5

 

Este blog previsiblemente va a alcanzar el millón de páginas vistas en este mes. Dado que tras un minucioso estudio he llegado a la conclusión de que me sale de los mismísimos que el valor de cada página por visita asciende a 10 euros; he de decir que he perdido la nada desdeñable cifra de 10.000.000 de euros, y por tanto he de suponer que tendré que empezar a buscar responsabilidades y supongo que ofrecer un par de milloncejos a algún mediocre con carguito para conseguir restablecer lo que no es otra cosa que lo que debería ser la legalidad desde el punto de vista de un mediocre que pretende vivir de la nada.

Puede parecer una faltada expresado así, pero si esto lo redacto en Inglés y usando un par de tecnicismos, estoy ante el discurso de los editores y determinados autores. Cuando estiman las pérdidas de la piratería, no se hace una cosa distinta.  

Alguien me podrá decir que nadie pagaría 10 euros por leer cada entrada de mi blog; pues con todos los respetos y sin acritud tendré que decir que quien diga esto, simplemente es un retrasado mental que no entiende que las cosas tienen su valor y que realmente no se pagarían porque resulta que la gente está acostumbrada al todo gratis. Le diré también que no se pagarían porque la gente no es capaz de valorar, porque todos los lectores que no pagarían los 10 euros son unos ladrones, y porque resulta que todos los astros se conjurarían en una conspiración para que en definitiva no me pueda forrar haciendo lo que me da la gana. Además soltaré aquello de que hay que respetar a la gente y que es importante que las minorías también tengan algún punto en el que agarrarse.

El caso es que creo que al explicarlo así he cometido un error de redacción. Quizás se pueda apreciar que con este razonamiento lo que soy es un mediocre fracasado con ansias de que me paguen estos verbos a precio de Góngora, olvidando que lo primero que se debe hacer es COMPRENDER y RESPETAR a aquellos que (¡y no irónicamente) denominamos “EL RESPETABLE”; (el nombre este debe ser el intento desesperado de alguien con la intención de que la turba de impresentables con pretensiones entendiesen algo). Ya va siendo hora de que algunos entiendan que mejorando la redacción del absurdo no se soluciona otra cosa que mejorar la redacción del absurdo.

Es cierto que existe en la cultura una serie de tendencias más comerciales, y existen otra serie de tendencias menos comerciales. Ahí tenemos a Shakira y su Waka Waka, y por otro lado tenemos a Luis Cobos. Tenemos el cine que todos vamos a ver y tenemos al cine que subvencionamos, e incluso en España tenemos el cine subvencionado que pondría los pelos como escarpias a cualquier critico pero que la gente va a ver, (¿Qué tal Torrente?).

Pues este problema es el que tengo yo cuando afronto cualquier entrada en este blog. Vamos a ver si lo ponemos claro; yo puedo elaborar teorías con muchos tecnicismos para defender que es bueno apoyar a los bancos. Esto lo que provocaría es que la facilidad para vender post en medios de comunicación se incremente exponencialmente. Probablemente no llegaría a los 10.000.000 de euros que comenté al principio, pero indudablemente me acercaría bastante más que en otra decisión que tomaba. Cada cual toma su decisión y en consecuencia deberá actuar. ¿un artista quiere forrarse?. Pues nada….¡Waka Waka!.

Claro que yo opino que vender mis opiniones al mejor postor es un reflejo de todo un compendio de cualidades personales que no me atraen nada, y en consecuencia pues tomo otra decisión y esta lleva implícita una serie de consecuencias. Es decir; ¡a joderse y aguantarse que no me va a sacar esto de pobre y que no voy a tener millones de visitas, ni reconocimiento!. Estaré equivocado en mis planteamientos, (y consecuentemente en mis post) o no; pero es lo que hay. Cuando un autor o un editor decide como es la película, el libro o el disco que va a hacer, pues debe tomar la misma decisión. Me parece del todo oportuno que quiera hacer un disco de un elevado refinamiento que nadie entienda, pero lo que me parece absurdo es que lo haga por que esté íntimamente convencido de que es lo mejor que puede hacer, (comprensible), pero a la vez se escude en gilipolleces del tipo: “la gente no está preparada”, “el sistema es el que es” o el santo grial de meter a Belen Esteban en la juerga, (lo mismo va para los escritores, que para los economistas), para al final dictar que por sus santos cojones “lo que digo yo es lo que es”.

Es más que evidente que a mí no me gusta este mundo, y desde luego me gustaría recordar que en el caso de las publicaciones y análisis económicos no estamos hablando tanto de calidad cultural, como de engaños; pero con todo esto, lo que me toca es intentar esforzarme por cambiar un poco la cultura. Es una perogrullada absoluta; en mi opinión la gente está sometida a un bombardeo continuo de informes que no tienen ni pies ni cabeza. Estos informes tienen el objetivo único de confundir y conseguir una opinión favorable a todo tipo de expolios. ¿me puedo sorprender que todos estemos hechos un lío?. Creo que el hecho de que “abaratar el despido crea empleo” es una burrada que se cree por la multitud de veces y voces que la proponen; jamás por una sociedad que desde luego ya da pruebas cada vez más claras de que no se la cree!. Pues ante esto no me queda más que tratar de esforzarme y buscar formas de tratar de contrarrestar estas ideas que simplemente no son las que comparto.

Con la cultura ocurre lo mismo; no critico que todo el mundo crea tener la razón sobre lo que quiera que se opine. Es una perogrullada entender que absolutamente nadie cree estar equivocado, porque inmediatamente tendría que cambiar de opinión; Pero si alguien cree que lo que propone es mejor, deberá esforzarse para convencer a los demás. Si alguien me viene con un tostón de película, que me convenza de que me va a aportar algo y luego hablamos. ¿Qué esto es difícil?, ¿Qué la gente está alienada?. ¿la dictadura de las discográficas?. ¡pues mala suerte, a luchar contra las circunstancias como tiene que hacer todo hijo de vecino!, y cuando creemos que las circunstancias no son justas a cambiarlas.

Pero no confundamos cambiar las circunstancias, con cambiar los perceptores, porque al final lo que llegamos es a una situación en la que no critican las dictaduras de determinados grupos o la inteligencia de las personas; Sí yo pido un solo euro a una administración, si yo pido que el FBI persiga a quien no opine como yo, o si yo pido cualquier cambio normativo que me permita obtener beneficios, lo que estoy haciendo es convertirme en aquel a quien critico. En este caso, el digno compositor no estará criticando el Waka Waka, sino que está criticando que se forre Shakira y buscará proponer que se forre él.

Y ojo que no estoy criticando ni que todo el mundo busque beneficios, ni aquello de que todo el mundo tiene derecho a vivir de lo que hace. Soy el primero que escribe posts a diario y a quien le encantaría aquello de sacar un rendimiento (el que sea) de esto. Se trata de que en el fondo hay que pensar un poco y tratar de no echar la culpa de la falta de estos a lo más obvio. Se trata en definitiva de usar un poco el cerebro y acordarnos de que no somos el ombligo del mundo, para conseguir no bajar demasiado la parte del cuerpo que se debe usar evitando la tentación de proponer medidas que tienen como única justificación la castiza de “porque me sale de los huevos”.

Y levantando los ojos, seguro que me ahorraré el patetismo de usar expresiones como calificar de parásitos que no paga a  todo el mundo.  A ver, si logro aclarar que Rankia no me paga por este blog, y evidentemente Rankia obtiene un beneficio por la publicación de este blog, (evidentemente un pequeño beneficio por cada uno de ellos). ¿Definiré a Rankia como un parasito?. Pues puedo hacerlo si no me doy cuenta de que estamos en un entorno determinado. Es decir; si no fuese por Rankia, el millón de visitas, (y por tanto los diez millones de euros virtuales que afirmaría que alguien me hubiese robado), serían mucho menos. En definitiva como en todo buen negocio, la realidad es que unos aportan una cosa, y otros aportan otra cosa. Rankia saca su provecho y yo dispongo de un sitio en el que sólo me preocupa escribir y en el que obtengo difusión, (lo que curiosamente siempre fue el trato, que no incluía pajas mentales con millones de euros que sólo están en mi cabeza).

Algunos podrán decir que el trato no es justo, pero me gustaría recordar que en su día, (y gracias a este blog), me hicieron una oferta que acepté, en la que cobraba por escribir. Desde Rankia, cuando se lo dije, me pareció entender que no estaban especialmente felices con la situación, pero les comuniqué que este blog seguía porque tenía más valor para mi que los euros que me darían por el otro lado. Creo que con el tiempo esto se ha demostrado y por lo tanto lo puedo decir.

Pero aún entendiendo esto, y teniendo en cuenta que la colaboración con Rankia, en la que ambos (espero) obtenemos beneficios (aunque distintos), es voluntaria, he de decir que existen otros sitios que linkan mis post. De vez en cuando, me encuentro buscando en google alguno de mis post, y compruebo que hay otras páginas que se dedican a recopilar post o noticias y que allí están mis post. No tengo ningún acuerdo, ni tan siquiera conocimiento, con las páginas que cuelgan mis post, y entiendo que estas páginas están buscando también un beneficio, (bien en euros, bien otros beneficios). Desde el más puro chovinismo puedo coger y volver a definir el valor de las páginas vistas y por tanto cuantificar el robo que me producen. Claro que para cabrearme, tengo que olvidar que esto se basaba en la distribución, se basaba en la difusión y se basaba en la transmisión. ¿Cómo demonios me voy a enfadar porque alguien use o distribuya mis textos?. Sinceramente, es algo que no pido porque me da cierta vergüenza, pero QUIERO que se distribuyan los textos. ¿Tan raro es?. Resulta que al final por ahí nos cuentan que se va a acabar con la cultura y que es muy importante que llegue a todo el mundo, (que es exactamente lo que opino yo con determinadas ideas). El problema es que todo discurso se desmorona o se ratifica con los hechos.

Evidentemente todo esto al final me deja con la duda de ¿Qué hacer si necesito vivir de esto?. Pues en realidad la cosa no está clara, por varias razones. La primera es que la valoración de lo que hago, (y la de la cultura, el arte y todo lo que  se nos ocurra), no depende de mi, (por mucho que me joda), sino que depende de lo que la sociedad diga. Yo puedo empeñarme en que esto vale 10 euros, y convencer, (o sobornar), a quien me dé la gana para demostrarlo; pero no es más que una mentira absoluta que lo vicia todo.

Y después de que la sociedad lo valore o no, (que allá la gente), luego tendremos que tener en cuenta que si el valor de lo que hago no se corresponde con lo que la sociedad está dispuesto a darme, pues solo tengo una decisión que no debería pasar en ningún caso por insultar a la sociedad, cargarme todas las normas posibles, mentir, engañar y ponerme en un altar para subir MI PRECIO, porque directamente esto esta devaluándome, y en definitiva conseguiría añadir a la mentira y la mediocridad la estafa por que usar todo tipo de artimañas para que el precio que cobre sea superior al valor es exactamente esto.

Y lo que es más importante, ¡se demostraría quien es el parásito!.

  1. #6
    22/01/12 04:20

    Internet democratiza la cultura.... en el sentido de que a la industria ogopolística de la cultura le ha salido un fuerte competidor. Ahora le es más difícil imponer lo que el consumidor tienen que ver y escuchar a los altos precios fijados. Cada persona puede decidir la cultura que quiere consumir, el precio a pagar y si merece ser difundida.

    El cliente puede relacionarse directamente con el autor y descargarse gratuitamente sus contenidos y si su obra es buena, éste se ve plenamente recompensado de forma gratuita por una gran difusión a través de las redes sociales (ni pensar en cuanto dinero podría valorarse una campaña de marketing similar a nivel mundial) que le hará ser conocido y le reportará buenos beneficios a través directamente de sus obras o indirectamente mediante suculentos contratos.

    Quizás los autores deban adaptarse a la nueva realidad y replantaearse su modelo de negocio y la relación con clientes.

  2. #5
    21/01/12 23:42

    Está bien que se cite a Shakira y su Waka-Waka.
    ¿Sabíais que es un plagio?

    http://www.elnaveghable.cl/admin/render/noticia/20956

  3. #4
    21/01/12 21:50

    utiliza imbecil, idiota, tonto, pero no utilices "retrasado mental", por respeto como minimo.
    la gente con circumstancias especiales se lo merecen / un poco de respeto aqui, un poco de respeto alli, y el mundo es un lugar mejor, especialmente para ellos.

  4. #3
    21/01/12 10:04

    Exacto, precisamente tus últimos dos párrafos resumen muy bien, lo que yo creo es una gran parte del problema, que es el precio ficticio y la sobrevaloración. A fin de cuentas el precio de cualquier bien (tangible o intangible) lo decide la oferta y la demanda, y aunque la "piratería" puede ser interpretado por algunos como una distorsión del Mercado, también lo son los Monopolios y los Oligopolios, la cuestión aquí es que la "piratería" responde precisamente a los controles que dichos polios tienen en cierto mercados, es como cualquier respuesta que los mercados producen a los dichosos controles de precios, impuestos, etc; es simple y llana competencia y los precios por tanto deben de bajar y llegar a un equilibrio real.

    Algo similar aunque no tan publico ni tan amplio, sucedió cuando surgieron los diamantes sintéticos. Al principio De Beers y toda esa mafia saltaron al cielo porque sabían que eso podría abaratar el precio sumamente controlado de los diamantes. Al final llegaron a un acuerdo multimillonario totalmente confidencial. Tal vez no sea la mejor comparación, pero el punto va de que cuando ciertos grupos controlan ciertos mercados y por ende sus precios, siempre surgirá algún evento que intente socavar dicho control. En el caso de los diamante fue sencillo llegar a un acuerdo porque es un mercado relativamente pequeño en comparación con la propiedad intelectual.

    Pero las cosas son muy sencillas, si los partidarios de SOPA, PIPA, Sinde y la nueva OPEN que son los que casi siempre claman por un capitalismo sin intervenciones pues que no se estén quejando y pidiendo la intervención de los gobiernos, mejor que revisen sus valoraciones, pongan los pies en la tierra y que de paso no frieguen a tantos que sin deber nada a nadie salen perjudicados.

    Para los artistas, que no actores, que quieran vivir de su arte entonces, en lo personal creo que están equivocados, los verdaderos artistas viven para el arte y no al revés. No digo que se mueran de hambre porque seguro que si su arte es bueno, muchas personas lo valoraran y pagaran por él.

    Totalmente aparte, agrego un link sobre el cine español y sus ayudas.
    http://economy.blogs.ie.edu/archives/2012/01/cine-espanol-mas-ayudas-y-menos-espectadores.php?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+IEeconomy+%28IE+Economy+Weblog%29&utm_content=My+Yahoo

    Saludos

  5. #2
    20/01/12 22:50

    ya sabes el dicho, teta y sopa no caben en la boca, asi que los que toman teta nos dan la sopa...un abrazo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar