4

En  2009 se adjudica la llamada “vía ártabra” en las cercanías de Coruña. El sentido de esta vía es unir la N-VI, (una de las entradas principales a la ciudad), con los núcleos de la costa y se definía de esta guisa en su momento:

El tronco principal, compuesto por los primeros 2,6 kilómetros desde la N-VI, tendrá características de autovía, con dos carriles para cada sentido, separados por una mediana y con un ancho de 3,5 metros cada vial. El resto se configura como carretera de alta capacidad, según detalla la Consellería de Política Territorial

Como se ve en el artículo de La Voz, el plazo iba a ser de dos años, pero se ha alargado un poco y de hecho aún no ha entrado en funcionamiento. Pero lo que sí que ha sido modificado es el trazado de la nacional VI en el punto donde se va a unir con esta “autovía”, que ya sabemos cómo ha quedado. Yo he tenido la oportunidad de descubrirlo y tengo que decir que la primera vez que he pasado por allí he quedado acojonado.

Para aclararnos, he pasado en un día de sol, sin demasiado tráfico y con el cuidado de un sitio nuevo y he llevado un pequeño susto, porque el nuevo trazado de la N-VI te obliga a unos cuantas curvas bruscas mientras el coche va dando botes por los reductores de velocidad que están justo cuando se cambia de apoyos. Las salidas y las entradas de la vía ártabra, cuando entren en funcionamiento, prometen muchas emociones; y no hace falta ser muy espabilado para entender que este trazado se va a convertir en una trampa mortal en el momento en que caigan cuatro gotas. (y lo de que en Galicia llueve no es sólo un tópico).

En definitiva, me gustaría dejar este post para evitar aquello de “nadie dijo nada”. Para esto, creo que lo mejor fue hacer un video. He cogido el coche y a mi primo y nos hemos ido a dar una vuelta por la obra en cuestión.  La grabación y la narración del video es obra de mi primo, y trata de explicar con un poco de cachondeo lo que no lo va a ser. Lo peor es que dentro de unos meses pondrán otros reductores de velocidad posteriores.

El video de una trampa mortal es esta, y a título informativo. Primero lo hacemos subiendo que es sencillo y luego bajando que es una locura autentica. Si el trazado asusta, recomiendo fijarse en el desvío para la autovía y la incorporación desde la autovía. En fin; la crónica de una muerte anunciada:

 

Lo peor es que ya estamos ante una reincidencia, ya que aunque los accidentes nunca son culpa de la carretera, resulta que ya muchas personas acaban chocando en otro punto que tenía una solución innovador en la misma nacional VI, ya cercano a Coruña. Ya que estábamos con el vídeo, también hemos hecho una pasada para que alguien trate de encontrar una explicación al hecho de que repente mucha gente de repente conduce fatal en un momento determinado.

 

Cualquier día de estos nos encontraremos con lo de cobrar por las carreteras. Cobrar por esta trampa puede parecer un abuso. Claro que si se le pone algún nombre de atracción de feria y se proponen emociones fuertes, a lo mejor si se puede vender. En todo caso, al que venga por esta vía, le recomiendo un buen airbag y a todos los demás paciencia cuando nos digan que se han gastado 26 millones en un tramo en el que no puedes superar los 40, porque si lo haces te sacarán fotos; no el radar; las sacará el periodista de La Voz de Galicia que vaya a cubrir el tortazo. Cualquier día de estos nos encontraremos con lo de cobrar por las carreteras. Cobrar por esta trampa puede parecer un abuso. Claro que si se le pone algún nombre de atracción de feria y se proponen emociones fuertes, a lo mejor si se puede vender. En todo caso, al que venga por esta vía, le recomiendo un buen airbag y a todos los demás paciencia cuando nos digan que se han gastado 26 millones en un tramo en el que no puedes superar los 40, porque si lo haces te sacarán fotos; no el radar; las sacará el periodista de La Voz de Galicia que vaya a cubrir el tortazo.

En todo caso, estos son dos ejemplos, donde lo inexplicable no son los accidentes; lo inexplicable va a ser que no haya demasiados.

  1. en respuesta a Yo mismo
    #4
    05/09/13 00:15

    Que bueno ver este tema en Rankia. La verdad es que me quede alucinado cuando lo vi. La pendiente no es pequeña, lo que te embala y luego coger esas curvas con bandas rugosas frenando produce una perdida de agarre demencial. Lamentablemente coincido contigo en que tenemos punto negro a la vista.. Vaya lumbreras desde luego.¿no podriamos hacer algo?.

  2. en respuesta a Sergio85
    #3
    03/09/13 22:17

    En sentido madrid no tiene tanto problema. sobre todo porque es subiendo y no pasa nada... El problema es en sentido Coruña. Yo te recomiendo que el carril de la izquierda lo obvies completamente, (por lo menos mientras la vía artabra no esté abierta, que luego las incorporaciones de la vía artabra van a ser la de dios..). Yo pasé la primera vez por el carril de la izquierda a un poquito más de la velocidad legal, (iría a 50), y la cosa no iba demasiado sobrada. El problema es que una vez metido no puedes hacer nada porque estás cambiando el apoyo de un lado a otro, mientras el coche va dando botes.. pisas el freno y adiós..

    Es una salvajada esto y bajando, con lluvia y un coche en el carril de al lado, la cosa puede ser muy espectacular.

  3. #2
    03/09/13 21:13

    supongo que se acusará a keynes ...jeje...un abrazo...

  4. #1
    03/09/13 17:41

    Ya hace unos meses que no paso por Espiritu Santo, pero madre mia!!! como ha quedado eso! Por lo menos la rotonda ya no queda en sentido Madrid inclinada como estaba antes, parece que tiene mejor visibilidad, ya veremos. No obstante la velocidad maxima al entrar a la rotonda es de 40km/h respetando la velocidad no deberia haber problemas...Ahora entrando a cuchillo.....castañazos seguros.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar