Este contenido tiene alrededor de 6 años

Las cautelas que mostrábamos el pasado lunes con el Nasdaq Composite se han demostrado acertadas, ya que el índice tecnológico por excelencia ha recortado otro 3% la semana pasada, tras haberse dejado casi un 7% en Agosto. Como decíamos hace siete días, aprovecharíamos estas caídas para ir tomando posiciones selectivas en los valores que nos gustan y también para tomar posiciones en el Nasdaq 100, pero comprando opciones call, ya que no hay que descartar un posible desplome, aunque en nuestra opinión no sea el escenario más probable.

La semana primera de septiembre ha sido, de nuevo, extremadamente volátil, y una muestra de esa volatilidad la hemos visto en los futuros del petróleo (WTI), que el lunes pasado subían un 8,8% lo que supone la mayor subida en una sesión en los últimos veinticinco años, para a continuación, el martes, caer un 8%. Los mercados nos tienen ya acostumbrados a casi todo, pero que una materia prima de uso cotidiano por millones de personas se vea sometida a esa deriva no deja de ser algo bastante inconcebible en términos de sentido común, ya que obviamente los fundamentales del crudo no han variado realmente en esas dos sesiones.

¿Qué pasa con el precio del petróleo?

Sin duda la enorme liquidez que inunda los mercados financieros como consecuencia de las políticas de inyección monetaria de los Bancos Centrales crea este tipo de distorsiones y de sinsentidos, y precisamente por eso es bueno, más allá de los movimientos a corto plazo, saber qué está pasando en el petróleo.

Hay una corriente de opinión que vincula la caída del crudo al exceso de oferta. Bajo esa tesis, la caída de julio y agosto ha sido debida a la expectativa de que Irán entre de nuevo en el mercado, tras el acuerdo con EE.UU. Eso provoca unas expectativas de sobreoferta equivalentes a las que generó el pasado otoño la vuelta al mercado de Irak, que, según esta tesis, habría sido la causa de la caída de los futuros del crudo desde niveles 100 dólares barril a niveles inferiores a los 50 dólares barril en noviembre y diciembre.

Otra tesis es la que asocia la caída del crudo a la desaceleración del crecimiento global y del crecimiento de China. Nuestra visión se aproxima más a esta segunda tesis, pero matizándola en el sentido de que hay un cierto elemento de sobrerreacción en la caída del petróleo, debido a que los mercados financieros (y el del petróleo sin duda lo es al estar dominada su negociación por operadores financieros) se mueven hoy en día en base a programas automáticos y a tendencias que se auto alimentan, ya sean al alza o a la baja.

La volatilidad del petróleo es producto de su papel como activo financiero, y en niveles de 40 dólares o incluso en los 45,7 dólares en los que cerró el pasado viernes (hablamos en ambos casos de los futuros del WTI) descuenta expectativas de deflación global que muy probablemente son exageradas.

En este sentido, nuestra opinión es que el precio del petróleo, que en los últimos meses ha tocado dos veces el entorno de los 40 dólares barril, se estabilizará más bien en niveles de 60 dólares barril en los próximos meses, y, desde esta perspectiva, seguimos manteniendo la opinión de nuestro Gráfico semanal del pasado 13 de julio de 2015, de que por debajo de 50 dólares barril conviene incrementar posiciones, ya sea directamente por la vía de los derivados (futuros u opciones call) o ya sea por la vía, que nos gusta más, de la compra de acciones de petroleras, como Repsol, que han caído mucho.

Gráfico de los futuros del petróleo (WTI) del 31 de Agosto al 3 de Septiembre

petroleo

Le recordamos que en nuestra web r4.com puede Ud. acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs y ETFs sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar