Vodafone y Orange negocian su plan de fibra óptica

Vodafone y Orange se reúnen para crear un plan conjunto de inversión en fibra óptica. Ambos operadores revisarán las zonas geográficas en las que buscan desplegar sus redes de fibra óptica, debido al interés de Vodafone de reforzar las lagunas existentes de Ono en grandes zonas como Madrid y Barcelona.

vodafone y orange

 

Este plan nace una vez firmada la compra de Ono por parte de Vodafone por un importe de 7.200 millones de euros. Sin embargo, Antonio Coimbra, ejecutivo de la compañía limitó las intenciones inversoras a las condiciones firmadas en el acuerdo con Orange.

Vodafone cumplirá con su compromiso de alcanzar los 1.5 millones de hogares en septiembre de 2015. Pero no se excederá en estos planes como se dio a entender en el plan conjunto con Orange. Coimbra indicó que su superbanda ancha fija llegará a 10 millones de hogares; más de 7 millones procedentes de Ono y 3 millones del acuerdo compartido con Orange.

Vodafone exprimirá esta oportunidad para centrar su negocio en las empresas aprovechando la fibra de Ono. La compra de la compañía de cable ofrece multitud de sinergias al grupo de telecomunicaciones británico, pero entre todas las nuevas oportunidades sobresale el segmento corporativo.

Gracias a la fibra óptica de Ono, la compañía de telecomunicaciones podrá controlar de inicio a fin todos los procesos del servicio para las empresas, algo a lo que no podía aspirar de forma universal con su ADSL.

El negocio de pymes en Ono ya apuntaba maneras el pasado año en el que registró un crecimiento interanual del 54,3%, con 355.000 servicios contratados al cierre de 2013.

vodafone y ono

Las multiples características de Vodafone y su numerosa plantilla le permite introducirse en el segmento de las empresas, en este sector el margen de crecimiento es elevado dado los niveles de los que parte tanto Ono como Vodafone. Según datos del sector, alrededor de un tercio de los clientes de Vodafone España proceden de empresas.

Por su parte, Ono convoca nueva junta extraordinaria de accionistas con el fin de suspender su salida a bolsa, tras el acuerdo firmado con Vodafone para su compra.

Este retorceso se debe en gran medida a que el pasado lunes Vodafone anunciase el acuerdo para la compra de Ono por 7.200 millones de euros en efectivo, incluidos los 3.341 millones de euros de deuda del operador de cable español.

Para Vodafone esta es su tercera adquisición de banda ancha en Europa en los últimos dos años, mientras, la compañía busca mejorar sus redes e impulsar su negocio europeo tras la venta de su división estadounidense por 130.000 millones de dólares.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar