Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

La semana pasada apostábamos por comprar futuros del VIX y vender futuros del VSTOXX, es decir, comprar volatilidad americana y vender volatilidad europea, pensando que en algún momento deberá cerrarse el hueco abierto entre ambos indicadores de volatilidad, que ha hecho que la volatilidad se pague bastante más cara en el Eurostoxx que en el S&P. Una apuesta que ha funcionado bien en la semana, ya que ha bajado más el VSTOXX que el VIX, y que mantendríamos porque pensamos que la normalización de la política monetaria por la Fed va a generar niveles crecientes de volatilidad en las Bolsas americanas, en tanto que la volatilidad del Eurostoxx podría bajar si finalmente se llega a un acuerdo "in extremis" con Grecia. Acuerdo que si no conlleva las necesarias garantías, y es difícil que las conlleve, no es bueno en sí mismo, pero que las Bolsas europeas recibirían, sin duda, con alivio. También han seguido funcionando bien las opciones put sobre el bund cuya compra propusimos hace dos semanas.

Pero, sin duda, una de las sorpresas de la semana pasada ha sido el rotundo triunfo de Cameron en las elecciones inglesas, un triunfo que hizo que la libra subiese el viernes un 1,38% respecto al dólar, en tanto que el euro bajaba esa misma jornada un 0,6% frente al dólar. La libra se convertía así en una ganadora indirecta de los comicios, al despejarse el temor a un Gobierno de coalición de laboristas y nacionalistas escoceses, que no gustaba en absoluto a los inversores.

La fortaleza del dólar el último año ha hecho que, como se ve en el Gráfico que adjuntamos, tanto la libra como el euro hayan perdido posiciones respecto a la divisa americana. Pero en esa depreciación el euro ha salido peor parado, ya que pierde más del doble que la libra. Los diferentes ciclos de los Bancos Centrales son en parte responsables de esas diferencias. La idea es que la Fed empezará la subida de tipos de interés este año, en principio en septiembre, mientras el BCE está empezando ahora su expansión cuantitativa (QE). Eso ha impulsado y previsiblemente seguirá impulsando al dólar al alza respecto al euro.

En cuanto al Bank of England (la "vieja dama"), su Gobernador, el canadiense Mark Carney, fue uno de los primeros en hablar de subida de tipos, pero lleva ya tiempo lanzando señales de retraso en el movimiento. Nadie sabe si ese retraso tenía que ver con la incertidumbre del resultado electoral y de la evolución de la economía inglesa tras las elecciones, pero si esto fuese así, una vez resuelto el enigma y conocida la continuidad de las políticas económicas bajo el liderazgo de Cameron y de Osborne, lo normal es que la libra recupere terreno. Más aún teniendo en cuenta que todo apunta a un crecimiento diferencial positivo para el Reino Unido respecto a la zona euro.

Seguiríamos, por ello, apostando en favor de la libra respecto al euro, en estos niveles de 1,37 euros por libra, y de 1,54 dólares por libra, tal y como lo hicimos en nuestros Gráficos semanales de 25 de febrero de 2013 y de 16 de junio de 2014.

En el siguiente gráfico se muestra la evolución del Eur/Usd (azul) y del Gbp/Usd (rojo)

eurusd gbpusd

Le recordamos que en nuestra web r4.com puede Ud. acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs y ETFs sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar