¿Un seguro de vida es para todo el mundo?

Tras el seguro de coche y el seguro de decesos, el seguro de vida es el tercer seguro más contratado en España, y no debería ser para menos.

Aunque en algunas ocasiones podemos pensar que el seguro de vida es algo totalmente secundario o que por no tener constancia de él en nuestro día a día, no es necesario. Si lo comparamos con los seguros de coches o el seguro de hogar, es cierto que en el seguro de vida no somos conscientes de que estamos protegiendo lo que más queremos, a nuestra familia, ya que cuando se vuelve imprescindible, es cuando fallecemos.

seguro de vida

 

En ocasiones también podemos llegar a pensar que se trata de un seguro para grandes fortunas que son realmente caros ya que se asegura un gran capital en caso de que se produzca la contingencia.Pero esto no es cierto. La realidad es que actualmente podemos encontrar todo tipo de seguros de vida en el mercado: muy básicos, más completos, con coberturas adicionales, más caros, más económicos, seguros para toda la familia, etc.

¿Coberturas en el seguro de vida?

Prácticamente todos los seguros de vida suelen tener las mismas coberturas, aunque en ocasiones algunos seguros ofrecen una ampliación de las mismas (lo veremos en el siguiente artículo). De hecho, existen algunos seguros de vida como los de Zurich, que permiten crear un seguro a tu medida, dependiendo de cuáles sean tus necesidades y las de los tuyos.

Las coberturas básicas del seguro de vida son:

  • Fallecimiento por causa natural
  • Fallecimiento por accidente
  • Fallecimiento por enfermedad

Incapacidad permanente, invalidez, o incluso coberturas para multiplicar el capital que recibirán los familiares en caso de, por ejemplo, un accidente de coche.En ocasiones los seguros de vida incluyen coberturas como en caso de, por ejemplo, un accidente de circulación.

 
Comparamos entre cientos de seguros de vida para ofrecerte el mejor

¿Por qué contratar un seguro de vida?

El motivo principal para contratar un seguro de vida es que, tras nuestro fallecimiento, nuestros familiares tengan algo más de capital, bien con un pago único, bien a modo de pensión para poder seguir, durante un tiempo, con el mismo nivel de vida y sin problemas económicos. Según la situación de cada asegurado la finalidad de contratar un seguro de vida puede variar.

Por ejemplo:

  • Si tenemos entre 35 y 50 años y tenemos hijos, nuestra principal preocupación es que nuestra familia quede protegida y no se encuentren con un sueldo menos en la unidad familiar tras nuestro fallecimiento.
  • Si tenemos una hipoteca o un préstamo personal de gran cantidad, nuestra preocupación es que nuestra deuda quede saldada tras nuestro fallecimiento, de forma que nuestros familiares no se tengan que hacer cargo de la misma.
  • Si somos autónomos lo que nos preocupa en gran medida es qué pasaría si sufrimos un accidente y no podemos ejercer nuestra profesión, ya que en este caso no tendríamos ingresos.
  • Lo mismo sucede si trabajamos por cuenta ajena y sufrimos una invalidez absoluta y permanente.

Como vemos, los motivos de contratar un seguro de vida pueden ser muy diversos, pero lo que está claro es que un seguro de vida puede facilitar mucho las cosas, para nosotros en caso de sufrir una invalidez absoluta y permanente o, para nuestra familia, en caso de fallecimiento.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar