Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

La idea de nuestros dos últimos gráficos de ser cautelosos tanto con el Dax como con el Nikkei, a la vista de la subida vertical de ambos índices de las últimas semanas, muy basada, a nuestro juicio, en las actuaciones del BCE y del Banco de Japón, no acaba de funcionar bien, ya que los inversores siguen comprando ambos índices bajo la convicción de que los banqueros centrales harán todo lo necesario (whatever it takes) para que las Bolsas sigan subiendo. Convicción que por el momento se demuestra acertada. Bajo esta premisa lo que hay que hacer es simplemente comprar el Dax y el Nikkei y esperar a recoger los frutos, algo que, sin embargo, nos cuesta recomendar en esta sección, ya que no somos amigos de comprar tras fuertes subidas.

Pero es obvio que los Bancos Centrales van a persistir en sus políticas de liquidez y tipos cero, y una muestra más de ello la hemos tenido la semana pasada tras la esperada reunión de la Fed, que se suponía iba a ser preparatoria del inicio de la subida de tipos de interés en junio.

Ciertamente la Fed eliminó de su comunicado la alusión a que iba a ser “paciente” a la hora de subir tipos, pero, justo a continuación, en la rueda de prensa, Janet Yellen quiso dejar muy claro, y lo dejó, que la Fed no normalizará tipos hasta que no esté convencida de que la economía norteamericana despega, y a la vez dijo que por ahora lo que se ven son signos de debilidad en este primer trimestre de 2015.

Las consecuencias del mensaje de Yellen son claras en el gráfico que adjuntamos, que recoge, de forma comparativa, los movimientos del dólar contra el euro y del oro en las últimas cinco sesiones. Como se aprecia en el gráfico, el dólar empieza la semana en máximos de los últimos años respecto al euro, pero nada más hablar Yellen el miércoles el dólar se deprecia de forma súbita desde 1,05 hasta 1,10 dólares por euro. A la vez el oro sube fuertemente ante la perspectiva de que la Fed no vaya a realizar la esperada y prometida normalización de la política monetaria este año.

Las dos sesiones siguientes, el jueves y el viernes, el dólar vuelva a las subidas, hasta los niveles de 1,08 a los que cerró el viernes, y lo curioso es que el oro sube con el dólar, rompiendo la pauta que viene manteniendo de subir cuando baja el dólar y viceversa.

¿Cómo interpretar todo esto?

Una posible explicación, en clave de guerra de divisas, es que EE.UU. no está dispuesto a que la subida del dólar perjudique más a sus empresas y a su economía, y que, por tanto, la Fed toma como misión evitar subidas adicionales del dólar. Otra explicación es, simplemente, que los Bancos Centrales están empezando a perder el control de sus movimientos.

Sea como fuere, nuestra conclusión es sencilla: mejor comprar oro que comprar divisas, sean las que fueren, sujetas a las actuaciones (algunos podrían decir que a la “manipulación”) de los Bancos Centrales. O bien comprar monedas “serias” como el franco suizo, cuyo Banco Central, el Swiss National Bank (SNB) daba esta pasada semana otra muestra de sensatez al situar los tipos de interés de referencia en cero, en lugar de en negativo, como le pedían los siempre ávidos inversores especulativos.

Y otra conclusión, en la guerra de divisas, que nadie sabe muy bien cómo terminará, todos juegan sus bazas y, como dice Bill Gross, al final el mundo no puede devaluarse a sí mismo.

Como ya hemos dicho en varios Gráficos semanales (ver entre otros los Gráficos de 14 de octubre y de 16 de diciembre de 2013, el de 9 de junio de 2014 y el de 8 de septiembre de 2014), pensamos que el BCE, esclavizado por su “whatever it takes”, tendrá que seguir adoptando medidas monetarias expansivas para sostener a una zona euro que roza la deflación.

Por ello, seguimos apostando por el dólar frente al euro, pensando que a medio plazo veremos la paridad, y seguimos pensando que ante tanta intervención de los banqueros centrales es prudente tener una posición en oro, para cubrir posibles “cisnes negros”.

Le recordamos que en nuestra web r4.com puede Ud. acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs y ETFs sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

Gráfico del Euro/Dólar y del Oro las cinco últimas sesiones

Eurusd oro

  1. #1
    Pelos sr

    No sé si interpreto bien el Post, por tanto hago una pregunta que puede ser tonta (o sencilla y complicada a la vez) : ¿Vosotros creeis que la FED , a corto plazo, va a actuar activamente para que el Euro-Dolar no llegue a la paridad?? o lo va a dejar flucutuar en mercado, siguendo su "estrategia preestablecida y sólo influenciada por los datos de USA"?
    Hay "agoreros" que preveen , mientras dure la QE Europea, que podría alcanzarse el 0.80 (no me lo creo). ¿de verdad no actuaría la FED? ¿con un dolar tan potente, USA no tendría problemas?
    quizá me esté haciendo un lío yo sólo.
    S2

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar