las críticas a su gestión son evidentes, en el fondo admira que esté intentando cambiar las cosas, da sus recomendaciones a USA:

En el ámbito de la política interior, poner, por las razones expuestas más arriba, un gran volumen de préstamos o gastos bajo los auspicios del Gobierno. Está más allá de mi alcance elegir los objetos particulares de gasto. Pero se debe dar preferencia a los que se puede hacer para madurar rápidamente a gran escala, como por ejemplo la rehabilitación de los ferrocarriles. El objetivo es comenzar a rodar la pelota.  Estados Unidos está listo para rodar hacia la prosperidad, si se puede dar un buen empujón en los próximos seis meses. ¿No podrían la energía y el entusiasmo, de la NIRA en sus primeros días, ponerse  en una campaña para acelerar las inversiones de capital elegidas sabiamente?.  Al menos puede sentirse seguro de que el país estará mejor enriqueciéndose con este tipo de proyectos que por el paro forzoso de millones”.

En esta carta evidentemente está lo que recomendaba Keynes, y están desde luego, las recomendaciones que tanto se critican; es evidente que Keynes recomendaba incrementar los apoyos a la economía real, gastando más y poniendo créditos a disposición de las empresas a un coste reducido o gratis, para sustituir a la demanda que estaba completamente deprimida. Las críticas a Keynes son obvias y todos las podemos entender; pero lo más importante, y lo más esencial que debemos entender es que cuando hablamos de New Deal no hablamos precisamente de recomendaciones de Keynes, tampoco hablamos de que los estados gasten más dinero, sino que hablamos de un nuevo trato que significaba una reforma en la que los ciudadanos, los empleados y los consumidores, comenzaron a existir, mientras se establecían determinados límites al sector financiero.

  1. #1

    Ismael Vargas

    Gracias por el comentario, respecto a Keynes, hay mucho escrito, una fuerte corriente que piensa que había que estimular la economía mediante nueva deuda, y exageraba su postura...

    Al final actualmente en España no tenemos capacidad monetaria y la política de austeridad es la que debe frenar la acumulación de deuda, pero teniendo en cuenta que se está penalizando a la "clase media"... Es difícil encontrar una solución que contente a todos cuando las causas de esta crisis han sido gracias a la colaboración (en mayor o menor medida) de todos... Saludos y gracias.

  2. #2

    Conanbab

    en respuesta a Ismael Vargas
    Ver mensaje de Ismael Vargas

    "Los cangrejos van para atrás pero avanzan"Me imagino es la única lógica positiva que podemos aceptar de la austeridad,recortes y aún así extraña.La única forma de avanzar para bien,es abrir el grifo ,luego saltamos de burbuja en burbuja con gestión buena y control del déficit,eso es ir adelante.

  3. #3

    Ismael Vargas

    en respuesta a Conanbab
    Ver mensaje de Conanbab

    El tema de la austeridad es simple, si los gastos de tu casa superan a los ingresos tienes que financiarte, si el que te financia ve que tu capacidad de devolver el préstamo por el cual te financias no lo puedes devolver... Pues ya me dirás que hacemos... Habrá que ajustar el nivel de gastos a los ingresos, y cuando haya épocas buenas ahorrar y cuando haya épocas malas aprovechar parte de ese ahorro.

    Cuando las cosas no se hacen bien desde un principio y se dispara el gasto en relación a los ingresos, pues tenemos un problema muy grave cuando viene una crisis.

    El problema de todo esto no es la austeridad o "austericidio" como llaman algunos... Sino la idea que hay detrás de los recortes, el "dónde" y el "Por qué"...

    Siento soltar esta opinión en este blog... Saludos!

    Por ejemplo, se supone que el gobierno actual es liberal... Y va a ser que no, porque un gobierno liberal no privatizaría hospitales, ya que así se genera desigualdad, y precisamente lo que busca el liberalismo es la igualdad, que las personas sean libres de poder elegir y que no se vean condicionadas porque vengan de una familia u otra... Al igual que pasa con la educación, recortes en becas y aumento de tasas (¿Por qué no escalonan por niveles de ingresos?)

    En fin, se puede hablar mucho de este tema, pero desde luego la austeridad conlleva un componenete de ideología fuerte, más que de ideología como llaman algunos "capitalismo de amiguetes"

  4. #4

    Conanbab

    en respuesta a Ismael Vargas
    Ver mensaje de Ismael Vargas

    Se pueden tomar muchos caminos,pero es preferible el más adecuado para la mayoría,ese no lo están valorando nuestros políticos.
    Austeridad y ahorro sentarán las bases de la prosperidad futura,el exceso de ahorro en un momento disparara una ola de inversión cuando llegue al límite,mientras y no se sabe cuanto tiempo la sociedad se empobrecerá y viviremos precariamente.
    El tiempo ya no es oro,lo es el dinero,y de esos van sobrados políticos. y Banqueros,porque apresurarse.Completamente inaceptable.

  5. #5

    Ismael Vargas

    en respuesta a Conanbab
    Ver mensaje de Conanbab

    Efectivamente, un exceso de ahorro es tan dañino como un exceso de déficit... Sólo hay que mirar las causas de los productos tóxicos.... Un exceso de ahorro provocó la demanda de productos con altas rentabilidades, y el resultado... ya lo conocemos.

    Un saludo y gracias Conanbab!

  6. #6

    Doctor_k

    El problema de España es que solo pagan impuestos las rentas del trabajo y las clases medias. Eso es lo que hace que falte dinero. Respecto a la deuda, no es tan grande como para ser peligrosa porque lo que te mata son los vencimientos, no el monto total. Hay que refinanciar la deuda haciendo emisiones a largo plazo. Los inversores se pueden negar a prestar hasta un punto porque al final el dinero lo han de meter en algún sitio.

    El problema de gastar para incrementar la demanda no lo veo en de donde sacar el dinero sino en qué gastar y como hacer que eso no se convierta en demanda de importaciones. Lo primero sería unificar la política europea porque si España hace políticas expansivas y Alemania contractivas, nuestro incremento del déficit tirará de la economía alemana y por tanto nuestros ingresos por impuestos nunca lo podrán compensar.

    Pero además de esto, hay que decir claramente que no es fácil implementar una política de gasto que estimule la economía. El que no quiere gastar no tiene problema pero el que propone gasto ha de decir en qué. Yo particularmente lo gastaría en educación y sanidad. La educación porque es una infraestructura y la sanidad porque con programas como el de la dependencia se distribuye dinero al detall y entre gente que lo gasta rapidamente.

    El verdadero problema de la economía es que como ciencia la tienen secuestrada gente sin escrúpulos que ni son científicos ni son nada. Por ejemplo en Grecia nadie pagaba impuestos pero los economistas neoliberales (ya se que el nombre cansa pero es mejor que llamarles c..... o h... de p...) que analizaban la quiebra del estado griego, solo veían que jubilados y funcionarios poniéndose las botas.
    Ni uno solo de los cientos que opinaron dijo "es lógico que si nadie paga impuestos el estado se arruine".

    Este es el problema, que el médico que nos ha de curar ya elige el diagnóstico para no tener que prescribir subidas de impuestos a la élite de cada país y no digamos a la mundial. Mientras esta élite se apropie de una parte del excedente social desproporcionado, habrá crisis de demanda y deuda soberana para aburrir (a menos que eliminemos el estado y vayamos al pais de Mad Max).

    Para terminar, hay dos cosas sobre el austericidio que hay que tener en cuenta. 1)Si bajamos el gasto público por valor de 100 esto causa una pérdida de ingresos en impuestos de 30 o 40 por lo que una parte del recorte se esteriliza a sí mismo. 2)Al reducir el PIB, la deuda medida como proporción de PIB aumenta.

  7. #7

    Yo mismo

    en respuesta a Doctor_k
    Ver mensaje de Doctor_k

    bastante de acuerdo.

    en todo caso no se trata de gastar más, sino de no fomentar negocios.. Es decir, acabar con todos los encorbatados en despachos.

    Por supuesto, en sanidad y educación, no se trata tampoco de gastar más. No tienen sentido conciertos, externalizaciones de gestiones y demás...

    y respecto al dinero, en realidad es sencillo; un sistema fiscal progresivo en lugar de regresivo y por supuesto los bancos centrales al servicio de la economía en lugar de al revés. lo que nos llevaría a la salida del euro.

  8. #8

    Yo mismo

    en respuesta a Conanbab
    Ver mensaje de Conanbab

    esto no pasará jamás...

    parece que todo el mundo olvida que la inversión real, depende de que las empresas tengan intenciones de vender algo.

    No va a existir inversión, si las empresas no tienen expectativas de ventas, no tienen expectativas de ventas si no hay clientes. ¿tan díficil es entender que realmente lo primero que se hace es un estudio de mercado más o menos elaborado?.. Y aunque no se haga. ¿Que empresa pasa un scoring de un banco?..

    Este es el problema.... la inversión es una consecuencia y no un inicio.

    en todo caso, esto no es austeridad, sino que estamos gastando mucho más. por lo tanto no es austericidio... sino que es negocicidio... o algo parecido.

    Por cierto.. el desequilibrio de ahorro y deudas, no es otra cosa más que la muestra de un desequilibrio en rentas. Este es el problema y esto es lo que está matando la economía; de hecho las reformas que dices que estarán sentando las bases, lo que están haciendo es que la gente tenga que pagar más por todo, con unos ingresos menores, esto es alterando las rentas y traspasandolas, de tal forma que el desequilibrio se incrementa.

    Por lo tanto, no es que se esté escogiendo una alternativa valida.. se está escogiendo el desastre.

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar