Rankia España
blog Mejores seguros
Los mejores seguros de coche, motos, vida y hogar

Los accidentes más frecuentes que cubre el seguro de hogar

Cuando nos compramos una vivienda, una de las primeras cosas que debemos hacer es contratar un seguro de hogar. Para hacer la contratación más sencilla, la gran mayoría de las compañías de seguros ofrecen pólizas multirriesgo de hogar, que cubren los imprevistos que puedan ocurrir en nuestra vivienda, además de los graves deterioros que se puedan originar como consecuencia de los mismos. En este artículo vamos a contarte cuáles son los accidentes y daños más frecuentes y que suelen estar cubiertos por los seguros de hogar.

Cuáles son los accidentes más frecuentes que cubre el seguro de hogar
 

 

Accidentes en el hogar

Cuando ocurre un siniestro en nuestra vivienda, más allá del disgusto que pueda provocarnos, nos tenemos que preguntar si nuestro seguro del hogar se va a hacer cargo del mismo. En caso de que dudas, deberíamos consultar nuestra póliza o llamar a la asegura directamente y que sea ella quien resuelva nuestras preguntas. Existen algunos seguros que pueden llegar a cubrir incluso sucesos que se acontezcan fuera de la vivienda, como por ejemplo un robo en la calle. A continuación, vamos a comentar cuáles son los siniestros más frecuentes que se producen en el hogar.

Daños por agua

Este es uno de los principales incidentes que se producen en el hogar: los daños causados por agua. Cañerías rotas, fugas, lavabos atascados... Por ello, debemos conocer hasta dónde nos cubriría nuestro seguro, ya que lo más común son los desperfectos en la propia vivienda o las humedades provocadas a terceros, así como los daños causados por lluvias abundantes. Lo más habitual es que si los daños son causados por una avería, el seguro lo cubra. Deberás tener en cuenta que no todos los seguros cubren estos daños ilimitadamente, ya que muchos establecen un límite de cobertura.

Daños por roturas de cristales

Las aseguradoras suelen detallar cuáles son los cristales cubiertos: puertas, ventanas, vitrocerámica... En caso de siniestro suelen establecer dos tipos de límites, como son:

  • Por siniestro, que puede incluir la rotura de uno o varios cristales.
    • Por ejemplo. Nuestro seguro cubre siniestros por 2.000€, se nos rompen unos cristales en casa y la reparación/reposición de los mismos supone 2.500€, pues la diferencia la deberá abonar el asegurado, ya que la compañía solo cubrirá los primeros 2.000€
  • Por una cuantía determinada. En este caso, se estipulará un importe máximo para cada pieza que se rompa, si la pieza en cuestión tiene un valor superior al determinado, será el asegurado el que deba poner la diferencia.

Daños eléctricos

Entre los casos más habituales de daños eléctricos podemos encontrar subidas de tensión, cortocircuitos o un aparato que se sobrecarga. El daño eléctrico supone los desperfectos, pérdidas de información o caducidad de elementos en el hogar ocasionados por una bajada o subida de tensión, un cortocircuito o una avería eléctrica. Sele cubrir tanto contenido, que puede ser el aparato estropeado en cuestión, como continente, instalación eléctrica estropeada.

Algunos seguros condicionan la cobertura de electrodomésticos poniéndoles un límite de edad, que suele rondar los 10 años. Si el electrodoméstico que ha causado el daño tiene más de X años, el seguro no ejercerá la cobertura.

Daños por robo

Dependiendo de la póliza que tengamos contratada, el seguro podrá cubrirnos continente y/o contenido, robo y/o hurto. Suele cubrir los daños causados durante el robo n el domicilio y la mayoría de pólizas cubren el continente pero no siempre cubren el contenido.

Por ejemplo, en el caso de que nos roben joyas, existen muchas variantes de coberturas como:

  • Las joyas solo están cubiertas en el caso de que estuvieran en una caja fuerte
  • Las joyas quedan cubiertas hasta un importe máximo
  • Las joyas no entran dentro de la cobertura, por lo tanto no están cubiertas

Los atracos fuera de la vivienda asegurada también suelen estar cubiertos por el seguro, pero deberás tener en cuenta que diferencian entre hurto y robo, y muchas veces no cubren el robo de dinero.

Daños por fenómenos atmosféricos

Se recomienda que las pólizas cubran tanto los daños causados por la lluvia como por el viento. Las aseguradoras suelen imponer los siguientes límites para esta cobertura, si no se sobrepasan: en caso del viento, debe superar los 96 km/h, aunque algunas aseguradoras fijan su límite en 80 km/h. Con respecto a la lluvia, la mayoría de aseguradoras establecen un mínimo de litros por metro cuadrado, que debe ser superado en caso de desperfecto para que se aplique la cobertura. Este mínimo suele ser e 40 litros por metro cuadrado. Los daños causados por otros fenómenos meteorológicos suelen quedar fuera de las coberturas.

Comparamos entre cientos de seguros de hogar para ofrecerte el mejor.

  • Daños por incendio
  • Daños por agua
  • Rotura de cristales
  • ...
 

Al igual que con otros daños, debe diferenciarse entre coberturas de continente y de contenido. El continente incluirá los daños producidos al edificio como pueden ser:

  • Estructura, paredes ventanas y puertas
  • Instalaciones fijas, climatización, agua, calefacción, electricidad etc
  • Elementos fijos como calderas, enchufes, grifos, radiadores etc.
  • Otros elementos fijos de decoración, como toldos, moquetas etc.

Mientras que el contenido incluye la reparación o reposición de bienes dentro del hogar: camas, sillas, ropa, lámparas, muebles...

Daños por incendios

El seguro de incendios es el único seguro obligatorio para toda la propiedad inmobiliaria que se encuentre hipotecada. Las aseguradoras suelen cubrir la gran mayoría de los orígenes de fuego como son:

  • La instalación de gas defectuosa.
  • Explosión de una bombona.
  • Sobretensión de la red eléctrica.
  • Estufa mal colocada.
  • Cigarrillo mal apagado.
  • Sartén olvidada en el fuego.
  • Cortocircuito. 
  • Combustión de un electrodoméstico.

Daños de responsabilidad civil

Estos son los daños que causemos a terceros, como accidentes domésticos. Por ejemplo, si una persona sufre un accidente dentro de tu casa la compañía lo cubrirá, aunque, como ya hemos mencionado, suelen establecer límites. Esta cobertura, también suele incluir la defensa jurídica, por si alguien sufre un accidente en tu casa y decide demandarte

Debemos recordar que las coberturas mencionadas con anterioridad variarán de un seguro a otro y de la cantidad pactada en la póliza del continente y del contenido. La oferta de los seguros de hogar de las aseguradoras pueden ser muy similares, pero insistimos en prestar especial atención a las condiciones convenidas, pues en función de estas cuantías podrán indemnizarnos o no por determinados elementos de nuestra vivienda. Cada casa y cada circunstancia requiere de un tipo de seguro de hogar. Para acertar con la elección es necesario saber qué coberturas estamos contratando.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar