La cama

10

LA CAMA

02-04-11

 

Más o menos nacemos en una cama, y también morimos en ella.

La cama es el vientre materno, pero con sábanas, colchón y almohada. Sábanas han de ser de algodón, que las de seda son propias de putas o de horteras. Edredones como único arropo, también son aceptables, sobre todo si uno vive en la dorada y adorada Munich, y está nevando. Calentitos y cómodos, los edredones. Acompañados de una dulce muniquesa (ojo, pija y con las piernas depiladas), mejor.

De jóvenes pensábamos que dormir era una pérdida de tiempo. Saber eso de que pasamos durmiendo un tercio de nuestras vidas, da como miedo, o al menos da sueño.

Y ahora han descubierto que dormir bien es salud. No sólo uno tiene mejor aspecto y se levanta con mejor humor, sino que además vive más tiempo y el sueño es imprescindible para que nuestro cerebro se reinicie todas las noches, ordene y procese todas las experiencias del día y se alivie con ese misterio incontrolado que es soñar.

Dormir bien es casi un arte, o al menos un oficio.

Por ejemplo, no conviene acostarse empalmado, por lo que pueda ocurrir después. Si uno está soltero, porque está solo. Y si uno está casado, como si  estuviera solo, o peor aún, mal acompañado, que en eso consiste estar casado, más o menos.

No conviene tomar café ni excitantes antes de acostarse. Al menos eso dicen. Hombre, un gin tonic no creemos que sea un excitante. Es más bien un gin tonificante, un tónico. Este juego de palabras es demasiado obvio para nuestro  casi ilimitante talento, pero nos da igual. Uno no puede estar siempre a su misma altura. Servidumbres que tiene uno, al escribir a veces (muy a veces), a tal nivel.

La cama es nuestro cobijo ante las miserias de la vida.

Da igual como haya ido el día, pero siempre tenemos una cama en la que acostarnos y pensarnos.

De vez en cuando hay que pensarse un poco, como hacían los filósofos clásicos. Muchos no se piensan ni una sola vez en su vida, y se acaban muriendo igual de gilipollas que nacieron.

Resulta que una persona normal (también hay anormales), en durmiendo, se cambia de posición unas setenta veces por noche. Y por qué es esto? Pues porque el cuerpo es sabio, y así evitamos que alguna parte del cuerpo se adormezca o le falte la circulación.

En el verano del 2006 nos invitaron a la final del Mundial del fútbol en Berlín. Veníamos de USA y padecíamos un horroroso jet lag o como se diga. Pues para poder dormir (por cierto, el hotel era una mierda y a EUR 600 la noche!. Cómo abusa la peña), decidimos tomarnos unos cuantos gin tonics y una pastilla para dormir que nos dieron. Horrorosa combinación, ya que caímos en tal letargo que no nos movimos ni una sola vez de esas setenta. Consecuencia: nos dolió una costilla (como la de Adán) varios días.

Nosotros solemos dormir de lado, en posición fetal, o boca arriba. Jamás dormimos boca abajo. No sabemos cómo hay mujeres que pueden dormir boca abajo. Y las tetas qué? No les duelen luego? No se les quedan aplastadas y más feas?

Sobre todo en invierno, y ya que no ponemos la calefacción por la noche debido a la trola esa del no cambio no climático, nos encanta arrebujarnos (precioso verbo). Nos encogemos en posición fetal y soñamos cosas bonitas para poder arbitrar el sueño cuanto antes.

Nos sentimos niños y protegidos por nuestra madre la cama, que nunca nos falla y siempre está ahí. Otra cosa es hacer la cama, que eso no nos gusta y nos aburre y nos la hacen, faltaría más. No nos gustan ni los trabajos manuales ni las labores domésticas.

La cama es como una cueva, como una vagina: acogente y acogedora.

Al final morimos en una cama. Pero también vivimos y soñamos en ella.

La cama, o cuando uno deja de ser lo que es, y es por fin lo que siempre soñó. 

  1. en respuesta a Elfester
    -
    #10
    16/04/11 02:10

    Grácias a que internet es una enciclopedia un tanto volante, un tanto vivíente... Ya he sabido que escribí mal lo de reencarnarme. Quería decir reencamarme.Lo he buscado en una enciclopedia.
    Gustosísimo. Mas veces. Quizas dos... No estoy para ciertos trotes.
    Y es que la vida, se supone que es real. Y los sueños, sueños son. Me gusta esa frase.
    No si, la tabarra la suelo dar. ¡ Pobres alumnos!.
    Y eso que era el que menos la daba. Se dormían.
    Para postre, Morfeo. Un alumno muy quietecillo, muy calladito. Pero cuando habla...
    Una vez me hizo dormir en clase, mientras leía el diario... Y cuando mis ronquidos me despertaron, y alguna que otra tiza. Me levanté y dije con aires de autoridad. " No, no estava dormint, estava meditant!
    Bona nit.
    Enric

  2. en respuesta a Elfester
    -
    #9
    15/04/11 04:15

    Cóm estéu?.
    Lo de mi vecino es broma. Soy un tanto surrealista.
    Mi ex decía, que ya es decir..." A Enric hi ha que entendre-lo".
    Pero ya puestos... Hay una palabra relacionada con el tema que me gustaría hacer y es encamarme.
    Es como una especie de reencarnarme.
    Encamarme... Con una persona interesante. Ya la tengo. Es maravillosa.Espero ser maravilloso...
    Reencarnarme. No es compartida por muchas personas, claro. Lo de ser un árbol, no se, y eso que soy algo ecologísta.
    Pero bueno, no hablo de religión... Me caen muy bien. Son unas bellísimas personas.
    Reencarnarme, me refiero a haberme pegado varias tortas, leches ( mas madrileño) y ya estoy hablando de gastronomía...O sopa de ajo...Ajo y agua...
    Sino de saber reencarnarse en el amor. En no tirar la toalla, jamás.
    En nada. En el amor, en la vida.
    Soy profesor, os doy la tabarra en ocasiones. Es un defecto profesional.
    Ho senc molt.
    Enric

  3. #8
    13/04/11 00:21

    La cama es uno de los inventos que no se ha dicho. Que si la rueda, que si el teléfono...¡ Que aburridos!. La cama eso sí...
    La cama es genial. Tan suave, tan blanda... Tan de soporte para acaloramientos sexuales.¿ Qué estaba diciendo?. ¡ Ah sí!. Da calor la cama, las mantas...
    Dicen que hay que acostarse antes de las doce, por lo del reloj biológico, o quizás porqué el que lo dijo le encantaba la Cenicienta. ¿ Quién no se ha enamorado de la Cenicienta?. Yo sí. Tan pura, ingénua, bella sin llegar a estar buena porque vestía cástamente. La esclavización por su familia. Tan trabajadora y no protestaba...Luego Él, que no veas,un príncipe, ahí es nada. Se enamora de una humilde chica... Y eso me gusta mas. Hay una frase de García Márquez, que dijo: "Si miras hacia abajo, es para ayudar a una persona". No hay nadie superior a nadie.
    Suelo dormir hacia la parte izquierda,y con gran satisfacción leí que es la posición adecuada para la circulación. Pero mis alegrías se desvanecieron muy pronto cuando los infartos no entienden de política...Da igual ponerse de izquierdas, de derechas, hacia arriba... Bueno, por lo menos la vestida de negro, es demócrata...
    También me fastidia que sea un callo malayo,y un tanto delgada. Si es que las mujeres con las dietas de adelgazamiento, son muy suyas. Debería de estar muy desesperado para decirle: " Vols que et faja l´amor". Prefiero morir dignamente.
    La cama,te levantas un día y al cabo de unos minutos, te duele dónde nos ponen las inyecciones. Es ciática. De pié una hora con dolor. Sentado, ni en broma. Te acuestas, y otra vez, nuestra amada cama nos proteje, nos consuela.
    Me encanta la cama y ahora ya, hasta castamente. Las siestas... Me encantan... Te levantas nuevo. No hace falta ni dormir. En ocasiones piensas cosas absurdas. Vamos mas o menos como durante el día, pero mas acentúadas. Y te relaja, vaya si relaja.
    Qué tingau uns bons somnis.
    Enric

  4. en respuesta a Elfester
    -
    #7
    12/04/11 03:26

    Es increíble.
    Termino de escribir sobre mi perro y me han enviado las fotos de unos cachorros que los van a sacríficar, porque van a cerrar la perrera. Eso me ha dicho.
    Sólo le hablo de perros a Boswell y a vosotros,ahora, claro.
    Estoy rodeado de muy buenas personas. Aman la amistad, la naturaleza...
    Un amigo de un millón de amigos de Roberto Carlos. Eso espero...
    Bona nit.
    Enric

  5. #6
    12/04/11 02:31

    La cama. Buen tema.
    A mi vecino le dije: " Tu mujer es muy graciosa. El otro día me dijo una cosa y por poco me caigo de la cama". Menos mal que se lo tomó a risa...
    Normal. Pero siempre recordaré a mi gran amigo... Una siesta en la playa de Miramar, me despierto preguntando: " Dónde estoy", en verano... Con la baba en mi boca,indígnamente para ser inteligente. Estaba a mi lado, con su ocico a 2 centímetros de mi nariz... Creo que hasta roncaba, ja ja.
    Era mi perro.
    En ocasiones somos románticos con las mujeres... Despertar y verte. Ver la luna juntos...Pero un perro , mudo... Te lo dice todo.En un segundo.
    Me encantan los perros. Son nobles. Dan mas de lo que nosotros les damos. Incluso su vida.
    Este gos era massa per a la carabassa.
    Bona nit.
    Enric

  6. en respuesta a Elfester
    -
    #5
    04/04/11 10:48

    Se me olvidó decirte Boswell, que después de decirme con pelos y señales los maltratos físicos y que estuvo ella a punto de morir asesinada, le perdonó.
    Todos los días tiene que andar 9 Kms. Va diariamente al hospital... Y le perdona.
    Es lo que escribiste sobre el perdón de las personas. Las hace grandes, evidentemente.
    Dice que su marido la quería, que estaba influenciado por su amante.Es curioso, me hace reflexionar eso. ¿ Será una especie de síndrome de Estocolmo?
    Siempre vemos a alguna mujer asesinada en la tele, pobres mujeres. Cuando dicen que tienen miedo.Que horror tener a un pirado detrás.
    Me voy que tengo trabajo.
    Salutacions.

  7. en respuesta a Boswell
    -
    #4
    04/04/11 09:45

    Buenos dias, Boswell

    Tu respuesta quizás sea la más adecuada, pero trantandose de dinero es un riesgo
    en tener poca o una gran cantidad, decir guardar es correcto más la palabra más indicada
    sería esconder.

    Un saludo

  8. en respuesta a Franz
    -
    #3
    04/04/11 08:09

    Hola Franz.

    Ja, ja. Sí, la cama sirve para muchas cosas, también para guardar el dinero.

    Me alegro que te haya gustado la columna.

    Saludos.

  9. #2
    04/04/11 00:31

    La cama. Es un tema para pensar. La siesta no veas, creo que mejor que hacer una paella.De lo otro ya ni me acuerdo. Pero bueno, soy listo y me he leído el Kamasutra. Lo he "desempolvado" todo feliz, o humillado, en el divorcio.
    "Ahora si me lo pasaré pipa", pensé al divorciarnos. No podía hacer nada mas, sino tomármelo con sentido del humor.
    Tengo una amiga de hace unas horas, que se lo pasa mal. Le ponen dos veces morfina. Es terrible.En la cama dice que se encuentra mejor. Malos tratos de su marido, afortunadamente fallecido. Sí. Lo siento, no entraré en el reino de los cielos, pero bueno, le doy mi hombro...Supongo que se equilibrará la maldad de mis pensamientos con la amistad hacia ella.
    Mare muea.
    Podem saber de politica, de futbol... pero en ocasions veus coses molt patètiques i espere estar a la altura de les circumstàncies.Ajudar-se no hi ha més.
    Adéu
    .

  10. #1
    03/04/11 20:49

    Boswell, el artículo de veras me ha gustado y he pensado en aquellos seres humanos que están encamados como también los que les rodean. Por pensar hasta en el dinero que dicen que conservan en el colchón o debajo de él como si fuera una caja fuerte.
    Has expuesto y fortalecido cualquier actitud, verdad es que tienes la de ganar en la cama tiene todas las ventajas que comentas en tu articulo.
    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar