¿Cuánto ganamos con un depósito al 1%, 2% o 3% TAE?

4

Muchas veces a la hora de buscar un depósito nos fijamos en la rentabilidad que ofrece, pero ¿sabemos realmente cuánto nos van a pagar o cuál es la rentabilidad real? A la hora de comparar entre varios depósitos debemos fijarnos en la TAE, ya que se trata de una tasa equivalente que nos permite comparar de forma clara entre dos productos con características diferentes. También es importante saber cuánto vamos a ganar con un depósito, que es lo que veremos a continuación. 


¿Cuánto ganamos con un depósito?

 

¿Cuánto ganamos con un depósito al 1%, al 2% y al 3% TAE? 

A la hora de calcular los intereses que nos generan los depósitos hay que fijarse en varios aspectos: la liquidación del pago y saber qué utilizar para calcularlos, si la TAE o la TIN. Normalmente en los depósitos la TAE y el TIN coincidirán de normal, ya que la TAE incluye los gastos y comisiones y son pocos los depósitos que las tienen. 

Veamos un ejemplo teórico de lo que podríamos obtener con un depósito a 12 meses al 1%, 2% y 3% TAE con tres importes distintos: 10.000€, 50.000€ y 100.000€. 

Tipo de interés Importe Intereses brutos
1% TAE 10.000€ 100€
50.000€ 500€
100.000€ 1.000€

 

Tipo de interés Importe Intereses brutos
2% TAE 10.000€ 200€
50.000€ 1.000€
100.000€ 2.000

 

Tipo de interés Importe Intereses brutos
3% TAE 10.000€ 300€
50.000€ 1.500€
100.000€ 3.000€

 

Como hemos comentado, el tipo de liquidación influirá en los intereses que se generen. Podemos encontrar distintos tipos de liquidación: 

  • Liquidación por adelantado: el banco nos adelanta los intereses que se vayan a generar durante todo el plazo. Tiene la ventaja de que podemos invertir en otro producto los intereses y obtener mayor rentabilidad, pero como punto negativo, en el caso de cancelar el depósito de forma anticipada, habría que devolver la parte correspondiente. 
     
  • Liquidación periódica: en este caso, la entidad nos deposita de forma periódica (mensual, trimestral o semestral) los intereses. Como ventaja tiene la posibilidad de ir reinvirtiendo los intereses generados y, de esta forma, aumentaría el capital y por tanto, los intereses que se obtengan. 
     
  • Liquidación al vencimiento: es el supuesto más común. Para cobrar los intereses hay que esperar al vencimiento del depósito. 

Veamos con un ejemplo real, cuánto obtendríamos con un depósito tipo a 12, 36  y 60 meses con los importes que hemos utilizado en el ejemplo anterior: 10.000€, 50.000€ y 100.000€. Utilizaremos el Depósito Facto que tiene una rentabilidad a 12 meses del 0,75% TAE, un 0,90% TAE a 36 meses y un 1,25% TAE a 60 meses. Depósito Facto tiene liquidación de intereses de forma trimestral, que se depositan en la Cuenta Facto, una cuenta remunerada al 0,20% TAE. 
 

Depósito a 12 meses
Importe Intereses trimestrales Intereses brutos finales
10.000€ 18,75€ 75€
50.000€ 375€ 375€
100.000€ 750€ 750€

 

Depósito a 36 meses
Importe Intereses trimestrales Intereses brutos finales
10.000€ 22,50€ 270€
50.000€ 112,50€ 1.350€
100.000€ 225€ 2.700€

 

Depósito a 60 meses
Importe Intereses trimestrales Intereses brutos finales
10.000€ 31,25€ 625€
50.000€ 156,25€ 3.125€
100.000€ 312,50€ 6.250€

 

¿Os fijáis solo en la rentabilidad a la hora de elegir un depósito?

  1. #4
    31/03/18 10:35

    Gracias por el artículo. Ademas de la rentabilidad creo que tambien son importantes las condiciones de cancelacion y si hay penalizaciones por ello

  2. #3
    28/03/18 17:29

    muy bueno el post,ahora lo que hace falta es que vuelvan a existir los depósitos al 2 o al 3% TAE.

  3. #2
    28/03/18 13:05

    Respondiendo a la pregunta que se plantea al final, yo me fijo además de en la rentabilidad, en que la operativa del banco sea fiable y segura. Es algo esencial que su web funcione, que no haya errores en transferencias ni en el cálculo de intereses, y que tenga un servicio de atención al cliente aceptable.

  4. #1
    27/03/18 17:30

    Muy buen post

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar