Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
15 recomendaciones

Buenas a todos hoy comenzamos la andadura del blog del Loco del Dividendo y vamos a comenzar con un tema algo polémico en esta España mía.

Hoy día nos encontramos con que hay mucha gente que empieza a huir de las famosas catorce pagas que siempre han sido tradición en España y si su empresa le da la opción siempre que pueda lo elegirá.

Cuando alguien toma esa decisión y lo comenta entre sus amigos, familiares y compañeros de trabajo recibe los siguientes comentarios: "qué más da si lo vas a cobrar igual", "uff, con lo bien que sienta el ingreso en navidades", "yo no sé cómo haces eso si yo lo hiciera no tendría para las vacaciones".

Aunque parezca mentira no voy a defender en este post las doce pagas, bueno un poco sí, pero es una excusa para hablar del ahorro. Dejándolo claro las defiendo si eres inversor, que no ahorrador, ojo. Odio el termino ahorrador; como si ahorrar fuera un merito grandioso, es simplemente no gastar tanto...

 

Entrando en materia, si alguien está en el mundillo de la inversión a largo plazo, e incluso los del medio plazo, uno se encuentra que en la mayoría de blogs y foros puede leer mil formas de ahorrar: "el método de los 30 días", "el método kakebo", "el método de las seis cuentas". Sinceramente, me parecen una chorrada, ya dije que empezaba polémico. Si alguien decide meterse en el mundillo de la inversión a largo plazo es por dos razones: o ha cogido mucho dinero de repente, o tiene una gran capacidad de ahorro.

A los primeros que no tienen lo segundo, no se preocupen sobre que van a hacer con el dinero. En un par de años lo habrán malgastado y se les habrá acabado ese dichoso problema que no les deja dormir. A los del segundo grupo no hay que explicarles nada del ahorro, ya saben que ahorrar es gastar menos.

 

Entiendo que muchos estaréis viéndome algo “imbécil” como si no se pudiera aprender ahorrar, bueno obviamente esto es una opinión personal como la mayoría de artículos al respecto lo único cierto es la ciencia e incluso a veces hay diferentes corrientes de opinión. Cuando alguien necesita obligarse ahorrar, cuando necesita apartar parte de su dinero para no gastarlo, como si fuera un gasto y requiere una obligación por su parte, algo así como un sacrificio, no solo no le recomiendo no meterse en la inversión (y menos en la de largo plazo, que es la que vamos a hablar en este blog), sino tampoco ahorrar. No haga cosas que le hagan infeliz solo porque estén de moda o suenen bien. Si a usted no le gusta ahorrar, no ahorre, esto no es sobrepeso.

Si necesita las famosas catorce pagas para poder tener dinero en verano, no es algo malo, usted es así, y usted sabe quién es. Obligándose a separar una cantidad de dinero al mes no será feliz y esta vida es muy corta. Gaste, sea feliz y deje estos asuntos a los que con el mismo sueldo que usted, gastamos mucho menos.

Entiendo que si está leyendo esto y no me ha mandado ya a la mierda es porque no le vale lo que le estoy diciendo, usted sabe que es un manirroto o ya ahorra bastante pero quiere seguir leyendo a ver donde acaba todo esto. Pues bien, si de verdad quieres ahorrar, el mejor truco es no necesitar.

 

Hubo un tiempo que, por azares del destino, acabé compartiendo piso con una millonaria excéntrica (quizás algún día hable detenidamente de aquello). ¿Qué necesidad tenía esa mujer de alquilar una habitación?, ella decía que si vives solo te salen manías. Un personaje a estudiar en otro momento. Pero entrando en el tema que nos atañe, ella en una las múltiples conversaciones que solíamos tener, (nos gustaba mucho filosofar a los dos, ella era budista y yo soy algo excéntrico también para que nos vamos a engañar), me dijo algo que tengo grabado a fuego y que nunca se me va a olvidar:

 

-Loco del Dividendo, yo no sé si sabes el dinero que tengo o te lo imaginas.

-Si bueno, me hago una idea.

-No, no te la haces, la cantidad que pienses, pues... es mucho mayor.-Cuando me dijo eso, y más sin venir a cuento ya que estábamos hablando de otras cosas, pensé que, simplemente, quería vacilarme.

-Sí, si bueno es que eres rica.-Cuando dije eso, ella soltó una carcajada.

-No, no soy rica. Rico es que el que no tiene que trabajar. Si alguien madruga, no es rico.

-Pero si tienes millones de euros lo eres, ¿no?.

-No, rica sería si con eso me bastase y pudiera dejar de trabajar, pero no me vale. Tengo demasiados...-Aquí hizo una pausa pensativa mientras miraba por la ventana de su piso doble en el barrio salamanca.- hobbies caros...

-La verdad es que si yo tuviera tu dinero, no trabajaría...

-Eso piensa la gente pero cuando lo tiene, sigues gastando.

 

Lo que pienso ahora sobre eso es que "la gente" de la que hablaba eran los de catorce pagas. Personas que si ganan mil euros o ganan dos mil euros, ahorrarían lo mismo...

-Ella me insistió que ella admiraba a los que no necesitaban tanto, porque ahí estaba la verdadera riqueza y que para ella era un sueño inalcanzable, era incapaz de no “necesitar”.

 

0 euros.


 

Si tienes la necesidad de viajar cada dos por tres por el mundo, salir todos los fines de semana, comer siempre que puedes fuera, comprarte decenas de videojuegos al mes, quizás no estás hecho para el ahorro, porque para ti ahorrar es un sacrificio. Ahora, si eres de esas personas que se lo pasa igual de bien en un plan tranquilo que en uno digamos más "excitante", estas en otra onda.

A lo mejor estas hecho para el ahorro, pero lo que uno debe ser, es feliz y debe luchar por serlo y si con 3000 euros siendo feliz solo eres capaz de ahorrar 200 euros, esa es tu capacidad de ahorro. A lo mejor hay alguien que no necesita vivir en una mansión, es feliz en un piso y ganando 1500 es capaz de ahorrar 500 y es igual de feliz que el otro.

Lo importante no es tener el mayor porcentaje de ahorro, lo importante es ser feliz y no basar tu vida en el consumismo absurdo, en el tener por tener. Compra lo que necesites y te apetezca, no te prives de aquello cuya ausencia te haría más desgraciado y así serás feliz. En estos asuntos, cada uno tiene su baremo. Hay quien no lo tiene y cuanto más dinero tiene, más gasta.

Si no eres así, cobrar en doce pagas lo preferirás porque ese dinero no lo gastaras, sino que te servirá para anticipar las vacaciones y pagarlas más baratas, invertir en bolsa, o mil cosas. Cuando eliges catorce pagas no estás haciendo otra cosa que darle el dinero a tu empresa para que te lo guarde al 0% de interés. Pero es que a lo mejor es lo que necesitas porque con el dinero en la cuenta, al final, lo perderías en tonterías y no tendrías verano ni navidades.

Cada uno debe ser feliz y no buscar mil formas de ahorro. Si el dinero te quema en la mano todas esas técnicas simplemente te harán un desgraciado.

El mejor ahorro es que haciendo una vida normal, sin hacer ningún sobresfuerzo, al final de mes tengas x cantidad sobrante y que para ti sea lo normal y habitual.


 

Insisto el mejor truco es no necesitar como bien decía mi ex compañera de piso. Si siempre queremos más, ni aunque ganemos millones de euros nos valdría la técnica del kakebo, ni la de guardar las monedas en una hucha ni la de las 63 semanas ni la de las 49 meses... (si, las últimas son inventadas, pretendía ser sarcástico).

Pensad que la mayoría no quiere ser millonario, quiere gastarse un millón de euros y eso es muy diferente de ser millonario.

 

Y con este primer artículo os dejo la reflexión.

 

¿Buscáis riquezas o buscáis ser ricos?

  1. en respuesta a jgonzalezmoro
    #22
    Locodeldividendo

    Totalmente de acuerdo, sino es imposible salir de la carrera de la rata, cuanto más tenemos más queremos y entramos en una dinámica peligrosa.

  2. #21
    jgonzalezmoro

    Rico y millonario no es el que mas tiene, sino el que menos necesita. Eso de dice mi amigo Juanma, que tiene bastante razon, al menos en este caso.

    2 recomendaciones
15 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar