Este contenido tiene más de 1 año

La evolución de las Bolsas y, en particular, de las aerolíneas, la semana pasada sigue poniendo en duda lo acertado de la decisión de Warren Buffett de vender todas sus acciones de compañías aéreas, ya que los valores vinculados a turismo y viajes siguen subiendo con mucha fuerza en Bolsa. Los dos valores a los que nos referíamos la semana pasada, Meliá e IAG, han tenido fortísimas subidas en los primeros días de junio.  IAG subió un 44,6% la semana pasada y Meliá un 14,1%.

Estas alzas se han producido en un contexto en el que las ganancias semanales de las Bolsas europeas casi han doblado a las de las americanas, algo a lo que no estábamos acostumbrados. A la vez, el euro ha seguido escalando posiciones respecto al dólar alcanzando en algún momento de la semana los 1,14 dólares por cada euro, aunque al final cerró el viernes en 1,13.  

Europa por tanto parece haber vuelto al foco de la inversión, y podría haber varias razones que lo expliquen.  

La primera es la decidida voluntad del BCE de mantener su apoyo al euro, como lo ha mostrado la ampliación de seiscientos mil millones que hizo el pasado jueves en su programa de compras de activos para superar la pandemia (PEPP). El balance del BCE es ya un 47% del PIB de la zona euro y no parece haber limite en futuras ampliaciones del mismo para soportar a la economía de la zona y a la moneda única. 

La segunda razón es la enorme expectativa creada por el plan de setecientos cincuenta mil millones de euros presentado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y por el plan de estímulo alemán presentado por Angela Merkel hace unos días.

La zona euro parece, en definitiva, dispuesta a salir de su letargo y abordar una ambiciosa etapa de modernización e impulso, y los inversores globales, que hasta ahora habían infraponderado en sus carteras los activos europeos, están intentando no quedarse fuera de esa nueva etapa. 

Tal y como decíamos en nuestro Gráfico semanal del pasado 17 de febrero de 2019, en un momento en el que el euro pasaba un momento no tan bueno como el actual y cotizaba a 1,08 dólares, pensamos que la banda básica en la que se va a mover el euro con el dólar oscila entre 1,05 y 1,20 situándose por tanto el euro ahora mismo en el centro de esa banda.   

 

Por el momento y durante algún tiempo todavía largo pensamos que el dólar va a seguir siendo la divisa global dominante, pero no cabe duda de que el euro, de cuya viabilidad muchos desconfiaban, ha logrado hacerse un hueco en un escenario global de divisas que a medio plazo apunta a romper el monopolio del dólar. El dólar tendrá que compartir su posición con otras divisas, como el euro o el yuan, aunque esté todavía tenga que superar algunos obstáculos para ser verdaderamente aceptado como moneda global.    

 

No pensamos que el euro pueda subir mucho más con respecto al dólar, y a partir de niveles de 1,15 seriamos más bien partidarios de ir comprando dólares.

 

grafico eurostoxx

 

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar